Pitahaya

En cada región del mundo en el que se produce, esta fruta tiene su propia historia. En México se llamó tuna de agua, pero los españoles cambiaron su nombre a pitahaya o pitaya, los asiáticos la renombraron fruta del dragón, aún así, todos estos tienen algo en común, quedaron atrapados por su sabor.

Pitahaya

Tan grande fue el apego por esta fruta de parte de quienes la probaron, especialmente de los asiáticos, que, aunque la pitahaya es originaria de México, son China y Vietnam los más grandes productores, y quienes prácticamente monopolizan su mercado.

Y la demanda sigue creciendo día tras día, a medida que se incrementa el número de personas que se suman a vivir saludablemente. Estos han encontrado como una alternativa deliciosa el consumo de pitahaya para fortalecer su organismo y combatir con destreza el estrés oxidativo.

Sin embargo, aunque ha aumentado su popularidad y también su demanda, esta fruta es desconocida aún por la mayoría, por ello, a continuación se ofrece una revisión acerca de qué es la fruta, cuál es su origen, cuáles son sus variedades, sus propiedades nutricionales y en especial cuales son los beneficios que realmente aporta a la salud su consumo.

¿Qué es pitahaya?

Entre los nombres por los que se conoce esta fruta se encuentran Thanh Long que es el nombre vietnamita, la cual se traduce como fruta dragón y le fue otorgado este nombre porque la planta que la produce suele trepar y entrelazarse sobre los troncos de los árboles, dando la apariencia del cuerpo de un dragón. 

En diferentes zonas de América, incluyendo México Colombia y las Antillas, se le conoce como warakko, yaurero o picazón, además de pitahaya por supuesto. Lo cierto es que botánicamente pertenecen a los géneros Hylocereus y Selenicereus, y ambas pertenecen a la familia de las plantas Cactaceae. Es decir, es una planta que pertenece a la familia de los cactus, muy resistente a las épocas de sequías.

La planta que la produce es un hermoso cactus de tallos largos y triangulares. Sus tentáculos suelen enredarse en los troncos de los árboles que estén próximos a ella para alimentarse de la humedad de sus cortezas, incluso puede alzarse hasta 8 u 10 metros del suelo aunque no penetren ni un solo centímetro sus raíces en la tierra.

Aunque esta planta posee una flor muy hermosa, de aroma embriagante, esta no dura sino unas pocas horas, porque sale por la noche y a medida que el día avanza, el calor del sol la marchita súbitamente. Sin embargo vive lo suficiente como para autofecundarse y para que su polen sea trasladado y fecundar así otras flores y abunde así este tan delicioso fruto.

La forma de la pitahaya es ovoide y mide unos 10 centímetros de largo, por unos 6 centímetros de ancho.

Cuando nace su color es verde y se va tornando amarillo o rojo, dependiendo de la especie, a medida que se va desarrollando y va tomando una piel escamosa la cual es responsable de su nombre, pues pitahaya en haitiano significa literalmente fruta escamosa. 

Esta corteza tiene algunas espinas duras y bastante agudas pero que se desprenden con facilidad, pero de igual forma deben ser retiradas cuidadosamente antes de ser recogido el fruto para evitar los pinchazos de las mismas. Y aunque haya algunos pinchazos, estos valdrán la pena porque la pitahaya es una fruta cuya pulpa es suave y dulce, completamente deliciosa.  

¿Son la pitahaya y la pitaya lo mismo?

Aunque se suelen emplear ambos nombres como sinónimos para la misma fruta, lo cierto es que aunque son frutos similares, las plantas que los producen son distintas. La pitaya por ejemplo proviene del género Stenocereus, la pitahaya por su parte proviene del Hylocereus, esto les otorga cualidades específicas a cada uno. También, es la pitaya la que contiene espinas, la pitahaya no, y el sabor de la pitaya es mucho más dulce, el de la pitahaya es más suave, similar al de un melón.

¿Cómo se consume la pitahaya?

En primer lugar es válido aclarar que la parte comestible de esta fruta es su pulpa, sus semillas también lo son pero hay que masticarlas bien para que el sistema digestivo pueda digerirlas.

Como la mayoría de las frutas, se puede consumir tanto como fruta fresca en trozos como en un batido. Lo que se debe hacer para acceder a la pulpa es cortar la fruta a la mitad y extraer la pulpa con una cuchara. La pitahaya madura se puede pelar sin dificultad alguna, incluso se puede cortar en rebanadas. Hay quienes utilizan la pitahaya para saborizar sus ensaladas, troceados en cubos. 

La pitahaya amarilla en algunos países se utiliza para elaborar helados, mermeladas, dulces, jaleas, refrescos, gelatina y yogurt.

La roja por su parte al ser menos dulce su uso no es tan variado, sin embargo, su color tan llamativo la hace ideal para ser añadida a postres y cócteles exóticos. 

Para escoger una pitahaya perfecta, lo primero a lo que se debe estar atento es al color, pues si se escoge verde es un fruto aún muy inmaduro para ser consumido. Por ello se debe buscar uno que sea de color rojo brillante o amarillo, nunca verde.

Otro aspecto a considerar son las manchas, si tiene demasiadas manchas como si fueran hematomas, esto nos indica que el fruto está demasiado maduro.

Por último, se debe considerar su consistencia, pues, al igual que un kiwi o un aguacate, la misma al estar madura debe ser suave, no blanda. Las mismas deben ser almacenadas en temperaturas no muy altas ni muy bajas, entre los 10 y 12°C es la temperatura ideal, en un ambiente de humedad relativa entre un 80 y 85%.

Origen de la Pitahaya

Las zonas áridas y semiáridas de México son la cuna del origen de esta fruta. Los grupos aborígenes de la Baja California Sur como lo fueron los Guaycuras, Cochimíes y los Pericúes, celebraban un festival en honor a la cosecha de esta fruta hace cientos de años. 

En la actualidad, con la tendencia de recuperar lo ancestral, se celebran algunos festivales que celebraban los nativos, entre esos se encuentra el de la pitahaya, lo que le ha otorgado a esta fruta, mayor atractivo comercial, aumentando así la cantidad de hectáreas de cultivo. 

Dando un paso atrás, con la llegada de la conquista, se descubre la pitahaya en forma silvestre por parte de los españoles en México, Centroamérica, las Antillas y Colombia, cambiando los nombres locales a pitahaya que significaba, como ya se hizo mención, fruta escamosa.

Por ser tan exótica se trasladó para venta en sus expediciones, resultando que el mayor acogimiento se le dió en Asia, especialmente en Vietnam, que es uno de los mayores exportadores pero que suple las vastas demandas de los países asiáticos exportando un poco a los mercados europeos. 

Es posible cosechar la pitahaya en climas tropicales y subtropicales, y se recoge la cosecha en México entre mayo y junio y en Vietnam en octubre.

Variedades de Pitahaya

Básicamente se distinguen en el mercado dos variedades de esta fruta, la pitahaya roja y la pitahaya amarilla.

Pitahaya roja

A su vez, son dos las especies que se distinguen como pitahaya roja: la Hylocereus undatus y la Hylocereus costaricensis. La primera, también conocida como reina de la noche, pitahaya redonda y pitahaya blanca, tiene una piel rosa muy vistosa, pero, en su interior, la pulpa es blanca. La H. costaricensis es la más cultivada en centro américa y son las que más se consiguen en los mercados locales entre los meses de junio y agosto. Se caracteriza por su piel rosa y su pulpa roja.

Del género Stenocereus, que se distingue más bien como pitaya, se distingue una especie denominada thurberi que comúnmente se le conoce como pitaya rosa, pues su cáscara es roja y la pulpa es rosada con semillas negra

Pitahaya amarilla

De la variedad amarilla que pertenece al género Hylocereus se distingue como pitahaya amarilla la H. triangularis. Sin embargo, en el caso de la pitahaya amarilla la variedad más consumida es la Selenicereus megalanthus, ésta posee una cáscara amarilla y espinosa. Se cultiva en su mayoría en Colombia, Ecuador e Israel y se consigue a la venta regularmente entre enero y marzo. 

Mide 9 centímetros de largo y 7 centímetros de ancho aproximadamente, al igual que la variedad roja, nace de color verde y va cambiando su color a amarilla a medida que madura.

Diferencias nutricionales entre la variedad roja y la amarilla

El contenido nutricional de la pitahaya roja se distingue por su alta cantidad de antioxidantes y algunos compuestos del grupo B como la riboflavina o vitamina B2, la tiamina o vitamina B1 y la niacina o vitamina B3, nutrientes esenciales que garantizan el buen funcionamiento del metabolismo celular.

 La pitahaya amarilla por su parte contiene un elevado porcentaje de vitamina C, pero también un mayor contenido calórico y mayor cantidad de carbohidratos.También es una fruta rica en fibra vegetal y de igual modo, con una alta concentración de agua

Valor Nutricional de la Pitahaya 

Por cada 100 gramos de pitahaya, tanto amarilla como roja, según sea el caso, se consume a la par:

Pitahaya Roja Pitahaya Amarilla
  • Calorías – 36 kilocalorías
  • Carbohidratos – 9,2 gramos
  • Agua – 89,4 gramos
  • Proteínas – 0,5 gramos
  • Fibra – 0,3 gramos
  • Grasa – 0,1 gramos
  • Ácido Ascórbico – 25 miligramos 
  • Minerales
    • Calcio – 6 miligramos
    • Fósforo – 19 miligramos
    • Hierro – 0,4 miligramos
  • Vitaminas
    • Tiamina – 0,03 miligramos
    • Riboflavina – 0.04 miligramos
    • Niacina – 0,2 miligramos
  • Calorías – 50 kilocalorías
  • Carbohidratos – 13,2 gramos
  • Agua – 85,4 gramos
  • Proteínas – 0,4 gramos
  • Fibra – 0,5 gramos
  • Grasa – 0,1 gramos
  • Ácido ascórbico – 4 miligramos
  • Minerales
    • Calcio – 10 miligramos
    • Fósforo – 16 miligramos
    • Hierro – 0,3 miligramos
  • Vitaminas
    • Niacina – 0,2 miligramos
    • Vitamina C – 9 miligramos

Asimismo, en una taza de esta fruta, que equivale aproximadamente a 227 gramos, se encuentra el 18% de la ingesta diaria recomendada de magnesio, el 8% recomendado de ingesta diaria de hierro, el 4% de vitamina E recomendado a diario y el 9% de vitamina C.

Propiedades y Beneficios de la pitahaya

Muchos estudios levantados para comprobar que el consumo de pitahaya es beneficioso para la salud han logrado demostrar las grandes virtudes y propiedades que posee esta fruta exótica.

Por ejemplo, en uno de ello, la pitahaya mostró un impacto notable sobre el estrés oxidativo de las células y la rigidez aórtica en ratas diabéticas, estos resultados sugieren que su consumo puede ser beneficioso para prevenir ciertas complicaciones asociadas con la diabetes.

En ese mismo estudio se logró observar que el consumo de esta fruta puede igualmente reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y presión arterial elevada, ya que sus semillas son ricas en omega 3, que junto a su contenido de fibra y antioxidantes, fortalecen la salud de todo el sistema cardiovascular. 

Además, la pitahaya es rica en antioxidantes, los cuales tienen el poder de neutralizar el exceso de radicales libres que de no ser controlados dañan las células y producen inflamación. Muchos estudios sugieren que los alimentos ricos en antioxidantes pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades crónicas como la artritis, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

La pitahaya como tal contiene 3 tipos de potentes antioxidantes entre los cuales se destacan:

  • Vitamina C
  • Betalaínas
  • Carotenoides

La vitamina C se asocia, gracias a diversos estudios, con un riesgo mucho menor de llegar a padecer diversos tipos de cáncer.  Según diversos estudios realizados en probetas , cuyos resultados sugieren que las betalaínas combaten efectivamente el estrés oxidativo y posee la capacidad de llegar a suprimir las células cancerosas.

Sumado a esto se encuentra la acción de los carotenoides, en el caso de la pitahaya, del beta carotina y el licopeno, pigmentos naturales que le otorgan su color vibrante. Se reconoce científicamente que los alimentos ricos en carotenoides reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y varios tipos de cáncer.

Asimismo, vale la pena destacar que la fruta dragón, gracias también a estos antioxidantes, da al cuerpo la capacidad de combatir las infecciones, es decir, estimula y fortalece el sistema inmunológico previniendo las infecciones y protegiendo así la salud de los glóbulos blancos.

Referencias: 

  • https://ultimatepaleoguide.com/pitaya/
  • https://mysolluna.com/blog/2013/01/08/superfruit/
  • https://frutas.consumer.es/pitahaya/origen-y-variedades
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Pitahaya
  • https://www.healthline.com/nutrition/dragon-fruit-benefits

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.