Embarazo ectópico: ¿Qué es el embarazo extrauterino y cómo detectarlo? [Guía 2018]

embarazo extrauterino

El embarazo es tan variado como lo son las mujeres en el mundo. Sus características, condiciones y consecuencias son igual de variadas. Por tanto, en cada caso pudiera darse una complicación que impidiera finalizar el embarazo o que representara un riesgo mortal para la madre o el bebé, ambos inclusive.

Este es el caso del embarazo ectópico.

Se le define a embarazo ectópico como un embarazo que se desarrolla completamente fuera del útero y cuyas implicaciones representan un alto riesgo para la salud de la madre.

Normalmente, cuando el embarazo no se desarrolla dentro del útero, sucede en las trompas de Falopio. Lo que sucede es que este lugar no está acondicionado para gestar un bebé, por lo que durante su crecimiento, las trompas pudieran llegar a explotar. Es por esto que el riesgo de muerte para la madre es tan alto.

En este sentido, es importante saber qué tan frecuente es este tipo de embarazo, cuáles son sus causas, sus riesgos y sus síntomas; al mismo tiempo que si existe tratamiento para esta patología.

¿Cuán frecuente es el embarazo ectópico?

Según un estudio realizado por Carmen Fernández Arenas, doctora especialista en Ginecoobstetricia, el embarazo ectópico ha incrementado gradualmente en todo el mundo desde 1970 hasta ahora.

En él expresó que para el 2004 la frecuencia de embarazos ectópicos representa 1 de cada 100-150 embarazos, y de estos, uno de cada 400 fallece.

En ese sentido, para la fecha, los embarazos ectópicos representaban un 2,2% de los nacimientos a nivel mundial, y de un 1,7% de las gestaciones conocidas. Es decir, rara vez el bebé sobrevive al embarazo. Usualmente la madre sufre un aborto espontáneo durante el primer trimestre; pero

Sin embargo, la mortalidad en las madres con este tipo de condición es más alta. Según Fernández Arenas, entre el 5 y el 12% de las mujeres que sufren este tipo de embarazo fallecen durante el embarazo o por causa de las complicaciones presentes en el parto.

Durante el estudio también se evidenció que más de la mitad de los embarazos ectópicos (56%) sufren complicaciones mayores durante su desarrollo por lo cual deben ser intervenidos. Y que la mayor cantidad de mujeres que sufre este tipo de embarazo (al menos el 55%) están entre los 25 y los 34 años de edad.

Esto resulta interesante porque usualmente es una edad considerada “sana” e “ideal para concebir”.

Causas del embarazo ectópico

Usualmente las causas del embarazo ectópico son naturales, es decir, el aparato reproductor de la mujer tiene una malformación que hace que el bebé sea concebido de esta forma. Entre estas malformaciones puede haber obstrucciones en las trompas de Falopio que no permitan el paso normal del óvulo hasta el útero.

Existen además otras malformaciones que podrían ser causantes directos de este tipo de embarazo y todas están relacionadas con la forma fisiológica del aparato reproductor de esa mujer.

Esto no sólo haría más difícil la concepción sino que podría producir este tipo de embarazo.

Sin embargo, hay otras causas “ambientales” que se ha demostrado que podrían influir en el padecimiento de este tipo de embarazo. Estas son:

  • Uso de algunos anticonceptivos: Las pastillas, por ejemplo, funcionan haciendo en el organismo un desajuste hormonal que impide el paso del embrión por las trompas de Falopio. Usualmente, cuando este método falla el efecto sigue siendo similar y esto ocasiona que el óvulo fecundado permanezca en las trompas de Falopio y nunca baje al útero. De la misma manera, el Dispositivo Anticonceptivo Intrauterino puede causar una hinchazón de las trompas que impediría el paso del óvulo.
  • Un óvulo demasiado grande: Puede suceder que la trompa sea demasiado pequeña para el paso del óvulo y este simplemente se quede en la trompa donde podría ser gestado
  • Cicatrización después de una ruptura de apéndice: Por su cercanía en el organismo, una peritonitis puede dar a lugar una cicatrización que impida que el óvulo baje de las trompas de Falopio, sin embargo esto es muy poco común.
  • Haber tenido un embarazo ectópico antes: Lamentablemente, las mujeres que han padecido antes esta condición están más propensas a volver a sufrirla.
  • Tener las trompas de Falopio ligadas: Muchas mujeres se realizan una operación en la cual a propósito se bloquean las trompas para impedir la salida de óvulos; cuando desean quedar embarazadas se realizan una cirugía tubárica, sin embargo, en muchos el cuerpo ya ha acostumbrado su accionar en base a las condiciones previas y es posible que aunque las trompas estén nuevamente abiertas, el óvulo no baje al útero.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: Producto de alguna infección o algún tipo de Enfermedad de Transmisión sexual que haga que las trompas se inflamen causando así que el óvulo no descienda por ellas.
  • Tabaquismo, ser fumadora activa: La nicotina presente en el cigarrillo está asociada a la paralización de cilios del revestimiento de la trompa de Falopio. Estos cilios se encargan de “lubricar” y llevar el óvulo fertilizado al útero. Si se encuentran paralizados es muy posible que este descenso no se dé.
  • Endometriosis: Esto se da cuando el tejido del endometrio crece por fuera del útero en cualquier otra parte del cuerpo. Según la Organización Reproducción Asistida, esto puede llevar a una alteración en el espacio tubo-ovárico que genere el crecimiento del óvulo fertilizado por fuera del útero.
  • Reproducción asistida: Es más posible que una mujer que se embarace por Fertilización In Vitro o por Inyección Intracitoplasmática de Embriones sufra un embarazo ectópico. La razón es que durante este proceso los embriones fecundados podrían salir de la cavidad del útero e implantarse en otro lugar. Esto dependerá mucho del cuidado que se tenga al llevar a cabo el proceso de reproducción asistida.
  • Promiscuidad: Según algunos estudios, tener constante actividad sexual con múltiples compañeros eleva los riesgos de sufrir un embarazo ectópico.

Síntomas del embarazo ectópico

En un principio, un embarazo ectópico presenta la misma sintomatología que un embarazo normal: Ausencia de la menstruación, mareos, náuseas, dolores de cabeza, dolores en el cuerpo y malestar general.

Sin embargo hay algunas características que destacan y pueden servir para advertir que se sufre esta condición.

Sangrado anormal de la vagina

Aun después de la desaparición de la menstruación, el embarazo ectópico se caracteriza por un sangrado vaginal anómalo. Esta pérdida de sangre puede darse ligada con flujo vaginal o sólo sangre. Estas pérdidas se presentan usualmente varias semanas o días antes de los dolores fuertes.

También, durante el desarrollo del embarazo al transcurrir las semanas, si la trompa de Falopio se rompe habrá una hemorragia muy fuerte.

Dolor intenso en la espalda y hombros

Usualmente, las mujeres con este tipo de embarazo sufren dolor de lumbago, en los hombros y en las áreas interconectadas de la espalda. Más frecuentemente en la parte baja de la misma.

Muchas de ellas incluso han reportado sentir presión en el recto. Esto podría estar asociado al dolor de espalda o como síntoma separado del embarazo ectópico.

Dolor abdominal o en la región pélvica

Uno de los indicadores más importantes del embarazo ectópico es el dolor en la región abdominal. Por muchas mujeres es descrito como dolor en los ovarios o en al menos uno de ellos.

Es importante destacar que en muchos casos el embarazo ectópico puede presentarse sin síntomas claros; esto no quiere decir que no se tenga uno. Por lo cual el control pre natal es importantísimo para la vida de la madre; así como realizar todos los exámenes pertinentes para asegurarse de que todo marcha en orden.

¿Cómo saber si se tiene un embarazo ectópico?

Al presentarse los síntomas, es posible detectar el embarazo ectópico mediante un ultrasonido donde se evidenciará realmente dónde se está llevando a cabo el embarazo.

Además, se debe realizar un exámen pélvico, que mostrará la sensibilidad que hay en el área mencionada y qué tan urgente es la interrupción del embarazo.

Por último, durante el embarazo se secreta una hormona llamada GCH. Durante un embarazo ectópico esta secreción podría detenerse o hacerse en forma más lenta. La ausencia de la cantidad supuesta de GCH es un indicativo para los médicos de que se tiene un embarazo ectópico.

Cualquier ginecólogo obstetra está completamente capacitado para ayudar a una mujer a diagnosticar y tratar este tipo de embarazo para que represente el menor daño posible a la madre.

Tratamiento del embarazo ectópico

Lamentablemente, no existe una cirugía hasta ahora en la cual pueda sacarse el óvulo fertilizado del lugar donde está y trasladarse al útero. Es por esto que el único tratamiento es en pro de salvar la vida de la madre: Interrumpir el embarazo.

Sin embargo hay dos formas en las cuales se puede dar el tratamiento del embarazo ectópico:

PRIMERA FORMA: Cuando el embarazo no ha presentado ruptura:

Es decir, cuando el embrión no ha re crecido la trompa de falopio hasta que esta se revienta y genera una hemorragia el tratamiento podría ser:

  • Cirugía: Si el embrión es demasiado grande para ser expulsado por la mujer.
  • Interrupción química del embarazo por medio de fármacos. Esto implica un cuidadoso seguimiento por parte de los médicos para evaluar que el óvulo fecundado no se anide en la trompa o en el lugar en el que se mantuvo, ni tampoco que crezca o presente mayores complicaciones.

SEGUNDA FORMA: Cuando el embarazo presentó ruptura:

Es decir, cuando el óvulo ha crecido lo suficiente para crear una ruptura en el sistema de la mujer. El único tratamiento posible es la cirugía. En esta se buscará reconstruir la parte afectada. En muchos casos, la trompa de falopio queda irreparable no permitiendo que la mujer vuelva a quedar embarazada.

Durante este proceso quirúrgico además se procede a realizar un lavado interno a la mujer donde se extraigan los restos de embrión que se hallan en su sistema.

Riesgos o consecuencias del embarazo ectópico

Los riesgos que representa un embarazo ectópico son con respecto a la salud de la madre, ya que son muy pocos los casos en los cuales ha nacido un niño con vida de este tipo de padecimiento.

  • Muerte: Si no se trata adecuadamente, el embarazo en al menos un 12% de los casos termina en la muerte de la madre.
  • Imposibilidad de volver a tener hijos: Luego de sufrir un embarazo ectópico es muy difícil que una mujer quede embarazada nuevamente, y si esto llegara a suceder, las posibilidades de que sufra otro embarazo ectópico son muy altas.

Casos de bebés nacidos de un embarazo ectópico

Si bien la cifra de nacimientos bajo esta condición es casi inexistente, si hay niños nacidos cuyas madres tuvieron un embarazo ectópico. Por esto, algunas organizaciones insisten en el tratamiento de la condición antes de recurrir al aborto químico.

En el 2008 una niña en Australia fue gestada en el ovario derecho de su mamá; y esta nació sana y salva. Se presume que la ubicación de la bebé era cercana a la que debería ser y la mujer no había sufrido dolores, hemorragias o ningún otro tipo de síntomas. Por esto, aparentemente el embarazo ectópico pasó “inadvertido”.

No fue hasta el día de la cesárea que los médicos advirtieron que se trataba de un embarazo “ovárico”. El riesgo existía, según los doctores la trompa de Falopio se hallaba tan distendida que podría reventarse en cualquier momento, pero esto no sucedió.

En ese mismo año, en Santa Marta nació una niña que según los médicos “flotaba en la cavidad abdominal sobre las asas intestinales”. Su madre, de 31 años no asistía a control prenatal y ya había tenido cinco hijos antes de ella. Presentó fuertes dolores abdominales y fue llevada a una clínica en Santa Marta donde las señales de parto obligaron a los médicos a intervenirla de emergencia.

El doctor Edwin Alvarado resaltó no haber visto nunca un parto como este. “No estaba dentro del saco amniótico, que es lo llamativo”, declaró. La niña tenía 36 semanas de gestación y la mujer reflejó haber sentido incomodidades menores hasta ese día. La niña nació prematura; pesando 1860 kilos y midiendo aproximadamente 40 centímetros. Fue necesario que permaneciera en observación durante un tiempo. Pero en adelante se desarrolló con normalidad.

La madre expresó que luego de tener cinco hijos este había sido el parto más complicado. Luego de ser informada de las condiciones en las que se dio su embarazo decidió llamar a su hija Milagros, pues dice que su nacimiento fue todo un milagro para este mundo.

Otro caso se dio en México en el 2016, cuando una bebé concebida en la región abdominal nació sana y salva, aunque prematura y con retraso en el crecimiento. El hecho se dio en el Hospital Civil de México y tuvo cobertura mundial. Muchas organizaciones como el ISSSTE proveyeron medicamentos especiales y donantes de sangre para poder completar el embarazo.

Según los médicos, la mujer llegó con 31.5 semanas de embarazo y fuertes dolores. Hasta el momento, la mujer negó tener conocimiento de que sufría este tipo de embarazo hasta un par de días antes de ser remitida al Hospital Civil. La mujer fue bien diagnosticada y se esperó dar tratamiento cuando esta se negó a interrumpir un embarazo tan prolongado.

A la mujer se le realizó una cesárea en la semana 32, por considerar que la bebé tenía el peso y tamaño aceptables para sobrevivir. La bebé nació pesando 1 kilo 550 gramos y duró varios meses en controles para bebés prematuros. Sin embargo, sobrevivió.

Esto fue considerado un éxito para la comunidad médica. Pues pese al pronóstico pudo salvar la vida de la bebé y la madre no tuvo ninguna complicación adicional.

Aunque hay casos exitosos, estos no representan ni el 1% de la finalización de embarazos ectópicos que se dan en el mundo. Generalmente las mujeres que continúan con un embarazo ectópico y obtienen éxito de este no estaban advertidas de su condición hasta que ya el embarazo estaba avanzado; esto corriendo con el riesgo de la explosión de las trompas de falopio, o alguna otra ruptura según la localización del embrión fecundado.

Los bebés nacidos en embarazo ectópico presentan bajo crecimiento, peso y poca formación en algunos órganos. Además, algunos nacen con malformaciones.

Recomendación de parte de la comunidad médica

La Organización Mundial de la Salud, así como muchas organizaciones médicas siguen recomendando que lo mejor para la salud de una mujer que sufra este tipo de embarazos es que lo interrumpa. La razón es que podría perder la vida y no existen garantías de que el bebé salga con vida del procedimiento.

Las leyes en la mayoría de los países avalan la interrupción del embarazo si este representa inminente un riesgo para la salud de la madre. Por esta razón se insta a la población que sufre esta condición a no tratar de continuar con el embarazo una vez diagnosticado como ectópico.

REFERENCIAS:

  • http://www.bvs.sld.cu/revistas/gin/vol37_01_11/gin11111.htm
  • http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202007/vol6%202007/tema08.htm
  • https://www.womenonweb.org/es/page/525/what-is-an-ectopic-pregnancy-and-how-do-you-know-you-have-one
  • https://www.bebesymas.com/embarazo/embarazo-ectopico-como-detectar-las-primeras-senales-de-alarma
  • https://www.mibebeyyo.com/enfermedades/enfermedades-en-el-embarazo/embrazo-ectopico-causas-sintomas-256
  • https://www.guiainfantil.com/articulos/embarazo/embarazo-ectopico/
  • https://www.reproduccionasistida.org/causas-del-embarazo-ectopico/
  • https://letsfamily.es/embarazo/causas-y-consecuencias-del-embarazo-ectopico
  • https://embarazo10.com/embarazo-ectopico/#Sintomas_del_Embarazo_Ectopico
  • https://www.mdsaude.com/es/2016/10/embarazo-ectopico.html
  • https://www.womenonweb.org/es/page/525/what-is-an-ectopic-pregnancy-and-how-do-you-know-you-have-one
  • https://www.debate.com.mx/culiacan/Exitoso-embarazo-ectopico-abdominal-en-Culiacan-20160609-0066.html
  • https://www.bebesymas.com/noticias/nace-bebe-sano-de-un-embarazo-ectopico

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.