REGRESAR A HOY ONLINE
REGRESAR A HOY ONLINE
ESCRIBANOS
CLASIFICADOS GRATUITOS
LISTA DE ESPECIALES ONLINE
  
 

BANNER

REGRESAR AL INDICE REGRESAR AL INDICE

El nuevo rol de los indígenas en la sociedad. Los pequeños empresarios

INDIGENA


Actualmente, los indígenas no solo han asumido un rol académico, profesional, cultural, de liderazgo y de lucha por sus derechos, muchos han incursionado en el mundo empresarial. Este es el caso de Luis Guacho, de 37 años, tecnólogo en Promoción y Defensoría Social, oriundo de la comunidad de Lopaxi- Providencia, del cantón Colta en Chimborazo. Se inició como vendedor ambulante de ollas, pero un día, cansado de los abusos de los fabricantes, formó su propia microempresa.
En 1985 creó la Distribuidora de Ollas Fabricadas de Aluminio (DOFA), que por medio de 22 distribuidores vende sus productos en todo el país. Inició su negocio con capital propio, debido a que ninguna entidad financiera quiso otorgarle un crédito. Las ollas son producto de la fundición de aluminio grueso y retazos de perfil de ventanas que compra y luego funde para elaborarlas. Luis Guacho es una persona amable y dispuesta a ayudar a quienes lo necesitan, brinda asesoramiento a varios familiares en la administración y venta de sus productos.
Actualmente produce entre 250 y 300 ollas mensuales y 100 cocinas industriales. Dice que aunque gana poco, vende más, lo que le permite al momento tener una ganancia de entre $1 000 y $1 500 mensuales. En la fabricación de las ollas intervienen seis personas y en las cocinas industriales trabajan tres. A pesar de que ha conseguido cumplir un nuevo rol, reconoce que en el sector indígena hace falta más preparación, sobre todo en la administración de una empresa. Discriminado hace 25 años, ahora es conocido en todo el país por sus ollas.

Un soñador que construye la democracia participativa
De pequeño, soñaba con la aviación y la construcción. Aunque no pudo pilotar una nave, su trabajo al frente de la Alcaldía de Cotacachi le permitió darle un nuevo rol al sector indígena. Su inclinación por construir casas llevó a Auqui Tituaña, economista de 38 años, a "luchar por la construcción de una nueva democracia participativa como una oportunidad para alcanzar el desarrollo integral", dice, mientras camina por las limpias calles que rodean al Cabildo.
En ocho años al frente del Municipio, transformó la ciudad, con campañas de concientización y participación de la población en proyectos de desarrollo financiados con cooperación extranjera.
Tres premios internacionales dan cuenta del éxito del modelo de gestión descentralizada que se lleva adelante en Cotacachi, en salud, medio ambiente, turismo, educación, etc.
"Lo que ha ocurrido es una visión de desarrollo integral" dice, mientras reconoce que sin el apoyo de la comunidad, el sector indígena, jóvenes, mujeres y niños, no hubiera logrado impulsar proyectos en beneficio de la ciudad "que carecía de servicios básicos, alumbrado público, lugares de esparcimiento. Había tantas carencias que a uno le invitaba a soñar".
El Municipio de Dubai, de entre 740 casos de 120 países, escogió a Cotacachi como una de las10 mejores propuestas a escala mundial con experiencias de gobiernos locales y democracia participativa. La Unesco, de 125 ciudades, de 85 países calificó a Cotacachi dentro de las cinco declaradas 'ciudades por la paz'. A este reconocimiento se suma el premio 'duende soñador' otorgado por el Foro Interamericano de los derechos de los niños.
"El mundo quiere conocer qué se hace en Cotacachi y el secreto de nuestra gestión positiva, partiendo de experiencias nuevas de los indígenas que estamos en Municipios luego de 504 años de exclusión y que muchos apostaban por nuestro fracaso", dice Tituaña. "El indígena tiene que seguir luchando para conseguir sus derechos reconocidos en la Constitución", concluye. transformó la ciudad, con campañas de concienciación y participación de la población en proyectos de desarrollo, financiados con cooperación extranjera.
Tres premios internacionales dan cuenta del éxito del modelo de gestión descentralizada que se lleva adelante en Cotacachi en salud, medio ambiente, turismo, educación, etc.
"Lo que ha ocurrido es una visión de desarrollo integral", dice, mientras reconoce que sin el apoyo de la comunidad, el sector indígena, jóvenes, mujeres y niños, no habrían logrado impulsar proyectos en beneficio de la ciudad, "que carecía de servicios básicos, alumbrado público, lugares de esparcimiento. Había tantas carencias que a uno le invitaba a soñar".
El Municipio de Dubai, de entre 740 casos de 120 países, escogió a Cotacachi como una de las 10 mejores propuestas a escala mundial con experiencias de gobiernos locales y democracia participativa. La Unesco, entre 125 ciudades, de 85 países, calificó a Cotacachi dentro de las cinco declaradas 'ciudades por la paz'. A este reconocimiento se suma el premio Duende Soñador otorgado por el Foro Interamericano de los derechos de los niños.
"El mundo quiere conocer qué se hace en Cotacachi y el secreto de nuestra gestión positiva, partiendo de experiencias nuevas de los indígenas que estamos en municipios luego de 504 años de exclusión y que muchos apostaban por nuestro fracaso", dice Tituaña. "El indígena tiene que seguir luchando para conseguir sus derechos reconocidos en la Constitución", concluye.

Una lucha de varios siglos
Pero Auqui Tituaña dice que su trabajo no es aislado, obedece a un proceso de más de 50 años que se concretó en la última década del siglo anterior. "Lejos de lamentarnos, hemos sido actores y aportamos al desarrollo nacional", dice. Sus expresiones son ratificadas por Ileana Almeida, máster en Filología, especializada en el tema indígena, que señala que el nuevo rol que cumplen los indígenas es producto de un proceso que llevó varios siglos y se concretó a partir de las ideas provenientes de Cuba y de los misioneros que ayudaron a los indígenas a tener conciencia de su capacidad. A diferencia de lo que ocurría antes de 1990, ahora sienten orgullo de sus rasgos físicos, de sus apellidos, de su tierra, y de su visión frente a ellos mismos ha cambiado; afirma que mientras que antes existían ciertas actitudes despectivas para con los indígenas, ahora se ha despertado el interés por las opiniones de los líderes del sector y eso se explica porque los indígenas están cambiando el Estado y el sentido de la democracia. El mundo ha valorado la lucha ética que han llevado adelante, los cambios en las comunidades y organizaciones son lo más interesante que le pasa actualmente al país, "lo único como fenómeno social político que da esperanzas es el movimiento indígena", destaca.

Lourdes Tibán, la 'subsecretaria subversiva'
La mujer no ha estado alejada de este proceso, dice sonriendo Lourdes Tibán, de 34 años, dirigente indígena, doctora en Leyes y quien está a punto de concluir una maestría en Economía en la Universidad de las Américas (UDLA).
Recuerda que en su vida tuvo que luchar contra el machismo dentro de su familia, en especial de sus hermanos. "Las mujeres no podían estudiar, ese era un privilegio de los hombres", manifiesta. Pero demostró su capacidad de liderazgo desde pequeña. La falta de oportunidades no fue obstáculo para que a los 19 años retomara sus estudios, suspendidos por la falta de dinero.
Rememora su pasado y dice: "Eramos tan pobres que la comunidad colaboraba para comprarme un par de zapatos o un vestido para participar en concursos. Cuando fui abanderada no tenía zapatos". Pero sus problemas no fueron obstáculo para que se convirtiera en líder y ocupara la Subsecretaría del Ministerio de Desarrollo Humano.
Por su posición un tanto radical en el desempeño de sus funciones, Lourdes Tibán dice que el presidente Gutiérrez la llamaba la 'subsecretaria subversiva'. Le enorgullece saber que los indígenas tienen un rol importante en la sociedad actual, lo que permitió demostrar que no han desaparecido y que tienen propuestas de cambio. Aunque dice estar consciente de que en el futuro habrá complicaciones para que se reconozca la plurinacionalidad como manda la Constitución, porque existen personas y sectores que no lo quieren aceptar, asegura que en cinco o seis años esto será una realidad. (MAR)

Regresar a HOY ONLINE

 
 

HOY OnLine    *    hoyoneline@hoy.com.ec