Un país que acelera y frena
La economía ecuatoriana debería estar en los manuales de esta ciencia en el mundo. Desde la sucretización hasta la dolarización, desde la inflación a la estabilidad... todo en tan solo 25 años

Edición: Santiago Ayala / Carlos Villacís

1982 /1984

Sucretización marca inicios de la era democrática

- La primera década perdida quedará registrada en la historia. El país inició un endeudamiento acelerado

- La crisis de la deuda arrancó en 1982 e hirió al país gravemente

- El desempleo empezó a crecer luego de una época dorada

- El país arrancó con un cambio en el sistema hacia las exportaciones


En el gobierno de Osvaldo Hurtado, la deuda del sector privado fue asumida por el Estado ecuatoriano

El país vivió en los inicios de su período democrático el inesperado fallecimiento de Jaime Roldós (1981) y, paralelamente, un vendaval de problemas económicos.

La década de los ochenta fue un dolor de cabeza para el país, que tuvo que lidiar con una depresión económica agravada por la guerra con el Perú (1981), el deterioro de los precios internacionales del petróleo y el azote del fenómeno de El Niño (1982-1983) que derivó en una fuerte caída del Producto Interno Bruto nacional.

En ese difícil escenario, Osvaldo Hurtado tomó las riendas del país, para lo cual empezó a utilizar una serie de mecanismos que terminó disparando los precios de los combustibles y se realizó la primera gran devaluación de la moneda ecuatoriana (el sucre).

Por supuesto, hasta 1982, año en que la bonanza económica perdió su brillantez, el país empezó a ver reflejada una serie de indicadores negativos.


La inflación se había mantenido en un nivel sostenido, que no excedía el 15% anual.

El conflicto bélico en la Cordillera del Cóndor inevitablemente se reflejó en un aumento del gasto interno y del déficit presupuestario. Los problemas no parecían fáciles para Hurtado, quien tomó una medida que hasta ahora es de amargo recuerdo: la sucretización.

Según la Comisión Especial de Investigación de la Deuda Externa del Ecuador, “el Estado asumía la deuda en dólares del sector privado, mientras las empresas cancelaban esa deuda con sucres, en permanente desvalorización.

-2,5%
es la tasa de crecimiento de la economía, en 1983, en la primera gran caída



Mediante el cambio, los capitales golondrina regresaban a la banca. Y cuando ya no había cómo pagar por los costos se decía que los capitales extranjeros huían porque no pagaban y había que sucretizar para que vuelvan los capitales extranjeros, los mismos capitales especulativos”. El único efecto positivo de esa medida fue una mejor imagen internacional. (SA)

Qué hizo / Medidas

Lanzó su famoso 'Programa de estabilización económica y social', con subsidios masivos, nuevas tasas de interés, refinanciamiento de deuda externa, más remuneraciones para trabajadores...

Osvaldo Hurtado presentó el Informe a la Nación al concluir su mandato y entregarlo a la oposición



1984 /1988

Neoliberalismo debuta y hace girar a la economía

- El Estado tuvo una mínima injerencia en las políticas

- El FMI brindó un respaldo al país y se vivió algo como una "luna de miel"

- El aparato exportdor se hizo cada vez más fuerte

Empresas e inversionistas fueron los protagonistas de un período que allanó el camino del libre mercado

El sector exportador fue considerado como uno de los beneficiados por el Frente de Reconstrucción

La promesa de “Pan, techo y empleo” catapultó al “eterno” líder socialcristiano, León Febres Cordero, a la Presidencia. Su tendencia de corte derechista abrió la etapa del neoliberalismo en el Ecuador.

El mandatario de mano firme se dedicó durante su gestión a determinar estímulos para la libre empresa y para propiciar la inversión extranjera, y entablar relaciones bilaterales con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De esta manera, el mandatario de ese entonces se comprometió a un acuerdo con 400 bancos acreedores que obligaba a destinar un total del 34% de los ingresos del país por exportaciones para el cumplimiento de los nuevos compromisos.

Sin embargo, tal fue su férrea defensa del neoliberalismo que el presidente estadounidense de ese período, Ronald Reagan, lo definió como un líder ejemplar para allanar el camino del libre mercado en la región.



Y los indicadores hablaban bien de esa proyección, ya que el Producto Interno Bruto se recuperaba (excepto en 1987, que volvió a caer estrepitosamente), el problema fiscal había desaparecido, al registrarse un superávit en 1984 y 1985, así como la deuda externa había sido refinanciada.

-2,1%
es el registro del PIB, el segundo mas bajo desde la vuelta a la democracia



Para el historiador Juan Paz y Miño, “Febres Cordero abiertamente implantó el modelo empresarial de desarrollo en el país, bajo el cual la economía fue reencauzada en contra de los intereses estatales y nacionales, quedó afectada la democracia, y se agravó la situación de las clases trabajadoras”.


Febres Cordero mantuvo a raya los sueldos y salarios. Eso, a pesar de que la inflación se mantenía en alza. Evidentemente, la punta de lanza de su Gobierno de liberar el mercado de capitales fue la manzana de la discordia, ya que profundizó las disputas en el campo político y social.

En términos exactos, durante este período se llevó con pinzas el ajuste de cinturón, alentado por el respaldo de Washington al Gobierno y de los acuerdos llegados para el manejo de tasas de interés y de atracción de la inversión del FMI. (SA)


Qué hizo /Medidas

La apertura sin límites al capital extranjero, el incremento de las exportaciones a través de políticas cambiarias, el impulso a las normativas para atraer inversiones y la presencia mayor del sector privado.

 

León Febres Cordero (dcha.) y su vicepresidente Blasco Peñaherrera gobernaron hasta 1988

 

 

 

 
 
Diario HOY
Av. Mariscal Sucre N-71345 Teléfono: (593-2) 2490888 Apartado postal 17-07-0969
HOY OnLine Noticias del Ecuador y del mundo