REGRESAR AL HOME PAGE

B L A N C O  Y  N E G R O

Sábado, 18 de marzo de 2000

azul.gif (902 bytes) B U ZO N


CIUDAD DIGITAL(1142 bytes)

EXPLORED

Binomio con música de Mozart

Noboa fue presentado por Mahuad con bombos y platillos en la Universidad Católica

Todo entre Jamil Mahuad y Gustavo Noboa comenzó con la Cuarta Sinfonía de Wolfang Amadeus Mozart, y terminó en una madrugada pálida en el Ministerio de Defensa, en un esfuerzo apurado por cubrir las fisuras de la democracia. ¿Qué sucedió en esos dos años que transcurrieron desde las primeras conversaciones para organizar el binomio de la DP?
En efecto, la ceremonia de presentación en Guayaquil del binomio, se acompañó con un extracto de la Cuarta Sinfonía de Mozart como fondo musical. "Visiblemente emocionado, Jamil confesó a los asistentes que 'Gustavo, a quien conozco desde hace más de 15 años, es aquel que actua bien, rápida y lealmente y, además, no dejará que nadie se lleve el dinero del pueblo". La crónica es de mediados de 1998.
Ahora, Mahuad subrayaría una parte de su afirmación de entonces, allí donde habla de la rapidez con que Noboa responde a las coyunturas. Pero pensará tal vez que no estuvo muy acertado en aquello de la lealtad. ¿No la hubo? es la pregunta que podemos hacernos ahora.
"Creo en Jamil. Usted sabe que muchas cosas en la vida se dan porque uno confía, uno va al médico en quien confía, no donde cualquiera. En este caso conozco a Jamil desde hace más de 15 años y nada en la vida me ha hecho pensar que deba cuidarme de él", declaraba Noboa el 22 de marzo de 1998.
Las primeras fisuras y pugnas en el régimen de Mahuad se vislumbran en la crisis de marzo, cuando ya aparece como evidente que el entorno de Mahuad pensó en la posibilidad de un autogolpe. Pero Noboa hizo mutis por el foro y las fisuras se hicieron públicas recién a finales de junio de 1999, a propósito de la condonación de la deuda a los países pobres, de la que quedó excluido el Ecuador. El 22 de junio de 1999 Noboa dice: "Soy un hombre de tino y leal al presidente Mahuad. Lo que no podría aceptar, de acuerdo con mi forma de ser, es que me mantenga callado, dando a entender con mi silencio que estoy de acuerdo con alguna de las cosas con las que definitivamente no lo estoy. Soy prudente en expresarlas y eso es todo. Si hay nerviosismo en el Palacio de Carondelet es porque he sido yo quien ha dicho las cosas."
Lo que vino después fue una retahíla de equívocos, desde la importación de unas alfombras realizada por algún colaborador cercano a Mahuad a nombre de la Vicepresidencia de la República ejercida por Noboa, hasta la molestia de este por haberse visto envuelto en unos acuerdos con el movimiento indígena que Mahuad nunca cumplió.
Mientras tanto, Gustavo Noboa no podía dejar de oír los constantes rumores de caída que rodearon los últimos meses del 99, mientras buscaba abrirse en Quito un ambiente de opinión necesario en caso de que se diese la sustitución presidencial.
Es difícil calificar a la vicepresidencia de esos días como un escenario de conspiraciones. Pero es ingenuo también suponer que Noboa esperaba lo que ya parecía inevitable con los brazos cruzados. En el fondo, algo estaría inquietando su conciencia, algo que llevó al sagaz político Velasco Ibarra a afirmar que, en el Ecuador, el vicepresidente es un conspirador a sueldo. (JP)

Las consecuencias del círculo cerrado

Tres temas fundamentales estaban sobre el tapete cuando Gustavo Noboa asumió el poder, de acuerdo con el analista político Simón Pachano: la definición de una política económica, otro regional, y un tercero, relacionado con el movimiento indio.
Según Pachano, el Gobierno ha dado avances importantes en lo referente al primer tema, aunque, en cuanto a lo regional e indígena, no se ve que el presidente intente resolverlos, a pesar de las reuniones que se han dado. "Me parece que no hay un planteamiento general del Gobierno -asegura-. Esos temas están intocados".
La advertencia de Pachano es clara. Asegura que, a pesar de las buenas señales que se observa en la administración de Noboa en el tema económico, si no se resuelven los problemas regional e indígena, el país seguirá bloqueado durante mucho tiempo. Y ese bloqueo podría comenzar en el interior mismo del actual Gabinete, sobre todo porque, para el analista, una de las debilidades del actual gabinete es que fue formado por amigos.
Pachano ve dos consecuencias de gobernar con un círculo íntimo, como el de Noboa: la falta de buenos puentes con los partidos políticos y grupos de presión (aunque todavía no se han presentado) y la posibilidad de que dentro del gabinete se comience a jugar con favoritismos o luchas por incidir más en el presidente, y no por querer sacar adelante una línea política determinada.
Sin embargo, la poca vinculación con otros sectores políticos, en el caso de Noboa, es vista por el analista como una debilidad que constituye su fortaleza: "Es debilidad porque no cuenta con un activo político estable, un partido o un bloque de apoyo, pero el no tener eso le permite negociar de mejor forma con todos los sectores y, además, ser visto no como un enemigo u opositor con quien disputar campo sino como alguien con quien se puede llegar a acuerdos para obtener mejores réditos". (JT)

Conversaciones, asperezas y rumores que parecían verdades

El 22 de junio de 1999, el presidente y el vicepresidente de la República, Jamil Mahuad y Gustavo Noboa, conversaron telefónicamente, horas después de las declaraciones formuladas por el segundo mandatario, en las que afirmó "sentirse decepcionado" por una supuesta falta de estrategia gubernamental.
En ese momento, asesores del vicepresidente aseguraron a HOY que ambos mandatarios "aclararon todos los temas". Sin embargo, para entonces era ya difícil ocultar el distanciamiento, a causa de una creciente marginación de Noboa de las decisiones del Gobierno. ''El ha defendido al presidente Mahuad con firmeza. Pero no está dispuesto a defender medidas con las que no está de acuerdo'', aseveró uno de los asesores del segundo mandatario, en la edición de HOY del 29 de junio.
Para entonces, el principal sector del Gobierno con el que el vicepresidente encontraba dificultades de comunicación es el descrito como el eje Ana Lucía Armijos-Guillermo Lasso, razón por la cual se explica que una de las primeras figuras removidas de la diplomacia haya sido la ex funcionaria de los gobiernos de Durán Ballén y Mahuad. Mientras tanto, con respecto a Lasso, se habló en esos días de reuniones entre los dos personajes, Noboa y el ex gobernador, para limar asperezas.
Por su parte, el impenetrable ministro de Gobierno, Vladimiro Alvarez, que en las peores crisis conservaba la cara de palo, insistía en que la distancia entre Mahuad y Noboa era solo un rumor, en uno de los períodos de nuestra historia en el que los rumores tuvieron, como nunca, asidero en la verdad, desde las quiebras de los bancos hasta las inconsistencias del régimen mahuadista. Alvarez calificó esa vez de 'absurdos' los rumores de golpe de Estado, que se escucharon a raíz de las declaraciones del vicepresidente, quien se mostró en desacuerdo con la política económica de esa administración. "El pueblo no admite un golpe de Estado a favor de nadie" declaró en esa ocasión un cándido ministro de Gobierno. (JP)

Dos pupilos de Hurtado se juntan

fotoz.gif (40622 bytes)
Gustavo Noboa y Pedro Pinto conforman un binonio que viene desde fuera de la política profesional

Ahora, el presidente Gustavo Noboa tiene su propia sombra. Atrás está Pedro Pinto, ¿la cuota de la Democracia Popular en el recambio?
El binomio, esta vez, es diferente. Los dos vienen desde los márgenes de la política, pues Pedro Pinto apenas ha actuado en ella. Los dos llegaron al escenario público de la mano de Oswaldo Hurtado y se han conservado muy cerca de él.
Bonachones los dos, proyectan la imagen de una sociedad civil tomando la posta de la vieja dirigencia política.
Ninguno de los dos es profesional en el oficio, aunque Pedro Pinto cuenta ya con dos diputaciones. (JP).

INVESTIGACION

Noboa pierde la risa

El estilo de Gobierno de Gustavo Noboa, acertado para sus allegados, parece girar más en torno a la amistad y la ética, que a la política y la tecnocracia.

¿Sabe usted lo que es anonadado?
Cuando tenía 25 años, el padre Angel Botta le dijo: 'recuerda siempre que debes hablar duro, si no, no te hacen caso'.

'Y él se sentó a comer a mi derecha. Nadie decía nada'
En medio de su trabajo evangelizador, el padre Ascanio, considerado guía espiritual del presidente, relata a BLANCO y NEGRO su relación con Gustavo Noboa.

Binomio con música de Mozart
Las fisuras en el anterior régimen se notaron en la crisis de marzo de 1999, cuando se habló de que el entorno de Mahuad pensaba en un autogolpe.

Sus denuncias y opiniones puede exponerlas vía e-mail a:
byn@hoy.com.ec

REGRESAR AL INICIO DE LA PAGINA