Blanco y Negro Periodismo de Investigación
  Quito, Agosto 5 de 2006

| Contáctenos | Hoy Online | Ediciones Anteriores |

 

Chatarra se 'come' los cultivos


050806bn1.gif (78328 bytes)

Entre los sembríos de hortalizas, en alóag, hay un depósito desperdicios de acero

Seis hectáreas del valle de Machachi, convertidas en un inmenso depósito de chatarra

LA EMPRESA ADELCA PLANEA construir, en sus instalaciones, una planta de fundición siderúrgica para producir palanquilla de acero

050806bn2.gif (90602 bytes)

La altura del promontorio oscila entre cinco y seis m. Es observable desde la Panamericana, vía Alóag-Santo Domingo.


La zona de Alóag, en el valle de Machachi -al sur de Quito-, tiene un clima frío y húmedo. Está circundada por las reservas ecológicas del Pasochoa y el bosque Toachi-Pilatón.

La zona, rica en recursos hídricos, está considerada entre las más importantes de la Sierra para la producción agrícola y ganadera.

Desde hace 43 años allí está ubicada la empresa Adelca, que se dedica a la producción de acero para la construcción. También fabrica alambre de púas, clavos, malla electrosoldada, entre otros productos.

Hace algún tiempo, los directivos de Adelca planificaron construir, en las instalaciones de la empresa, una planta de fundición siderúrgica para producir palanquilla de acero.

El proyecto comprende la instalación de un depósito de chatarra, la cual será fundida cuando funcionen los hornos. Este se halla ubicado en San Alfonso, parroquia de Mejía, y funciona desde noviembre de 2005.

El material de desecho ocupa una superficie de seis hectáreas y la altura va de cinco a seis metros. El promontorio se lo puede observar desde la carretera Panamericana, en la vía Alóag-Santo Domingo.

Patricio Mena Durini, arquitecto consultado por BLANCO Y NEGRO, indica que en esa superficie caben 360 viviendas de tipo popular (36 metros cuadrados), con una densidad de 300 habitantes por hectárea.

Según Mario López, Patricio Donoso y Juan Pablo Grijalva, directivos del Centro Agrícola de Mejía, de la Cámara de Agricultura de la I Zona y de la Asociación de Ganaderos de la Sierra y Oriente, en su orden, “Adelca ha convertido a un sector del Valle en un enorme depósito de basura y chatarra, sin contemplar que esto tiene un efecto devastador en los acuíferos que son vitales para la producción de alimentos”.

Así lo señalan en una carta enviada el pasado 20 de febrero, a Fundación Natura. Ellos pidieron la intervención de ese organismo. (AA)

La basura industrial de Alóag se funde a 6 000°C

UNA PARTE DE LOS equipos está en la Aduana, otra en los galpones de la fábrica y otra parte está en Italia

La planta siderúrgica, que será instalada en los terrenos de Adelca, es una fundidora semiintegrada que transforma los desperdicios de acero y hierro o chatarra en acero líquido.

El representante legal de la fábrica, Felipe Avellán, dice que una parte se encuentra en la Aduana nacional, otra en los galpones de Adelca y otra parte todavía está en Italia, en la casa fabricante.
Para transformar la chatarra acerosa en acero líquido, la planta utiliza hornos eléctricos de arco.
El proceso de fundición sigue en una máquina de colada continua, de la cual se obtienen piezas similares a las palanquillas de acero.

La fundidora está compuesta de un horno eléctrico de arco, otro horno de afino o cuchara, un conjunto de grúas, una subestación eléctrica principal, una planta de tratamiento de agua, un laboratorio espectofotómetro y galpones.

Los detalles técnicos constan en la correspondiente consulta de aforo, publicada en el Registro Oficial nº. 137, del 1.º de noviembre del año anterior.

Avellán estima que todos los componentes de la planta estarán en el país en un plazo de tres meses.
También explica que la fundidora es de última generación y que producirá 100 mil toneladas de palanquilla al año.
Al fundir la chatarra, el horno eléctrico de arco alcanzará temperaturas de 6 000ºC. (AA)

MAG: 'Algunas sustancias contaminan los cultivos...'

VARIOS recipientes tenían la inscripción de 'peligro' por contener elementos venenosos, señala un estudio

‘La contaminación que provoca el acopio de chatarra afecta a los pastizales y al ganado, las hortalizas y las casas de la zona aledaña’.

Esta es una de las conclusiones presentadas por el agrónomo Marco de la Torre, en un estudio efectuado por la Dirección Técnica del Ministerio de Agricultura.

Al revisar la chatarra, el funcionario encontró recipientes con la inscripción de “peligro”, por contener elementos venenosos; también halló un recipiente usado que antes contenía gas Freón 22, empleado para equipos de refrigeración (sustancia que no se degrada y destruye la capa de ozono).

“En fin, estos materiales contienen sustancias venenosas que ponen en peligro la vida de quienes podrían entrar en contacto con ellas”, señala el inspector.

Añade que en el sitio de acopio se registran vientos fuertes que desprenden el óxido de la chatarra y de muchos tarros de pintura elaborados con plomo. Estas sustancias penetran hasta las viviendas y “contaminan los cultivos que están junto a los montículos”...

En su informe, De la Torre también señala que las aguas freáticas y los acuíferos de toda el área estudiada se hallan a poca profundidad, por lo que son fácilmente contaminables.

El Municipio de Mejía autorizó a Adelca depositar los residuos. Así lo manifestó la alcaldesa Carmen González. (AA)

Siguiente

 

..

Los puestos de trabajo 'mitigan' el impacto ambiental
INICIALMENTE, LA JUNTA Parroquial apoya a Adelca, pero espera los estudios para confirmar o desechar su posición

Fundación natura: 'la instalación del depósito de chatarra constituye un delito'
EN EL SECTOR DEL CERRO Pasochoa habitan 120 especies de aves, reptiles y hay una gran variedad de orquídeas. Pasa una corriente de aire húmedo, eso crea varios microclimas

RETORNO A HOY ONLINE