Remedios caseros para la sensibilidad dental

Es normal que al comer un helado o tomar un café se produzca una molestia en los dientes, estas situaciones son cotidianas para muchas personas que no saben el verdadero origen de esta sensibilidad.

La sensibilidad dental es un problema común. Algunos estudios realizados en personas con rangos de edad entre 18 y 44 tuvieron una media de 3,5 de propensión a tener dientes sensibles.

Un caso especial fue el de las mujeres que presentaron un aumento de 5 veces respecto a la anterior medida.

Estos estudios recientemente revelados por la Asociación Dental Americana en su revista, llaman la atención de la población a informarse acerca de cómo detener este problema.

En este artículo se detallarán los aspectos relacionados con la sensibilidad dental y como atacarla con algunos tratamientos caseros como alternativa a los productos comerciales.

¿Qué es la sensibilidad dental?

Es un tipo de dolor o molestia sobre la superficie dental producto del desgaste o retracción del tejido gingival. Los nervios del tejido gingival están conectados a los canales en dirección al centro del nervio dental o pulpa.

Las raíces de dicho tejido son expuestas en la dentadura adulta y como no están cubiertas con esmalte quedan sensibles ante el frío, calor o presión de alimentos u otros objetos introducidos en la cavidad bucal.

Estas sensaciones molestas y dolorosas, son descritas como toques eléctricos o punzantes en uno o más dientes.

Causas de la sensibilidad dental

  • Normalmente esta sensibilidad está relacionada con la temperatura de los alimentos tanto sólidos como líquidos que se consumen, también si estos son lo suficientemente dulces o agrios pueden provocar una sensación desagradable.
  • En el caso de los niños, estos son propensos a introducir objetos en su boca lo cual podría ser una causa de sensibilidad dependiendo de la textura, temperatura y volumen.
  • Una mordedura inadecuada al momento de masticar puede causar sensibilidad si los dientes fueron previamente limpiados o se les aplicó una empastadura.
  • El rechinado habitual por el contacto entre los dientes y la fuerza ejercida por la mandíbula es otro caso habitual.
  • El retroceso de las encías y otras malformaciones que no fueron corregidas con ortodoncias quedan con el tejido gingival en retracción.
  • La exposición de la dentina, un material que se ubica debajo del esmalte dental y hecho de raíces.

También la sensibilidad dental está relacionada con la patología conocida como pulpitis según especialistas del Servicio Autónomo del Hospital Universitario de Maracaibo en Venezuela.

Síntomas de la sensibilidad dental

Es relativamente sencillo averiguar si se sufre de sensibilidad en los dientes, si se sienten molestias después de comer o beber algún alimento caliente o frío es el indicador más rápido y frecuente.

Si en el expediente médico de la persona se señala que es más propenso a sufrir de caries y otras enfermedades en las encías debido a un desarrollo prematuro de los dientes es probable que sufra de estas sensaciones.

Al cepillar los dientes, se puede llegar a sentir alguna molestia o reflejo de frío debido a las propiedades comunes de la pasta dental.

Remedios caseros para eliminar la sensibilidad dental

  1. El bicarbonato de sodio contiene muchas propiedades curativas y de limpieza, puede proteger el esmalte dental si se aplica de la siguiente manera:

Diluyendo un cuarto de cucharada de bicarbonato de sodio sobre agua para realizar un enjuague bucal: también puede mezclarse con la pasta dental y hacer un cepillado en conjunto.

  1. La sal está presente en muchos de los ingredientes de productos dentales comerciales, pues reduce la presencia de bacterias controlando los problemas de sensibilidad.

Se debe mezclar una cucharada de sal en un vaso de agua y realizar gárgaras al menos dos veces al día.

  1. El aceite de canela puede reducir el dolor después de consumir alimentos demasiado fríos o calientes.

Se debe sumergir un trozo de algodón en dicho aceite y frotarlo sobre los dientes afectados con el dolor.

  1. El aceite esencial de clavo contiene una sustancia llamada eugenol que contiene propiedades que reducen las inflamaciones disminuyendo los dolores dentales.

Se debe aplicar varias gotas de aceite en las áreas afectadas, el efecto de alivio suele durar por 30 minutos. También es recomendable masticar el clavo esencial si no se tiene el aceite.

  1. El jengibre es un analgésico natural extraído de su raíz, puede aliviar los dolores de varias enfermedades y dolores como el de la sensibilidad dental.

Se deben realizar gárgaras al menos tres veces al día o se pueden rallar y aplicar directamente en las áreas afectadas.

  1. La pimienta de cayena alivia el dolor evitando la concentración del organismo en donde está la sensibilidad. Esta creencia es popular entre naturistas con base a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Se debe diluir la cayena en pocas cantidades de agua y utilizar el resultado de la mezcla para realizar gárgaras al menos dos veces al día.

  1. Se habló sobre la sal y sus propiedades curativas, pues es válido mezclarla con aceite de mostaza fortaleciendo las encías y aliviando las zonas afectadas por la sensibilidad.

Tomando una pequeña cucharada de sal de roca y aceite de mostaza se masajean las superficies de los dientes y encías. Se debe aplicar durante 5 minutos y luego enjuagar con agua tibia.

  1. El aceite de sésamo puede hacer maravillas al aspecto dental mineralizando el esmalte y limpiando el área de bacterias en la cavidad bucal.

Además de fortalecer las encías, también ayuda a aliviar los dolores de la sensibilidad dental cuando es provocada por el retroceso de estas.

  1. El llamado pegamento de abeja o propóleos es un remedio poco común pero efectivo debido a que está hecho de resina y cera de las yemas de algunos tipos de árboles.

Los propóleos pueden reducir la permeabilidad de la dentina y eliminar la sensibilidad dental al instante.

Otras recomendaciones para cuidar los dientes de la sensibilidad

  • Evitar usar pastas blanqueadoras u otros productos desensibilizantes sin receta señalada en la caja o empaque del producto. Estas pueden desgastar el esmalte con el tiempo de uso.
  • Usar enjuague de fluoruro, su accesibilidad es fácil debido a que no requieren receta médica en farmacias y ayudan a reducir la sensibilidad.
  • Mantener limpios los dientes al levantarse y después de cada comida, en el proceso es recomendable usar un buen cepillo de dientes con cerdas suaves.
  • Evitar el consumo de tabaco el cual puede causar caries y deteriorar gravemente la zona dental y causar la sensibilidad.
  • Acudir al médico a pesar de los remedios caseros recomendados en este artículo.

REFERENCIAS.

Leave a Reply

Real Time Analytics