|    Pico y placa Quito:  9-0    |  

Publicado el 12/Octubre/1997 | 00:00

Quito. 12 oct 97. La estadounidense Sandra Chase, de 53 años,
fue detenida en el aeropuerto de Quito con su compañero
Michael Abbatista, en diciembre de 1995, acusada de llevar
drogas.

Sandra fue liberada la semana pasada por un amnistía concedida
por el Congreso Nacional, gracias a la intervención de la
congresista estadounidense Corrine Brown.

Sandra sufría de esclerodermía en etapa terminal, una
enfermedad que afecta a la piel y a la circulación de la
sangre, pero nunca aparentó estar grave, en los 654 días que
pasó en la cárcel de Mujeres, ubicada en El Inca, al norte de
Quito.

Al menos, esa es la impresión que dejó entre las internas y
guías penitenciarias. Todas recuerdan a Sandra como una mujer
callada, taciturna. Su pasatiempo favorito era leer y caminar
con una funda.

Al llegar a los Estados Unidos, Sandra hizo un dramático
relato de lo que tuvo que soportar en la cárcel y formuló
graves denuncias sobre el sistema judicial ecuatoriano.

UNA PESADILLA EN EL ECUADOR

Sandra Chase colocó sus cansados pies en suelo americano el
jueves. Inmediatamente, su envejecida cara se llenó de
lágrimas al reconocer su libertad.

A ella se le negó este sentimiento durante casi dos años.
La frágil mujer, oriuda del sur de la Florida, llegó al
Aeropuerto Internacional de Miami, después de haber
sobrevivido por 645 días de golpes y hambrunas en una brutal
prisión ecuatoriana.

"Estoy feliz de estar aquí", expresó flanqueada por su hija
Tammi. "Yo amo mi país. Solo quiero agradecer a Corrine Brown
y a toda la gente que trabajó tan duro para hacer que esto
suceda", agregó.

La liberación de Sandra Chase llegó después de una
persistente presión de la representante de Estados Unidos,
Corrine Brown, ya que los abogados del Ecuador se escurrían.
Brown consiguió para Chase, de 53 años, una exención especial
el lunes.

Chase fue arrestada con el cargo de portar drogas en diciembre
de 1995, pero nunca llegó a ser juzgada. Fue liberada bajo
presiones humanitarias, para que pueda recibir atención médica
por esclerodema, una rara enfermedad que ataca la piel y el
sistema circulatorio y que puede ser fatal si se deja sin
tratamiento. Su condición física empeoró durante la prisión.

Chase caminó cautelosamente hacia el atril para su conferencia
de prensa, con sus pies ennegrecidos a causa de su debilitante
enfermedad. Sus hinchadas manos se aferraban a Brown.

A lo largo de su entrevista, Chase no dejaba de sujetar la
mano de su hija cuando recordaba haber sido tratada con
frialdad e intimidada por sus compañeras de prisión. "Fue
terible", narró Chase que trataba de no llorar.

"Tuve muchas dificultades porque yo no sabía como manejar las
cosas en la prisión", agregó.

ES EL PEOR SISTEMA JUDICIAL

La Policía ecuatoriana arrestó a Chase y su acompañante
Michael Abbatista, en el aeropuerto de Quito, después de
asegurar que se encontró cocaína en su equipaje.

Desesperada por provar la inocencia de Chase, su hija Tammi,
tuvo que vender la casa de su madre de Hollywood, agotó todos
sus ahorros y pensión de retiro para pagar los gastos
legales.

Abbatista, quien también vivía en Hollywood pero que no es un
ciudadano estadounidense, permanece en una cárcel ecuatoriana.

Alertada por los reportajes de los activistas de los derechos
humanos de que Ecuador tiene el peor sistema judicial del
mundo, Brown -quien representa al área de Jacksonille- y su
equipo de abogados visitaron el Ecuador la semana pasada para
inspeccionar las condiciones de la prisión.

"Ahora el Ecuador ha declarado su sistema penitenciario en
estado de emergencia", enfatizó Brown. "Tu puedes permanecer
más tiempo en prisión si dices que eres inocente. Si dices que
eres culpable, saldrás rápidamente", agregó. Chase sostuvo que
las mujeres que la acompañaban en prisión venden su cuerpo por
drogas, alcohol y ropa, y que ella sufrió las consecuencias
por haberse negado a hacer aquello. (DIARIO HOY) (P. 3-A)
[4020]

Archivado en | Actualidad  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad