|    Pico y placa Quito:      |  

Publicado el 15/Mayo/2009 | 00:12

Opinión de Diario Hoy

El Ecuador acaba de despedir a Tránsito Amaguaña, una mujer excepcional, que ha escrito un capítulo de la historia nacional con sus propias acciones, reivindicaciones sociales y conquistas colectivas.

Una lucha de varias décadas, con movilizaciones y marchas interminables y con los pies descalzos para llegar hasta la capital, nos puede ubicar en la verdadera dimensión que tuvo el activismo de esta diminuta indígena que alcanzó una gigante estatura en el país y en la región entera. Solo imaginar 50, 60 o 70 años atrás marchando hacia Quito para exigir, reclamar y demandar nos dan la imagen de la proeza de esta mujer nacida en lo más profundo y fecundo de la nación.

La lucidez para entender que la marginación, el maltrato y la exclusión no podían jamás ser condiciones "normales", por más que en esa época muchos no solo que la admitían, sino que la alentaban, hacen de Tránsito Amaguaña una heroína nacional, puesto que jamás se detuvo a mirar los riesgos, incluso de su propia existencia, para lograr transformaciones y mejorar la vida de las comunidades indígenas y campesinas del Ecuador.

"Nunca nos pidió luchar contra el hermano, contra el blanco, contra el rico", ha declarado una dirigente indígena, recordando las enseñanzas y el ejemplo de "Mama Tránsito" y revelando otro rasgo excepcional de esta mujer: la lucha sin complejos y sin revanchas.

Ella ha vuelto hoy a la tierra de la que salió. La ceremonia de su sepelio ha sido un homenaje a su vida y un compromiso colectivo para continuar luchando por las reivindicaciones en un país multiétnico y multicultural.

Las generaciones presentes y las futuras deben tener presente a esta indígena ecuatoriana no solamente para reivindicar su vida, sino para contar cómo la exclusión y la marginalidad pueden ser revertidas hasta transformarse en sólidos cimientos para edificar una sociedad menos desigual y más incluyente.
[1928]

Archivado en | Opinión  | Opinión de HOY 

Tags : Opinión de HOY 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    1 + Vote Up! Vote Down! -
  2. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    + Vote Up! Vote Down! -
  3. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    + Vote Up! Vote Down! -
  4. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    + Vote Up! Vote Down! -
  5. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    + Vote Up! Vote Down! -
  6. 1 Saulo desde - Ibarra

    Algo que me llamó la atención de Tránsito Amaguaña fue su matrimonio forzado con la pobreza económica. Nació en la indigencia y murió en la notoria pobreza. Probablemente esa triste realidad sea un indicio que apunte a mostrar que efectivamente se trató de una mujer honrada.
    Que diferencia tan notoria con ciertos políticos de Pachakutic y muchos disque líderes indígenas que llevan vidas de burgueses. Solvencias económicas conseguidas gracias a su capacidad para cabildear y negociar, el bienestar del indio ecuatoriano.
    Practicar el humor negro en el Ecuador es fundamental si no quieres vivir “comiéndote piedras”. Todas estas manifestaciones de afecto, todos estos “honores” que se tributan supuestamente a Doña Tránsito, expresiones que para nada servirán para atenuar el hambre, la tristeza y el dolor que debió sentir Doña Tránsito en vida, muestran en toda su dimensión ciertas conductas típicamente propias de aquellos que se jactan de ser patriotas y dicen públicamente sacrificarse por los más caros intereses nacionales.
    Esnobismo barato y sensiblería hipócrita, esas son las características principales de las expresiones de disque consternación de aquellos individuos que dicen sentirse abatidos por el retiro a mejores lares de la singular mujer. Falsos homenajes y mentirosas declaraciones de congoja, que los beatos chauvinistas y politiqueros ponen en práctica públicamente, muy especialmente delante de las cámaras de televisión o de los lentes de las cámaras fotográficas; todo, porque los repentinos “seguidores de doña Tránsito” pueden sacar provecho de sus reputación como luchadora contra la corrupción, que hoy, como ayer, lastimeramente ahoga al País.
    De verás que da risa mirar los llantos escandalosos de los disque comunistas; como no reír ante los “honores” que ciertos individuos con complejo de gamonales dicen rendirle a aquella que tantos dolores de cabeza hizo sufrir a los ancestrales y terribles terratenientes que solían considerar al indio como una mercancía menos costosa que una paca de heno. En fin cosas de mi tierra, lamentablemente, típicas cosas que suceden en estas tierras que alguna vez fueron de los quitus, caranquis, imbayas, etc., etc., ...

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad