|    Pico y placa Quito:  9-0    |  

Publicado el 28/Abril/2013 | 00:23

Las mejoras en los estadios avanzan a pasos acelerados. La inversión más cara es la de Liga de Quito con $720 000 anuales

Los tres estadios de Quito reciben un mantenimiento diario. El riego, la poda del césped y la recolección de basura son actividades que toman tiempo, pero que son necesarias para el desarrollo de un partido

Por: Alberto Luna

Redacción Deportes

Puestos numerados, acomodadores en cada sector, restricción en la venta de cervezas, operativos más organizados de seguridad... Ir al estadio es una experiencia muy diferente a la que se vivía hace pocos años. Ya no se ven botellas o naranjas volando desde las gradas hasta la cancha. Y aunque todavía faltan cosas por mejorar, como las largas filas para adquirir un boleto, los cambios continúan.

En el estadio Olímpico Atahualpa está por concluir una consultoría sobre las adecuaciones que necesita el escenario, como la ampliación del aforo.

El estadio de Liga de Quito tendrá un nuevo marcador digital en la general sur y en el del Aucas se espera que se instalen las luminarias en este año.

A la par de estos cambios, el mantenimiento de los escenarios deportivos representa un arduo trabajo. Todo para que estén en las mejores condiciones antes de un partido.

La limpieza, la seguridad, la venta de comidas y el cuidado del césped son actividades que cada estadio maneja de diferente manera, pero con el mismo propósito.

Hay ciertas similitudes como las etapas en el cuidado de la cancha: mantenimiento permanente y mantenimiento de fin de temporada.

En la Sierra se utiliza el kikuyo como tipo de césped por su fácil regeneración y en la Costa se usa un césped estacionario que brota en pocos días gracias a la humedad.

Los cambios se han venido dando con mayor celeridad.

Para mantener el césped bien cuidado solo se permiten partidos oficiales

Dejar todo el estadio limpio y mantener el césped en excelentes condiciones es la tarea que cumplen 10 personas. Después de cada partido empieza un minucioso trabajo para que el Atahualpa quede impecable para el siguiente fin de semana. Solo para recoger la basura, los empleados necesitan entre cuatro y cinco días. Para ello se dividen en grupos. Unos se encargan de los camerinos, tribuna y palco; otros de la general sur; otro grupo de la general norte, y los últimos de la cancha y sus alrededores. Dependiendo del partido y de la asistencia, se recolectan hasta 20 mil kilos de desechos. Si la programación incluye una fecha entre semana, la limpieza debe ser más rápida. 10 personas más son contratadas. El ingeniero Jaime Morales es el encargado de planificar el trabajo que se cumple diariamente en este escenario. El mantenimiento del césped es la tarea más delicada. La razón de que la cancha del Olímpico Atahualpa siempre parezca una alfombra se debe a la la inmediata intervención que se efectúa en las áreas dañadas. Luego de cada partido. Tres personas evalúan las imperfecciones y las reparan. Cuando el daño es pequeño se cierra el césped desgarrado en una actividad denominada como apique. Si no, el daño es grande, deben cortar un pedazo de la cespedera y se le transporta a la cancha.

En el Atahualpa, la cespedera está ubicada al frente de la preferencia y detrás del arco norte. La poda del césped se realiza tres veces por semana.

 El riego depende del clima. En verano se efectúa todos los días, mientras que, en época de lluvias, de tres a cuatro veces a la semana. Este trabajo se cumple de 16:00 a 20:00 con 10 aspersores.

Para mantener el buen estado del césped se prohibió que los equipos entrenen en el lugar. Solo está permitido jugar partidos oficiales.

Todo el trabajo de limpieza y mantenimiento está a cargo de la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP), que es dueña del escenario deportivo.

Estadio casa blanca

El nuevo marcador digital en la general norte tendrá un sistema giratorio

El segundo marcador digital ya está en Quito. Su particularidad es que tiene un sistema giratorio para una mejor visión de los espectadores. Liga de Quito invirtió $600 mil en esta obra que todavía tardará unos meses en instalarse, porque se deben derrumbar unas vigas y estructuras.

El estadio Casa Blanca cuenta con adecuaciones y un orden que lo diferencia del resto. Por ejemplo está prohibido que los rodeadores vendan comida en los graderíos. Para eso están destinados 22 bares en todo el escenario.

El centro de mando es moderno. Desde ahí, los delegados de cada entidad de control monitorean 17 cámaras de seguridad.

El próximo reto es mejorar el manejo de la basura. El club firmó un acuerdo con el Ministerio del Ambiente y Emaseo para impulsar un plan de concientización a los hinchas. Se han instalado cerca de 400 tachos de reciclaje.

El problema está en el poco respeto e interés de los espectadores. Julio Alvárez, gerente de Proestadio, dijo que es difícil luchar contra las malas costumbres de las personas. " Los basureros están ubicados en el ingreso a cada localidad pero pocos son los que lo usan" . En partidos de alta concurrencia se pueden producir hasta 1 kilo de basura por persona.

La cancha de Liga-Q tiene el césped más corto de Quito. Por eso el balón circula con mayor velocidad. El director técnico  Edgardo Bauza tiene injerencia directa al respecto. Él pide que sea corto para que su equipo sea más rápido  y dinámico.

El riego se lo hace todos los días en la madrugada de 05:30 a 06:30 y el corte del césped es pasando un día. Después de cada partido se tapan los huecos y se pone químicos para que crezca rápido. En total, ocho personas trabajan en el cuidado de la cancha.

La limpieza está a cargo de la empresa Construclean. En cinco días, 10 trabajadores dejan listo el estadio y, cuando hay un partido entre semana, el personal aumenta a 40.

Estadio de chillogallo

Las adecuaciones llegan poco a poco por el escaso presupuesto

El estadio del sur tiene un aspecto diferente, un semblante mejorado que sin tener grandes cambios ni una cuantiosa inversión da al escenario una mayor vistosidad.

Todo el lugar fue pintado y se hizo la señalización en los graderíos. Los baños están más limpios, ya no se percibe ese desagradable olor a orina. El camerino de los árbitros también fue renovado.

Asimismo, la directiva implementó un área para que se desarrollen las ruedas de prensa. Hay un dispensario médico y se instalaron seis rampas alrededor de la cancha como rutas de evacuación.

Otra novedad está en la venta de comida. Aucas firmó un convenio por un año con el grupo KFC-La Española para que se encargue de la organización de los vendedores. Los rodeadores han disminuido. Los pocos que quedaron solo se pasean por general y preferencia.

Las mejoras se van dando poco a poco. Raúl Camacho, encargado de la logística del estadio, dijo que los cambios más grandes se van a dar gracias a la ayuda del Ministerio del Deporte, que prometió instalar las luminarias. El ofrecimiento incluye mejoras en las gradas, en los bancos de suplentes, en las cabinas y en la parte eléctrica.

El césped se mantiene en aceptables condiciones pese a que el primer equipo entrena todos los días en esa cancha. Aucas, a diferencia de otros clubes, no cuenta con un lugar destinado únicamente para los entrenamientos.

El riego se realiza todos los días durante tres horas con ocho aspersores; a veces se lo hace por la noche y otras en la madrugada.

Dos veces por semana se poda el césped, los lunes y los viernes. El proceso dura cuatro horas. Además cada dos meses se pone un abono especial por todo el terreno de juego.

Para la limpieza, el club destina entre 10 a 15 personas. Este trabajo dura dos días.

En cuanto a la seguridad existe un promedio de 60 uniformados por partido.

 

[7694]

Archivado en | Deportes  |

Tags : Deportes  Liga de Quito  Aucas 



Actualizado por

1

jcastillo - en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1

    En la adecuaciόn de los estadios de fútbol del país, a excepciόn del de LDUQ, todavía queda mucho por hacer. El Atahualpa, por su nombre y por ser "sede" de la selecciόn, debería ser el espejo de todos. Si bien es cierto que ha mejorado el mantenimiento del campo y algunos brochazos para tapar su antigüedad, aún le faltan muchos cambios estructurales, no "arreglos a la ecuatoriana", para ser considerado de categoría internacional.

    Necesita nueva fachada, ampliaciόn del aforo, cubierta, pantallas y marcador, reordenamiento de sectores, butacas en su totalidad, salas y cabinas de prensa, vestuarios con zonas de calentamiento, boleterías, racionalizaciόn en puertas de entrada y salida, bares, baterías sanitarias, basureros, estacionamientos, puentes peatonales amplios a nivel sobre la Av. 6 de Diciembre... y un pequeño detalle, que las líneas del campo sean pintadas profesionalmente antes de los partidos y no con el tradicional "hisopo". Su nombre: ATAHUALPA, así lo exige.

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad