Quito. 15 oct 99. El mercado ecuatoriano no recordaba un remezón
así. los supermercados han iniciado una abierta carrera para
captar el cliente. y en esta carrera entre fondistas y
velocistas, la meta es la misma: apoderarse lo mas rápido posible
del mayor trozo del mercado que no utiliza el sistema, y que
representa el 60 por ciento.

Con la apertura del primer local de la cadena chilena Santa
Isabel en Guayaquil, la industria de los supermercados a nivel
nacional se ha visto fortalecida por importantes cambios.

Y es que el ingreso de un tercer competidor en el negocio ofrece
dar que hablar en los próximos meses, porque tanto Supermaxi como
Mi Comisariato están decididos a no ceder la posición de
liderazgo que los ha caracterizado. Están adoptando nuevas
estrategias e inclusive piensan adentrarse en segmentos que antes
no tenían su atención.

En promedio, sólo un 40 por ciento de ecuatorianos utiliza los
supermercados para abastecerse de productos, por lo que se
supondría que el 60 por ciento restante representa un campo no
andado para las cadenas. Sin embargo, las cosas no han sido tan
fáciles.

Santa Isabel ha generado en los proveedores una gran disyuntiva:
o venden al comisariato chileno o venden a los nacionales. Lo
cierto es que les resulta complicado satisfacer a los dos al
mismo tiempo.

Jorge Olivares, gerente general de Santa Isabel, en Ecuador,
explica la situación como la reacción lógica que causó en el
mercado la presencia de un local con novedosas ventajas "Nosotros
no tenemos tarjeta de afiliación -sistema que sólo existe en
Ecuador-, el horario de atención es más amplio y nuestros precios
son competitivos", sostiene.

Este ha causado que en las perchas de Santa Isabel, comience a
notarse la escasez de algunos productos tales como Tropical, Inca
Cola, Sal Max, productos Goya, Chupifrut. En otros casos, como
Pepsi Cola y arroz Super Extra, se agotaron rápidamente.

La multinacional chilena está abasteciéndose con una serie de
productos importados y, al mantener un respaldo financiero de
inversionistas chilenos, no le preocupa sacrificar utilidades
hasta consolidar su posición en Ecuador. Además, su proyección
es captar un buen porcentaje del mercado nacional con la apertura
de 15 locales en menos de un año y medio.

La estrategia hasta el momento ha tenido éxito. En las tres
primeras semanas de Santa Isabel, cerca de 100 mil personas han
visitado las instalaciones ubicadas en el centro comercial
Puntilla Mall de Guayaquil, sitio escogido por la multinacional
para su ingreso en Ecuador.

Pero los supermercados nacionales están tomando posiciones. Mi
Comisariato y Supermaxi juntos tienen alrededor de 60 locales en
todo el país y no temen la llegada de una firma extranjera. "No
nos preocupa en lo más mínimo. Sólo pensamos en nuestro futuro,
como por ejemplo el gran comisariato que próximamente abriremos
en Los Ceibos", destacó un ejecutivo de la firma guayaquileña Mi
Comisariato.

NADIE SE DUERME

Partiendo de la premisa de que supermercado que se duerme, le
roban el mercado, los nacionales han apresurado procesos de
expansión. Supermaxi marcará las pautas: con un local de 12 mil
metros cuadrados, extensión que tiene cuatro supermercados juntos
en uno, el grupo Wright abrirá en Mall del Sol un nuevo formato
entre los almacenes del área: un megamercado.

En alianza con Consorcio Noboa, la empresa inaugurará el próximo
31 de octubre una de las principales anclas comerciales del
renombrado centro comercial Mall del Sol de Guayaquil: Megamaxi,
Jimmy Ortiz, director de proyectos, afirma que en el nuevo
hipermercado se podrá encontrar desde un limón hasta una llanta:
40 mil productos diferentes y 60 cajeros en línea.

La variedad será una característica del lugar: más allá del
supermercado, áreas de servicio de farmacia, ferretería y hasta
alquiler de videos, estarán junto a cajeros automáticos o
teléfonos monederos, que buscan entregar al cliente la
posibilidad de encontrar de todo en un mismo espacio.

El Megamaxi está acorde con Mall del Sol, un centro comercial que
por su extensión constituirá el más grande de la costa del
Pacífico sur. Pero la cadena de supermercados Wright no se ha
quedado satisfecha con eso, está lanzándose a la conquista de
nuevas plazas.

Además de los trabajos de remodelación que se realizan en algunos
de sus locales tradicionales de la capital, la táctica parece ser
captar otros mercados, en octubre se abrirá una sucursal en
Ibarra y más adelante se hará lo mismo en Portoviejo.

El de Ibarra está dentro de un nuevo y moderno centro comercial
sobre el lugar donde funcionaba el terminal terrestre, en la
salida sur de la ciudad. El local de Supermaxi en la Plaza
Shopping, como se llama, es similar al del centro comercial
Iñaquito de Quito, con dos mil metros cuadrados de extensión, de
los que mil 600 serán destinados a exhibición de productos.

La empresa invierte cerca de un millón y medio de dólares entre
costos de terreno, construcción, equipamento y decoración, valor
que se aspira a recuperar en el mediano plazo. En Cuenca, tiene
proyectos que aún se encuentran en una fase primaria.

Tampoco el grupo guayaquileño Czarninsky ha querido quedarse
cruzado de brazos. Mientras el horizonte despunta a Mall del Sol,
de repente hace su irrupción Río Centro Los Ceibos, centro
comercial de grandes dimensiones, que también estará listo en la
última semana de octubre.

La estrategia del grupo apunta hacia los centros comerciales,
aunque el negocio estrella sigue siendo el supermercado. "A
través de un centro comercial se obtiene mayor flujo de
consumidores que visitan Mi Comisariato, Mi Juguetería y el Río
Store", explica Sully Simmonds, encargada de la comercialización
de la empresa.

Se trata del cuarto centro comercial del grupo, que tiene un
mercado sólido en Guayaquil. La otra parte de su estrategia es
captar demanda en sectores de la sociedad que aún acuden a la
tienda de barrio: el grupo busca llegar a los guasmos del puerto
principal con un Mi Comisariato que se abrirá en los próximos
meses.

DIFERENCIAS DE ENTRADA

La reacción de Mi Comisariato y de Supermaxi también se explica
porque Santa Isabel está empezando a marcar diferencias de
entrada. Productos importados a precios competitivos, es otra de
las cartas de presentación del supermercado, que busca
distinguirse además por un atento servicio al cliente (principal
característica de la firma a nivel internacional)

A partir de las 9h00 hasta las 22h30 las carretillas de compras
de Santa Isabel recorren el primer supermercado de la cadena
chilena. Otra de las innovaciones de Santa Isabel es la emisión
de una tarjeta gratuita y no de afiliación, la cual permite el
pago de las compras con cheque post fechado hasta 10 días, así
como el cambio de cheques hasta 400 mil sucres. En poco tiempo
será incorporado el servicio de compras por teléfono con el cual
se podrá adquirir productos desde la casa.

En 2.300 metros cuadrados se encuentran un amplio mix de
productos y servicios que contiene además artículos de
ferretería, papelería, comida lista, Deli de carnes, Deli de
frutas, Delicatessen, juguetes, línea Ecovida de productos
naturales y dietéticos, panadería y pastelería, Dry cleaning,
fotografía, tabacos y licores finos, diarios, revistas, etc.

El Previmaking, ubicado en la entrada del local, se ha convertido
en el primer banco dentro de un supermercado en Ecuador. Una
alianza estratégica entre banco La Previsora y Santa Isabel ha
hecho posible que se brinde esta comodidad a los clientes.

Los beneficios se extienden a los proveedores del supermercado,
ya que estos pueden recibir sus pagos a través de transferencias
realizadas de una manera directa a sus cuentas.

En Santa Isabel, cada día tiene su color de acuerdo al producto
de oferta. Es así como los lunes, por ejemplo, son rojos: carnes
de res argentina que se caracterizan por su suavidad y sabor, con
cortes y proporcines solicitadas al momento, es el plato fuerte
del día junto a la carne de venado, ciervo, cordero, conejo,
plato, avestruz y faisán.

Se conoce que antes de diciembre estarán listos dos locales
adicionales en Guayaquil (posiblemente en la Alborada y el
Centro) y otro más fuera de esta ciudad. Son en total 15 locales
que Santa Isabel proyecta inaugurar durante 1998.

La cadena chilena se inició en 1976 en el puerto chileno
Valparaiso. Su rápido crecimiento se dio a partir de los
noventas, a través de una agresiva campaña para captar
inversionistas extranjeros, lo que les permite contar con un
sólido respaldo de recursos financieros.

Con 81 supermercados distribuidos en Chile, Paraguay y Perú,
llegan a Ecuador en alianza con el empresario ecuatoriano de
origen libanés Faduh Dassum, a cargo del 30 por ciento de la
inversión.

PREOCUPADOS POR PARQUEO

Jaime Del Hierro, principal de Puntilla Mall, sostuvo que las
expectativas que tenía el centro comercial con la apertura de una
de sus principales anclas fueron superadas. El primer sábado
luego de la apertura de Santa Isabel se contabilizaron 11 mil
personas y el domingo, 18 mil, cifras que triplicaron el flujo
de anteriores fines de semana.

Agregó que debido a la aceptación que ha tenido el centro
comercial, gracias a la llegada de la cadena, ya tienen planes
para ampliar el área de crecimiento adicional de parqueos, ya que
los 400 actuales no fueron suficientes.

El tema da para largo, pero lo cierto es que el beneficiado final
será el consumidor, que empezará a encontrar variedad, mejores
servicios y, sobre todo, precios con tendencia a la baja. Todo
gracias a la competencia que otorga el libre mercado. (Texto
tomado de La Revista Cosas)