Por: Julio  Zary

julio__zary@hoy.com.ec

1   Respeto. Hay muchas cosas que hablar sobre el respeto. ¡Quién no quiere ser respetado! Todo el mundo está en el derecho de exigir respeto, así como también está en la obligación de respetar a los demás. “Respeta y serás respetado”, se dice. Es parte fundamental del convivir humano.

2   El momento en que alguien deje de respetar a los demás, simplemente se ganará el irrespeto. Si el conductor que está angustiado por salvar el embotellamiento no es ayudado, los demás conductores seguirán ese mal ejemplo y no cederán, sin que les importe lo que esté sucediendo.

3   Pero no es solo cuestión de ceder el paso. No. Hay conductores que continúan su marcha cuando se enciende el amarillo preventivo del semáforo y ocupan el lugar de la calle por donde deben seguir los autos que tienen luz verde. Es el caos. El tráfico se detiene en los dos sentidos.

4   No hay respeto cuando un funcionario público, cuyo chofer planta un enorme 4 x 4, sin placas, al lado de una fila de autos estacionados, sin importarle que detrás haya una cola de vehículos en espera de que se mueva el carro oficial. ¡Qué va!, el señorito almuerza en un restaurante.

5   De estos vehículos oficiales sin placa hay algunos. Sus ocupantes, funcionarios del Gobierno, creen que con colocar sobre el techo del automotor un bombillo de luz roja intermitente ya está arreglado todo y así pueden invadir incluso las vías exclusivas del transporte público.

6   Esas vías las pueden ocupar únicamente el presidente de la República, el vicepresidente y las ambulancias. Nadie más. Es imperativo respetar los carriles exclusivos del Trole y de la Ecovía, así como del Corredor Central. Así lo debe entender el funcionario de cualquier rango.

7   El respeto abarca todas las esferas de la vida, empezando por el que nos debemos a nosotros mismos y a todos nuestros semejantes, hasta el que le debemos al medio ambiente, a los seres vivos y a la naturaleza en general, sin olvidar el respeto a las leyes, a las normas sociales.

8   El respeto es el valor fundamental para que podamos vivir en paz. Es tratar a los demás con la misma consideración con que nos gustaría ser  tratados. Pretender ganar respeto sin permanecer consciente del propio valor original, se convierte en el método mismo para perderlo.

9   Cambiemos de tema. El Aeropuerto Internacional de Carrasco, Uruguay, proyecto del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, acaba de ser galardonado en Nueva York por el jurado y el voto popular en la categoría "Transporte" de los premios Architizer, según el diario El País, de Montevideo.

10  Agrega la publicación que la terminal aérea, que comenzó a operar en diciembre de 2009, supuso una inversión de $165 millones y que de su diseño impresiona el gran techo de triple curvatura que se extiende por 400 metros sobre toda la longitud del edificio y descansa sobre el suelo.