El presidente Rafael Correa, a través del Decreto Presidencial 1515, reformó el reglamento general de aplicación a la Ley de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Isffa).

Dentro de las preocupaciones que manifestó el primer mandatario durante su enlace radial del sábado pasado está la posibilidad de un desfinanciamiento del Issfa por el alto monto de las pensiones que reciben los militares en servicio pasivo.

Por eso, en el Decreto se limita en un 88% el monto que podrán percibir los militares pasivos, con base en el salario que percibieron cuando salieron de la institución. Antes de la reforma se establecía un aumento programático desde el 76% hasta el 100% de dicho salario. (AIV)