|    Pico y placa Quito:  7-8    |  

Publicado el 13/Abril/2009 | 00:12

Opinión de diario HOY


Todas las experiencias de reforma educativa comprueban que, para esta, no son suficientes los cambios de los programas de estudio, ni la incorporación de la tecnología y recursos didácticos a la enseñanza, ni la difusión de textos escolares. La clave para el cambio y para mejorar la calidad de le educación es la formación de los maestros. Mientras la sociedad no cree incentivos para que los mejores talentos, las personalidades con vocación para la enseñanza, elijan la profesión de la docencia, será bastante reducida la posibilidad de una reforma educativa.

Por eso reviste tanta importancia una de las políticas de Estado por las que votó una mayoría ciudadana en el referendo en el cual se aprobó el Plan  Decenal de la Educación: revalorizar la función docente.

Esa política no solo implica incrementar las remuneraciones de los profesores. Claro que es necesario pagar mejor a los maestros. Pero también hay que crear un escalafón que premie la excelencia en el desempeño docente, que incentive a que los maestros mejoren su formación profesional. En estos momentos, con el escalafón vigente, para efectos de remuneraciones, da lo mismo ser un muy buen profesor o ser uno mediocre; cumplir las obligaciones a cabalidad o no cumplirlas.

Otra de las condiciones, mejorar los centros de formación docente. En la universidad ecuatoriana suelen ser las  facultades más desprestigiadas, las de más baja calidad. Ni siquiera existe una mínima coordinación entre el sistema escolar primario y secundario, y esas facultades. El Ministerio de Educación no dice palabra alguna en cuanto a número de maestros, especialidades y condiciones de la formación de los profesores en los niveles educativos sobre los cuales rige. Los maestros deben sujetarse a periódicas evaluaciones. Resulta absurda la oposición de la UNE a la evaluación obligatoria de los profesores. Para revalorizar la función docente, esa evaluación es otro mecanismo esencial.
[1972]

Archivado en | Opinión  | Opinión de HOY 

Tags : Opinión de HOY 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1 DAVID COBOS desde - QUITO

    Parece que ya van entendiendo, el problema no es de leyes, reformas, pastillas, textos en fin. El problema es cultural.Averigûen, estudien. La enfermedad no está en las sábanas, estudien, la solución es una sola, para todo el problema del estancamientoen todos los ámbitos de nuestro Ecuador.

    + Vote Up! Vote Down! -
  2. 1 DAVID COBOS desde - QUITO

    Parece que ya van entendiendo, el problema no es de leyes, reformas, pastillas, textos en fin. El problema es cultural.Averigûen, estudien. La enfermedad no está en las sábanas, estudien, la solución es una sola, para todo el problema del estancamientoen todos los ámbitos de nuestro Ecuador.

    + Vote Up! Vote Down! -
  3. 1 DAVID COBOS desde - QUITO

    Parece que ya van entendiendo, el problema no es de leyes, reformas, pastillas, textos en fin. El problema es cultural.Averigûen, estudien. La enfermedad no está en las sábanas, estudien, la solución es una sola, para todo el problema del estancamientoen todos los ámbitos de nuestro Ecuador.

    + Vote Up! Vote Down! -
  4. 1 DAVID COBOS desde - QUITO

    Parece que ya van entendiendo, el problema no es de leyes, reformas, pastillas, textos en fin. El problema es cultural.Averigûen, estudien. La enfermedad no está en las sábanas, estudien, la solución es una sola, para todo el problema del estancamientoen todos los ámbitos de nuestro Ecuador.

    + Vote Up! Vote Down! -
  5. 1 DAVID COBOS desde - QUITO

    Parece que ya van entendiendo, el problema no es de leyes, reformas, pastillas, textos en fin. El problema es cultural.Averigûen, estudien. La enfermedad no está en las sábanas, estudien, la solución es una sola, para todo el problema del estancamientoen todos los ámbitos de nuestro Ecuador.

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad