En la ciudad de Quito existen 82 puentes peatonales, de los cuales el 10% son sub-utilizados, es decir, que la ciudadanía no los utiliza de manera adecuada. Según un estudio realizado por la Empresa Metropolitana de Servicios y Administración del Transporte (EMSAT), los puentes no son utilizados por dos motivos básicos, la perdida de tiempo y por que la mayoría no se ajustan a sus requerimientos para una segura y cómoda circulación.

En una prueba realizada por HOY, en el puente peatonal de Miravalle (Av. Simón Bolivar), una persona caminando normalmente por el puente tarda en cruzar la calle aproximadamente un minutos con 15 segundos, mientras que la persona que cruza por la calle se demora alrededor de 40 segundos.

En lo que respecta a la seguridad y comodidad de los puentes, uno de los puentes más peligrosos, es el que está ubicado en la Av. America y Rumipamba, ya que posee escaleras de forma de espiral que causa muchos problemas a los peatones. A diferencia del puente que está localizado en el Trébol, ya que a pesar de que su ingreso tiene forma espiral, no posee gradas, sino que cuenta con una extensa rampa que permite el facil acceso de niños, ancianos y discapacitados.

Según estadísticas de la Dirección Nacional de Tránsito, en lo que va del año se han registrado un total de 235 atropellamientos (no se tiene determinado que porcentaje de estos accidentes han sido provocados por no usar los puentes peatonales). Para Marcelo Castillo, personero de la EMSAT, "hay zonas de tráfico donde existen puentes y no son utilizados como el de la UTE, Universidad Central y Universidad Católica. Mientras hay otros que son muy bien utilizados como es el puente del Trébol y el que está ubicado en la 10 de agosto, justo a la salida de la terminal del Trole".

Según Diego Collahuazo, estudiante de la Universidad Central, quién no utiliza los puentes, "el puente es importante y puede salvar vidas, pero cuando uno está atrasado a clases o está de apuro, toca cruzar la calle corriendo".

Por su parte, el vocero de la Dirección Nacional de Tránsito, Juan Zapata, indicó que "el no utilizar los puentes peatonales es una contravención de primer grado, y la multa es de $2, pero al momento no existe un procedimiento de cobro porque si el peatón no tiene licencia o vehículo no podemos cobrar la multa". Por esta razón se está buscando un mecanismo de cobro para empezar a sancionar a los infractores.

Leonidas Padilla fue atropellado hace casi un año en la Av. América cerca a la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), en el accidente Padilla sufrió la rotura de sus dos piernas por lo que no pudo levantarse de su cama por varios meses. "lo que más me dolió fue que perdí un semestre completo en la universidad y todo por no pasar por el puente y cruzarme la calle a la loca. Por eso ahora donde hay puente prefiero usarlo y si no hay pues busco un semáforo para cruzar y eso es lo que trato de inculcar a las personas que me rodean, porque no quisiera que a nadie le pase lo que me pasó", dijo.

Para este año se piensa construir un total de 10 puentes en el Corredor Periférico Oriental ( Av. Simón Bolivar ) y ampliar a otros siete puentes en distintos puntos del norte y sur de la ciudad. El costo total de la construcción y ampliación de estos puentes es de aproximadamente $939 000. Para el Gerente de Parques y Jardines, Ramiro Pérez, existen dos problemas importantes en lo que a los puentes se refiere el bandalismo, y la falta de uso de la ciudadanía, "hay sectores donde nos hemos visto obligados a construir unas vallas metálicas debajo del puente para que la gente lo use". añadió.

Para ubicar un puente en cualquier punto de la ciudad, se debe cumplir con varios requisitos como es el análisis de los volúmenes peatonales, el número de accidentes y las características del tránsito. Luego de cumplir con estos tres requisitos, el puente que vaya a ser construido debe cumplir con los requerimientos de seguridad, dimensionamiento, comodidad y
estética.

Dario Molina, estudiante de la Universidad San Francisco (Cumbaya), indicó que "es urgente que pongan un puente en el sector de la Universidad, porque para cruzar los cinco carriles de vía hay veces que uno se demora hasta 10 minutos". (JFE)


Latacunga

Pocos pasos peatonales en Cotopaxi Los pasos peatonales en Cotopaxi son escasos, en Latacunga por ejemplo el más utilizado está ubicado en el sector de La Estación, en el ingreso a la ciudad y en donde el tránsito también se distribuye hacia Pujilí y al sur del país. Aquí los usuarios se quejan de la falta de seguridad en las noches y del desaseo, así muchos optan por cruzar por la Panamericana, pese a las mallas que existen en los dos extremos o al peligro de ser atropellados. En Salcedo -otro cantón de Cotopaxi-, en cambio desde 2006 la ciudadanía y autoridades soliciten un estudio técnico a la Policía Nacional a fin de garantizar el tránsito en los ingresos norte y sur, controlando el exceso de velocidad, construyendo pasos peatonales y tomando las medidas necesarias para evitar accidentes, tomando en cuenta que por la zona circulan vehículos livianos y pasados como paso obligado hacia el centro y sur del país. (PC)


Esmeraldas

En la ciudad de Esmeraldas se construyeron tres puentes peatonales de hierro donado por Petroecuador al Municipio, y se los ubicó en Aire Libre frente al Colegio La Inmaculada, en las ciudadelas Tolita 1 y 2, y frente al centro educativo María Auxiliadora. En estos sitios se registraron muertes por atropellamiento de alumnos y habitantes del lugar, debido al intenso tráfico vehicular, sin que se pagaran indemnizaciones. Los tres puentes muy poco son utilizados e incluso en La Tolita y María Auxiliadora, se ubicaron vallas metálicas de cuatro cuadras para que la gente no cruce la vía, pero las rompieron. En Quinindé, también se ubicó un paso peatonal en la avenida Jimmy Anchico que lo construyó el ex diputado Marco Proaño, pero no lo utilizan argumentando que son muy altos y dificulta el acceso a las personas de la tercera edad. Por ello no se instalaron más de estos pasos. Estos puentes más bien sirven para pegar publicidad, propaganda electoral o para convocatorias a alguna reunión o marchas.(LFA)