Una brutal agresión habría sufrido el conscripto Arsenio López en el cuartel Tiwintza, en Cuenca, por parte de su superior, un sargento de apellido Gallo. Según denunciaron hoy sus familiares, el ataque habría dejado al joven postrado y con daño cerebral.

La madre del afectado denunció hoy el hecho, argumentando que hace dos semanas, el conscripto llegó a su casa con problemas para conciliar el sueño, y a los pocos días hablaba y comía con dificultad, hasta que llegó un momento en que ya no pudo levantarse de la cama y alucinaba.

La madre aseguró, además, que en ocasiones, en medio de la noche, su hijo gritaba pidiendo que no le peguen más y acusaba del maltrato a un sargento de apellido Gallo.

Ante esta situación, la familia habría decidido llevarlo al Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis) donde le determinaron incapacidad intelectual debido a los golpes recibidos.

Los familiares del agredido presentaron una demanda contra el cuartel de Tiwintza. Por su parte, las autoridades militares de Cuenca aseguran que el tema es investigado y que darán todas las facilidades a la Fiscalía para determinar si hubo maltrato. De comprobarse el hecho, afirman que el superior responsable del ataque será sometido a la justicia. (MB)