Control sobre Delincuencia

La Policía Judicial dice que la efectividad en la recuperación de vehículos robados es del 101%, cifra mayor que años anteriores

Diariamente, la Policía Judicial de Pichincha (PJP) recupera entre tres y cuatro vehículos que han sido reportados como robados. Luego, se los lleva a los dos patios de Retención Vehícular, ubicados en los sectores de Carapungo y Marianas, para que sus propietarios los reclamen. Según la PJP, se recuperaron de enero a julio 1 632 autos, de los que 982 han sido entregados a sus dueños.

El tiempo que transcurre entre el robo, la denuncia respectiva, la recuperación y la entrega es en promedio de cuatro meses, según Luis Tufiño, jefe de la Brigada de Automotores.

El tiempo se hace mayor si el robo y la recuperación suceden en provincias diferentes.

El 20 de agosto de 2010, Cristina Ron, de 26 años, sufrió el robo de su auto y varias pertenencias personales en el sector de El Batán (norte de Quito). Cuatro hombres, dos de los cuales llevaban armas de fuego, la interceptaron justo cuando se disponía ingresar al vehículo. Uno de los presuntos delincuentes le pidió que abriera las puertas del auto. Una vez dentro, uno de ellos condujo el automotor hasta el sector de la av. Simón Bolívar, en donde abandonaron a su propietaria.

El hecho ocurrió, cerca de las 20:00, hora en la que esta vía es muy transitada, según recuerda Ron.

Casi a media noche, la víctima se dirigió hacia la PJP para poner la denuncia. Ocho meses después, el auto apareció en una patio de venta de vehículos.

Según el director de la Policía Judicial de Pichincha, Víctor Hugo Cartagena, la efectividad de los operativos de recuperación ha mejorado en 2011 y asegura que el 101,8% de los carros se recupera.

Las cifras revelan que hubo de enero a mayo 1 257 reportes de robo de carros y motos y que se recuperaron 1 280.

La razón por la que hay más recuperaciones que denuncias es, según Cartagena, porque corresponden a denuncias de años anteriores, como el caso de Ron, que recuperó su carro en abril.

Las denuncias siguen la tendencia de crecimiento como en 2009, cuando se reportaron 1 962 y 2 282 en 2010. "Hasta el balance de semestral, no se distingue una disminución, pero esperamos que con los continuos controles se disminuya en los meses siguientes", dijo Cartagena.

Los operativos de recuperación se realizan en las principales vías de acceso y de salida de la ciudad entre semana y en las ferias de venta de carros y motos usadas el fin de semana.

Las dos ferias más grandes se realizan en el norte Quito en Cemexpo y en el sur en Guamaní.

En el lugar, la Brigada de Automotores dispone un grupo de dos o tres agentes, los que verifican de forma física que el número de serie del carro sea igual en el motor antes de que se concrete la venta.

También se hace un segundo chequeo en el sistema informático de la Policía (SIIPN) para determinar si el carro tiene una denuncia por robo o si registra reserva de domino, es decir, que no haya terminado de pagarse, por lo que no se encuentra a nombre de quien lo vende.

Uno de los problemas que encierra este delito es la utilización de los carros para cometer varios delitos o para ser vendidos por piezas o los robos que se ejecutan bajo pedido.

Tufiño dijo que un aquellos en el caso de las motos robadas son en su mayoría para actos delictivos, como sacapintas y sicariato.

El número de motos robadas en de enero mayo fue de 337 y el de recuperadas fue de 249. Según Tufiño, la mayoría presentaba alteraciones en el motor. (SO)

Detalles

En 2010, se denunciaron a escala nacional 5 008 carros robados. La provincia con mayor números de casos es Pichincha.

Las denuncias presentadas por provincias son: Pichincha con 1 962, Guayas con 1 752 y Manabí con 251.

De enero a mayo de 2011, se denunciaron 1 257 de vehículos robados y se han recuperado 1 280.


Proceso para recuperar un vehículo robado


Una vez que el carro o moto haya sido recuperado, lo primero que debe hacer la persona interesada es acercarse a la Brigada de Automotores de la Policía Judicial de Pichincha (octavo piso), en la que le proporcionarán el número de parte de recuperación del vehículo.

Con el número de documento, se acerca a la Fiscalía, en donde le indicarán el nombre del Fiscal que lleva el caso.

Para realizar el trámite de recuperación, el propietario del automotor debe justificar su propiedad con todos los documentos.

El fiscal enviará el caso a Criminalística, en donde personal técnico realizará la inspección ocular del automotor, se realizará el revenido químico pertinente, para descartar que el número de chasis o motor no haya sido adulterado.

Entre los papeles que debe entregar el ciudadano a la Policía están el oficio de la Fiscalía con el expediente legalmente certificado, dos copias a color de la cédula de ciudadanía, dos de la papeleta de votación y una de la matrícula del vehículo.

Una semana después, la Policía Judicial elaborará una orden de salida del vehículo de los patios de retención. En este lugar, el propietario debe presentar los mismos documentos anteriores.

Una vez que el fiscal conozca los informes periciales e investigativos practicados al automotor, remitirá a la PJ-Automotores la respectiva orden de devolución y de desbloqueo. Es muy importante que se verifique que el carro haya sido desbloqueado; caso contrario, seguirá reportado como robado y quien lo conduzca podría ser detenido.