|    Pico y placa Quito:      |  

Publicado el 09/Junio/2009 | 00:10

Unos 1 560 uniformados recibieron cursos este año. Ahora serán evaluados por los moradores de su sector.


Policía comunitaria exige estabilidad y capacitación


Unos 1 560 policías comunitarios se han capacitado desde octubre pasado

Un total de 1 000 uniformados se capacitaron en materia de Policía Comunitaria en 2004. "De estos, el 2% se quedó en Quito, los demás fueron trasladados fuera del distrito metropolitano", señala la Corporación de Seguridad Ciudadana.

"Esta capacitación se realizó en la universidad San Francisco de Quito a un costo muy alto. ¿Dónde están ahora estos Policías?", manifiesta Andrés Cordovez, presidente de la Fundación Marcha Blanca, quien ha entrenado a la Policía Comunitaria de manera gratuita. A decir de Cordovez "la institución debe reestructurarse y advertir que estos cambios son una pérdida inmensa para la institución".

Entre el 20 de octubre de 2008 y el 5 de junio de 2009, un nuevo grupo, de 1 560 policías recibió capacitación. Cada efectivo tuvo 70 horas de formación, en grupos de 120 personas durante 15 días.

Édison Medina, jefe de la Policía Comunitaria del Distrito, asegura que este entrenamiento es parte de un proceso de mejoramiento continuo para lograr un gran acercamiento con la ciudadanía, capacidad de respuesta y prevención del delito.

En esta ocasión, " los miembros de la policía deberán permanecer dos años en su Unidad de Policía Comunitaria (UPC); así se podrá evaluar su efectividad", asegura Corposeguridad.

No obstante, Cordovez señala que "la Policía es una institución politizada, con gran inestabilidad, lo que provoca que cuando se realizan cambios de los altos mandos, se cambian también las políticas. Situación que se refleja en las UPC y en todos los organismos policiales".

Por otra parte, Cordovez sugiere eliminar los cuarteles, pues "la policía no es militar. El adiestramiento debe ser periódico, de acuerdo a las necesidades. Se podría crear unidades grandes para controlar a las pequeñas, que sean un soporte".

No obstante, la ciudadanía asegura que a las UPC les hace falta más personal y estar mejor armadas. Zoila Lara, moradora de la Forestal Media, dice que "aunque sí se ve el trabajo de los policías, la delincuencia permanece. Les hace falta más armas y vehículos para patrullar", comenta la madre de 27 años.

"Si los maleantes tienen lo último en armas, cómo no la Policía, qué seguridad podemos tener nosotros", expresa Carlos Onofre, morador del barrio Las Casas.

Sin embargo, la Policía Comunitaria es de prevención, no de reacción, "por lo tanto no debe estar armada, pues así no puede acercarse a la comunidad", asegura Cordovez. "Si su accionar es de prevención, entonces deben conocer qué casas están de arriendo en su sector y saber quiénes serán los inquilinos; así se evitaría el ingreso de delincuentes a los barrios", afirma.

En la interrelación Comunidad Policía, ambas partes tienen obligaciones: "El policía debe juntar al sector y el del morador ser ciudadano, sabiendo que debe cumplir con las obligaciones", concluye Cordovez.
(DS)

PREVENCIÓN


La capacitación de un Policía Comunitario incluye: Ética, cómo desarrollar proyectos de seguridad, liderazgo y primeros auxilios.

la capacidad de diálogo es una de las técnicas que debe desarrollar el policía, pues su éxito está en cómo se relaciona con la gente.

Debe conocer todo lo que ocurre en su sector: Inseguridad, problemas de infraestructura, conflictos y violencia intrafamiliar.

Debe solucionar los problemas o ayudar a los implicados a encontrar la solución, es decir debe ser proactivo.

conocer a fondo las ordenanzas municipales y contravenciones es parte de su labor, pues es un factor de prevención.

debe convertirse en amigo de la gente. Su estabilidad en la UPC genera confianza en los moradores de su sector.

Entrevista

Luis Ochoa. Suboficial, con 33 años de servicio en la Policía Nacional. De estos, lleva seis años en la Unidad de la Policía Comunitaria Cinco de Abril, destacándose por su labor social con los niños, jóvenes y la familia.

El otro, la prioridad de Ochoa


¿Qué significa para usted ser un Policía Comunitario?
Ser proactivo. Dar soluciones a los problemas de los moradores del sector.

¿Cómo se involucra usted con la ciudadanía?
Nos apropiamos de los problemas de los moradores y los ayudamos a resolverlos. Por ejemplo, trabajamos de cerca con los estudiantes colegios. El índice de jóvenes que beben en las calles se ha reducido a cero, porque hemos persistido en charlas, mostrándoles nuestra preocupación y afecto.

¿Qué prioriza en su gestión?
Trabajar en la prevención de delitos, evitar los asaltos y robos. Por otra parte, trabajamos con los niños que muchas veces provienen de hogares donde la delincuencia prima. Por otra parte, la obra social. Con autogestión hemos provisto de sillas de ruedas a minusválidos, féretros a quienes no tienen para adquirirlos, celebramos la Navidad a los niños. De esta manera la gente nos toma confianza y está contenta con nuestro trabajo.

¿Qué le hace falta al Policía Comunitario en este momento?
Mayor preparación formal. Formar a los compañeros en liderazgo, motivación y concienciación. Lograr la articulación de las autoridades, comunidad y Policía Comunitaria; ahí está el éxito. (DS)
[5305]

Archivado en | Quito  |

Tags : Entrevistas 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1 Byron Zuniga desde - Quito

    Sería conveniente tener un directorio de teléfonos de todas las unidades de Policía Comunitaria para poder contactarse rápidamente con ellos.

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad