Educación

Hasta el próximo viernes, los padres de familia pueden inscribir a sus hijos que aún no tienen cupo para ingresar al octavo año de educación básica en la Dirección de Educación. Las autoridades les designarán una institución en la que podrían estudiar el próximo año lectivo, que iniciará el 5 de septiembre.

Existen 600 estudiantes inscritos. María Eugenia Verdugo, subsecretaria de Educación del Austro, cree que serían 800 los alumnos que tendrían que ser ubicados. La funcionaria aseguró que a todos los estudiantes se les asignará una institución cercana al lugar donde viven para garantizar la seguridad y transporte de los menores.

La Dirección de Educación del Azuay planea crear 10 nuevos octavos de educación básica en diferentes instituciones para ubicar a todos los estudiantes que se quedaron sin cupo.

Entre los establecimientos en los que existirá un nuevo grado, están la escuela Manuela Cañizares y La Inmaculada, que pertenecen a la parroquia de Totoracocha, donde se han registrado 117 inscritos.

Otro sector que tiene gran cantidad de alumnos sin cupo es El Vecino: hay 116 anotados. La opción sería abrir nuevas aulas en la escuela Mary Coryle y República de Chile.

En otros establecimientos como escuela Tres de Noviembre, Benjamín Ramírez, Aurelio Aguilar, Eugenio Espejo, Carlos Cueva y Uruguay, ubicados en diferentes sectores de la ciudad, se planea también abrir nuevos grados.

El horario de clases para los estudiantes que sean designados a los nuevos grados será en jornada vespertina, debido a que el espacio físico en las escuelas y colegios es limitado. Necesitarán 35 nuevos maestros. (XPA)