|    Pico y placa Quito:  7-8    |  

Publicado el 21/Septiembre/2009 | 00:06

Cultivos

Debido a la sensibilidad del producto a las enfermedades se puede perder hasta el 80% de la fruta en la Sierra ecuatoriana

Las plagas son la principal amenaza para el cultivo de naranjillas en el país. Se estima que diversas enfermedades pueden acabar con un 66% de los cultivos en la Amazonía y hasta un 80% en la Sierra.

El problema radica en que las dos variedades tradicionales de naranjilla, la común y la de jugo, son muy sensibles al ataque de plagas. Esta es la principal razón para que en el mercado nacional exista muy poca oferta de este producto.

Las enfermedades que atacan a la planta de Solanum quitoense, nombre técnico de la naranjilla, afectan a la raíz, al tallo, a la flor y al fruto. Ante eso, la solución es crear frutas injertas con otras plantas que permitan al producto ser menos sensible.

Nestor Pilaguano, productor agrícola, explicó que hace cuatro años perdió todo su cultivo y no lo ha podido recuperar hasta hoy. "Tenía tres hectáreas (ha) con naranjillas pero enfermedades como el gusano barrenador de fruto terminaron con mis plantaciones", afirmó el agricultor.

Tal situación perjudicó a más de cinco trabajadores, además, Pilaguano perdió cerca de $10 mil dólares de inversión.

Ante esto, el Instituto Autónomo Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) está desarrollando un producto que permita fortalecer el fruto e incrementar el mercado nacional y extranjero.

Las alternativas que plantea el Iniap son aplicar las medicinas a la flor y no cuando el fruto ya esté maduro porque en ese punto ya es demasiado tarde.

A criterio de Pablo Gallegos, investigador del Iniap, la injerción y la aplicación en el momento adecuado de los tratamientos evitarían en un 80% la pérdida de cultivos. "El agricultor pierde hasta un año de producción en relación a los tres años que da una planta normalmente. La solución es la elaboración de naranjillas híbridas como las de Nanegalito y Tandapi", comentó.

De igual forma, en Alluriquín existen 50 ha de esta variedad de naranjillas que se venden a procesadoras que extraen la pulpa de la fruta. En Puyo, por otro lado, se produce una variedad de naranjilla injerta, de la cual el 70% se exporta a Colombia.

Todo lo contrario ocurrió en los Estados Unidos donde "por la calidad del producto hubo un rechazo de nuestra fruta", añadió Gallegos.

Por estas causas, el pedido de los productores de la fruta es contar con mayor tecnología para desarrollar productos que tengan calidad de exportación y que satisfagan al mercado local. "Siempre hay falta del producto", destacó María Guamán, vendedora del Mercado de Santa Clara. (JMF)

Varias circunstancias influyen a la hora de comercializar naranjillas

La exportación de naranjillas ecuatorianas se ve amenazada por la cantidad de enfermedades a las que el producto está expuesto.

Otro factor que perjudica la venta de esta fruta en el extranjero es la alta perecibilidad que tiene el producto en su estado natural. Por tal motivo, el fruto se exporta preferentemente en jugo, en conserva, concentrada y congelada.

Asimismo, la naranjilla de jugo debe pasar por varios controles de calidad si se planea exportarla a los EEUU, país que rechazó el producto anteriormente.

Por estos motivos, técnicos del Banco Central del Ecuador consideran que las exportaciones de naranjilla no significativas para el país.

Las características que debe tener una fruta para ser enviada a otros países son: un tamaño de seis centímetros de diámetro y un peso entre 90 y 140 gramos en cajas de cartón que contengan entre 20 y 30 frutas.

Cabe resaltar que estas especificaciones no pueden cumplirse en todos los casos por las razones mencionadas anteriormente. Entre las principales plagas que afectan a los cultivos de naranjilla están el barrenador de cuello, gusano de la hoja, nemátodo nulador y el gusano de fruto. Este último tiene puede acabar hasta con el 40% de la producción de un agricultor según, Pablo Gallegos, experto del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap).

Estas limitantes afectan también el mercado local. Rosa Tapia, vendedora de frutas de un mercado local, comenta que los precios son inestables. "La naranjilla de jugo cuesta $28, esta semana, mientras que el lulo de colada o híbrido estaba a $9 y ahora la caja cuesta $15", dice. (JMF)
[4382]

Archivado en | Actualidad  | Diario de Negocios 

Tags : Agricultura 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad