El consumo familiar en los Estados Unidos disminuyó en 1% el mes de octubre

NUEVA YORK.- Las tiendas de Nueva York multiplicaron las ofertas para motivar a los compradores a pesar de la crisis en la jornada del “Viernes Negro”, que inauguró la temporada de compras navideñas en los Estados Unidos.

“Hay mejores ofertas que el año pasado, y hoy compramos todos los regalos para Navidad. Estamos tratando de ahorrar lo más posible”, dijo ayer Javier Rodríguez a la entrada de una tienda de electrónicos en Manhattan.

“Este año gastamos más que el año pasado”, admite Rodríguez. "Me preocupa un poco la crisis, pero como tenemos niños, igual tenemos que comprar cosas”.

Hao Xu es estudiante en Manhattan y tiene 22 años. Sale de la tienda Circuit City de Union Square con una bolsa en cada mano. Justamente a causa de la crisis, la cadena Circuit City se amparó en la ley de quiebras y ayer abrió a las cinco de la mañana con ofertas especiales para los más madrugadores.

La jornada de compras, al día siguiente del Día de Acción de Gracias, marca la apertura de la temporada de compras en los EEUU, y es considerada un barómetro clave por los comerciantes.

Según las estadísticas oficiales, el consumo familiar en los EEUU cayó en octubre 1% respecto a septiembre, la caída más abrupta desde el mismo mes de 2001.

Según una encuesta de la Universidad Quinnipiac, 58% de la gente en Nueva York va a gastar menos este año en regalos de Navidad a causa de la crisis, y más de la mitad considera que sus finanzas están peor, (AFP)