|    Pico y placa Quito:  7-8    |  

Publicado el 31/Marzo/2009 | 00:05

Lo adecuado es eliminar el actual aeropuerto e impulsar la construcción del nuevo, la obra más importante para Quito

Por Estuardo Salazar Caldas


estuardo.salazar@hoy.com.ec

El último accidente aviatorio en el sector de la av. González Suárez ha conmocionado a todo el país y, de manera especial, a quienes habitamos en dicha avenida. Este es el cuarto accidente producido por avionetas con pocos tripulantes y pasajeros, razón por la que las víctimas no son numerosas si las comparamos con los accidentes de las cabeceras norte y sur del aeropuerto Mariscal Sucre, el mismo que se encuentra totalmente rodeado por urbanizaciones. Ya podemos imaginarnos lo que ocurriría si en dicho sector se produce un impacto de un avión grande, como por ejemplo un Jumbo 747, que causaría una catástrofe.

En estas circunstancias, la lógica nos recomienda que lo adecuado sería eliminar el actual aeropuerto e impulsar la construcción del nuevo aeropuerto de Tababela, la obra más importante de la ciudad, que ha sido ampliamente debatida por cuatro décadas, con la intervención de las autoridades aeronáuticas y el Municipio de Quito. Por fortuna el nuevo proyecto tiene un avance del 50% y es 11 veces más grande que el actual.

Además de los informes favorables de diversas instituciones del Estado, incluyendo la Procuraduría General, esta obra ha recorrido un largo camino en la burocracia hasta llegar al estado en que se encuentra, luego de que se obtuvo el financiamiento del Gobierno del Canadá, del BID, Eximback y otros, que se constituirá en un verdadero polo de desarrollo, ya que su estructura abarca otros conceptos que se complementan con el mismo, como son el parque tecnológico y la zona franca para la incubación y desarrollo de empresas de tecnología avanzada y el consiguiente desarrollo industrial y turístico de la ciudad.

La ciudadanía de Quito y especialmente quienes habitamos en el sector de Guápulo, demandamos de las autoridades la terminación inmediata del nuevo aeropuerto para evitar futuras catástrofes de impredecibles consecuencias y para facilitar el desarrollo no solo de la zona de Tababela sino también del aeropuerto Mariscal Sucre, que sería sustituido por parques, lago, centro de convenciones y que sobre todo facilitará el desarrollo vial así como la industria de la construcción en el norte de Quito.

Con estos antecedentes, nos llaman poderosamente la atención los obstáculos que se han presentado a esta obra de parte de ciertas entidades, como la Contraloría, que llegan al extremo de ocultar sus observaciones a los concejales supuestamente imputados en la desviación de fondos en este proyecto, violentando el debido proceso, como así lo denunció el Municipio de Quito en un manifiesto público.

Afortunadamente, el Gobierno nacional extendió el aval para la construcción de la autopista de Tababela, con lo cual esperamos que se lo termine y pueda ser inaugurado como uno de los principales acontecimientos en la conmemoración del primer bicentario del 10 de Agosto de 1809, dada su proyección histórica nacional e internacional.

En definitiva, apelamos a la comprensión de las autoridades para que, en alianza con la sociedad civil, sumen esfuerzos en el afán de superar un grave problema de seguridad pública, y a la vez se incentive el progreso de la ciudad.
[3318]

Archivado en | Opinión  | Perspectivas 

Tags : Estuardo Salazar 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad