|    Pico y placa Quito:      |  

Publicado el 16/Agosto/2009 | 00:08

Comités de defensa ciudadana

Este sector marginal de Guayaquil tiene una incipiente organización para respaldar al gobierno. A cambio, recibe obras.

Monte Sinaí es con seguridad uno de los sectores más pobres de Guayaquil. Y de los más poblados. Sus dirigentes dicen que son 50 mil personas, pero por aquí no ha llegado ningún censo que lo certifique. Ubicado al noroeste de la ciudad, en las márgenes de la Vía Perimetral, su masiva población ha generado el interés de los partidos políticos.

En medio de la pobreza, está la central política de AP, el partido de Gobierno. Los moradores no han escuchado mucho de los comités barriales que anunció el presidente Correa, pero, sin saberlo, han formado ya parte de una organización que es el plan piloto del plan del Régimen.

De allí, de Monte Sinaí, han salido centenas de personas a marchas y concentraciones del Gobierno: estuvieron en la marcha a favor de las evaluaciones a la UNE; acompañaron a una marcha por la democracia en Honduras sin saber quién es Manuel Zelaya; y muchos estuvieron en las gradas del Estadio Modelo para la presentación de Silvio Rodríguez sin haber escuchado nunca "Unicornio azul".

Los habitantes de Monte Sinaí no cuentan ni con agua potable ni alcantarillado, pero aún así son privilegiados: es el único sector en el que el Gobierno, a través de Corpecuador, arregló y asfaltó su vía principal con una inversión de $800 mil, una obra que, en teoría, corresponde al Municipio porteño. También, el ministro de Educación, Raúl Vallejo, los visitó meses atrás para inaugurar la primera escuela fiscal de la zona, para la que el Régimen destinó $180 mil.

Pero eso no garantiza incondicional respaldo al Gobierno, según moradores consultados. Ahí, prefieren hablar de desarrollar proyectos comunitarios con el apoyo de donde venga, sea estatal o municipal.

Una fuente de inteligencia dijo a HOY que las tareas de reclutamiento político en ese sector no son nuevas y datan de hace una década. Actualmente, identifican al Movimiento Bolivariano Alfarista (MBA) que ha estado por esas tierras. Édgar Frías, cabeza del MBA, no contestó su celular y no se pudo recoger su versión.

Pero, en la revista Utopía, publicada por el MBA en septiembre de 2008, cuentan que las organizaciones políticas de base no son nuevas en Guayaquil y se iniciaron en el partido Concentración de Fuerzas Populares. Assad Bucaram fue el primero en esta ciudad en armar grupos que defiendan su administración.

El líder de Monte Sinaí y presidente de la Confederación de Barrios Suburbanos, Marcos Solís, se reúne semanalmente con 40 dirigentes barriales para planificar proyectos comunitarios (huertos, letrinas, tiendas populares) y gestionar obras. También para promocionar los planes del Gobierno, como el de la Tarifa de la Dignidad, que fija en $0,04 el costo del kw/h para quienes consuman hasta 130 kw al mes.

Solís, que trabaja en una central de AP pero que se considera independiente, dice que la ciudadanía tiene dudas frente a los comités de defensa que tienen como referencia a Cuba y Venezuela. En estos países, los lideres barriales dirigen tareas de salud, higiene, de apoyo a la economía y de fomento de la participación en distintos ámbitos.

Otros se encargan de la limpieza de calles, del reciclaje, la activación de mecanismos para el ahorro energético, el patrullaje nocturno y hasta la donación de sangre en hospitales públicos.

"Los barrios deben estar organizados, pero hacer fuerza y desarrollar proyectos, impulsar leyes", sostiene el dirigente que espera un profundo debate sobre la propuesta gubernamental.

A cinco minutos de Monte Sinaí, se encuentra el sector de Balerio Estacio, bautizado así por los habitantes en reconocimiento al líder popular y ex asambleísta del Movimiento AP.

La cooperativa marginal está dividida en 45 sectores, entre las que se encuentran Tiwintza de la Flor, Voluntad de Dios, Trinidad de Dios y El Fortín.

El Comité Cielo Nuevo, en la quinta etapa, se reúne cada martes para planificar las actividades comunitarias y dar solución a una serie de problemas, entre ellos el de la inseguridad. Como iniciativa, tienen previsto construir un puesto de Auxilio Inmediato (PAI) o un local para el Cuerpo de Bomberos.

Cecibel Vivero, secretaria de la quinta etapa, afirma que, con la creación de los Comités de Defensa de la Revolución Ciudadana, se limitaría la libertad de los barrios que solo requieren obras y no discursos políticos.

Dice que, desde que el presidente Rafael Correa asumió su primer mandato, las familias reclaman servicios básicos. Como anécdota, Vivero recuerda que, el 14 de mayo pasado, un grupo de niños esperaba al mandatario, pero nunca llegó a la ceremonia de colocación de la primera piedra para la construcción de la unidad educativa del milenio. "Fue una burla para los niños que consiguieron banderas tricolores y globos". Esa unidad educativa fue bautizada, con días de anticipación, como "País".

Luis Gómez, titular de la Confederación de Barrios del Ecuador, cree que estos comités son conceptos sociopolíticos bolivarianos que no darían resultado.

"Es mejor fortalecer las organizaciones que hay en cada barrio, comuna o parroquia, pues eso es lo primordial (...). De esa manera, los ciudadanos no estarían (como mendigos) solicitando obras al Municipio o al Gobierno", añadió Gómez. (CHM)

Proyectos de desarrollo

La cooperativa de vivienda Pablo Neruda del Guasmo Sur, que alberga a 5 700 familias (73% afro y 27% mestizo), desarrolla anualmente tareas de participación ciudadana con el apoyo del Cabildo.

En las fiestas julianas, por ejemplo, los niños desfilaron con trajes típicos y bailaron en una plaza abierta, al son del reguetón y de los aplausos de sus padres.

Desde el 15 de enero de 2007, la Fundación Pro Caena desarrolla un proyecto de rehabilitación con base en la comunidad, tanto en El Fortín como en el bloque 10 de Bastión Popular.

Más de 30 promotores tienen como objetivo incluir a las personas con discapacidad en todos los ámbitos.

Correa: los comités ya están activos


Brigadas gobiernistas

En su enlace sabatino, el presidente Correa, insinuó que la conformación de los comités de defensa de la revolución no es un tema nuevo. "Ya me han escuchado decirlo, es más, ya hemos hecho los comités en Guayaquil", afirmó el mandatario.

Sin embargo, estas declaraciones contradicen las de Doris Solis, quien sostiene que la conformación de los comités no se ha iniciado aún. Estos comités, según Correa, tendrían la función de proteger al régimen. Si no tenemos gente que salga a las calles para defender a su gobierno, fácilmente nos pueden desestabilizar" afirmó.

Añadió que el Gobierno no tiene intenciones de que los miembros de los comités porten armas. "¡Qué vamos a armar! Si esta prohibido portar armas" argumentó.

No obstante, expuso sus intenciones de continuar organizando y movilizando a sus simpatizantes en comités familiares y barriales.

"Qué es lo que salva a Chávez en Noviembre de 2002, el pueblo organizado, movilizado, que va a rescatarlo en el palacio de Miraflores y bota a los golpistas verdad" comentó.

Aun así, criticó un artículo de análisis del 14 de agosto, publicado por Diario HOY, titulado "Brigadas ciudadanas o fuerza de choque", donde se hace referencia al peligro de que los ecuatorianos puedan enfrentarse en dos bandos por pensar distinto en política.

Finalmente Correa restó importancia al tema diciendo "esto es pura y simple organización popular y eso es lo que hace temblar a la oligarquía". (BOA)

Cuba y Venezuela usan este modelo


Comités de defensa

Los Comités de Defensa de la Revolución se fundaron en La Habana (Cuba) en 1960. Su objetivo: vigilar la injerencia externa y los actos que desestabilicen el sistema político.

Es la más poderosa de las organizaciones cubanas no gubernamentales que participa en tareas de salud, higiene y de apoyo a la economía, pero también promueve la participación ciudadana a través de las elecciones o en las asambleas.

Otras tareas incluyen la entrega de sangre para los hospitales, la lucha y la vigilancia contra posibles infiltraciones de paquetes de drogas por los mares que rodean la isla de Cuba. Según el portal Wikipedia, hay en Cuba 133 mil comités con 8,2 millones de afiliados.

Esta organización también se levantó en Venezuela. En ese país, están constituidos como "Círculos Bolivarianos", cuya agrupación tiene como ideología fortalecer la voz del pueblo, sin que se utilice la violencia como recurso. Se integran para discutir sobre los problemas de la comunidad y canalizarlos hacia el Gobierno.

La estructura de los CDR de Cuba y de Venezuela son similares. Los comités tienen una estructura descentralizada. En la instancia nacional, los órganos y organismos de dirección son el Congreso, la Dirección y el Secretariado Ejecutivo. (GCA)

ENTREVISTA

"No queremos bajar la guardia en la revolución"



Doris Solís Carrión, secretaría de Pueblos y Movimientos Sociales y Participación Ciudadana. Fue ministra coordinadora de Patrimonio Natural y Cultural. Asumió su actual cargo el 15 de noviembre de 2007. Durante el Gobierno de Lucio Gutiérrez se desempeñó como ministra de Turismo. En los años noventa, promovió los derechos de las mujeres y las comunidades rurales y formó la Fundación Sendas.

¿Qué papel desempeñarán los Comités de Defensa de la Revolución Ciudadana?

La afirmación del presidente Correa se da en el contexto de iniciar una nueva etapa de Gobierno. El programa de la revolución ciudadana debe asentarse en una protección y en una participación mucho más activa para que los ciudadanos estén mejor informados de los programas de Gobierno y puedan defender los cambios. Este es un proceso que tiene amenazas.

¿Qué tipo de amenazas?
Una amenaza muy palpable es el golpismo, que creíamos superado en América Latina. Sin embargo, vemos que en el caso de Honduras se instrumentó por parte de los grupos privilegiados junto con una parte del Ejército. Eso no es casual, es una amenaza que ha estado presente en Guatemala, Venezuela, y que no la descartamos aquí. Ventajosamente, en el Ecuador, el proyecto político ha sido ratificado seis veces, tenemos mucho apoyo, pero no queremos bajar la guardia. Aquí no es que haya una derecha sensata, de ideas, capaz de integrarse por programas y propuestas, sino que defienden privilegios con prácticas antidemocráticas.

¿Se ha identificado a estos grupos? ¿Quiénes son?

Son los poderes fácticos, los grupos que han detentado el poder económico, político y han tenido todos los privilegios y que no quieren entrar en este gran pacto social por el progreso.

Las bases militares en Colombia, ¿son una amenaza?

Indudablemente, este es un elemento de amenaza regional. Se dice que las bases son para combatir el narcotráfico y el terrorismo, pero ¿cuál es la definición de terrorismo? Hay sectores muy conservadores en los Estados Unidos que hablan de que los presidentes Correa y Chávez son terroristas. En el calificativo muy bien pueden entrar líderes democráticos electos que impulsan cambios que molestan a las transnacionales. No podemos ser ingenuos, y es en ese contexto que el Presidente planteó el empoderamiento de la ciudadanía con base en los Comités de Defensa.

¿Esta política no se convertirá en una estrategia de persecución contra quienes no estén de acuerdo con el Gobierno?
Hay que tener confianza en que los ecuatorianos somos un pueblo maduro, capaz de tener formas organizativas. Las experiencias de Cuba y de Venezuela son muy interesantes y responden a sus realidades, pero en el Ecuador hablamos de defender nuestro proceso de revolución.

¿Cuándo se aplicará el proyecto?
Es una idea que la discutiremos con el Presidente y se presentará en unas semanas.

Estos grupos ¿podrían salir de las ligas barriales?

No. Existen formas organizativas familiares, comunales, barriales. No hay que confundir las formas ciudadanas de organización con los comités del Movimiento AP, que es una forma política propia que vamos a preparar.

¿Qué perfil tendrán estos grupos?
Esto se lo debe preguntar al ministro Ricardo Patiño, que es el responsable del proyecto político, y estos comités están en el ámbito de la organización política del Movimiento AP.

¿AP organizará los comités?
La prensa confunde las formas de organización ciudadana y de participación, con formas más políticas de defensa del proyecto de la revolución. No queremos suplantar las organizaciones de la sociedad civil, queremos abrir los cauces de participación.

Pero, ¿habrá un nivel político?
En el nivel político, queremos generar organizaciones como los círculos de defensa a los que se refirió el presidente Correa, cabildos populares, etc., para defender este proyecto, siempre de manera democrática y en paz. Hemos empezado a discutir la necesidad de que en esta nueva etapa sí requerimos un movimiento más estructurado y sólido. AP tiene miles de comités barriales y parroquiales que han funcionado en Quito, Guayaquil, Cuenca, etc.

¿Cuál es el presupuesto destinado?

No lo sé.
(SC)
[13137]

Archivado en | Actualidad  | Política 

Tags : Entrevistas  Alianza País  Gobierno 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad