|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 07/Mayo/2010 | 00:06

No solo que a Colombia le sentaría bien el remezón verde, sino que la región entera ganaría en paz y viabilidad política

Por: Ana María Correa
amcorrea@hoy.com.ec

Si las cosas siguen como hasta ahora en Colombia, Juan Manuel Santos se convertiría en el portaestandarte sepulturero del uribismo. Esto mostraría cómo, a pesar de los éxitos alcanzados en materia de seguridad, la Colombia política, diversa y variopinta, requiere de nuevos aires que refresquen el pasmado escenario de monolítico asentimiento a la peculiar visión de Uribe y de su operador más duro, Santos. Pero no está solo eso, los estrategas y asesores del candidato del uribismo se han encargado de convertir a Santos en uno de los mayores fracasos políticos del año.

Pero, yendo al grano de la cuestión, no solo que a Colombia le sentaría bien el remezón verde, sino que la región entera ganaría en paz y viabilidad política en un escenario de victoria de Antanas Mockus. El hecho no pasa por el ensalzamiento de la personalidad ni las virtudes histriónicas y creativas del candidato. Efectivamente, existen lagunas y vacíos en algunas de las propuestas de Mockus, además de imprecisiones y ambigüedades, pero el tema no está necesariamente ahí, sino en la potencia simbólica de la derrota del uribismo. El caso quizás es más parecido a la victoria de Barack Obama en los EEUU, en donde el hecho en sí mismo, cargado de una potente significación simbólica, dio paso a una nueva relación entre los EEUU y el mundo.

Una potencial victoria de Mockus sería una especie de bofetada para los ánimos belicistas, alimentados en ambos lados del espectro ideológico del vecindario andino. Al contrario, con Juan Manuel Santos, la región profundizaría el conflicto y las diferencias causadas durante el período de Uribe, más aún, se ahondarían aquellos rasgos más negativos y las aristas más cuestionables de la política de seguridad democrática que, por ejemplo, desencadenarom el desencuentro profundo entre el Ecuador y Colombia luego del bombardeo de Angostura.

Una ganancia del partido verde en Colombia, sin duda, cambiaría las piezas del ajedrez y la predisposición de Chávez y Correa hacia el eterno mal vecino de Colombia. Pero, internamente, los desafíos son complejos.

En el ánimo de los colombianos, el furor verde ha inundado casi todas las esferas, y la adhesión emocional de los colombianos hacia Antanas es profunda. Sin embargo, son las características de mesianismo y personalización de la política generados a partir de la política de Álvaro Uribe los que están conduciendo al agotamiento del modelo uribista y a la súbita e inesperada subida de Mockus en la carrera presidencial. La coyuntura para los electores colombianos exige un ejercicio aún mayor de análisis de cómo el Partido Verde, sin una estructura mayor, podrá atacar el problema medular de reinstitucionalización de la estructura política colombiana o si, por el contrario, Antanas continuará, por sus debilidades intrínsecas, profudizando estos males de la política colombiana.

Volviendo al escenario regional, una potencial victoria de Antanas Mockus inevitablemente transformará la dinámica de relacionamiento regional. Mockus, en la práctica, puede sorprender en el mantenimiento de ciertas políticas de seguridad del Gobierno de Álvaro Uribe, sin embargo, la irreverencia de su propuesta y su presentación y la derrota a Santos pueden dejar sin efecto a las armas verbales a Correa y Chávez.
[3459]

Archivado en | Opinión  | Perspectivas 

Tags : Ana María Correa 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1 María Elena Torres

    Aunque la señora Correa pretenda siempre ser de oposición, con este artículo sí que manifiesta toda la simpatía solapada que siente por el gobierno del presidentillo de turno. Llamar a Colombia "el eterno mal vecino" es solo asumir los conceptos emitidos por el mandatario y hacerlos propios. Colombia fue mal vecino para conveniencia de campaña chavista que desarrolló correa para engañar a los incautos que lo apoyan. Y más allá, ese apelativo se le dio al vecino porque la ineficiencia de las leyes y la justicia de nuestro país permitieron que Ecuador conocido por su corrupción sea refugio autorizado de matones, guerrilleros y asesinos, mas no porque el pueblo colombiano en pleno fuera de esa manera. Es decir, si tuvieramos autoridades incorruptibles jamás se hubiese convertido el Ecuador en cueva de rateros y guerrilleros. Pero como para el régimen del tirano autoritario y corrupto de turno, ser amigo de las farc no es delito... entonces de qué hablamos.

    Por otro lado, la región sentirá frescura y las fichas cambiarán no cuando Mockus y sus exentricidades suban al poder, sino cuando desaparezca chávez y sus acólitos rojos, los que además de hacer gala de ignorancia y de extender la dictadura castrista y castrante se permiten determinar sobre el futuro de cualquier democracia.

    Por otro lado, "hablemos de lo que es ser mal vecino". Los malos vecinos no venden electricidad en tiempo de necesidades, no prestan los oleoductos para seguir transportando el denso y pesado crudo de nuestro país. Los malos vecinos, señora, inciden en decisiones sin respetar la autonomía y la libre determinación de cada uno, ya sea como persona y más como país. ¿Deduce usted el tipo de vecindario en el que nos hemos convertido?

    Dejemos de ser tan incidiosos y chovinistas que eso nos aisla y nos iguala a las mentes autoritarias y tiranas que manejan la opinión en la actualidad tanto interna como de la región en pleno. No es chávez el que determina el futuro de la región es la democracia en sí. Pero en lo personal ojalá gane Santos para que detenga la marea roja con la que muchas especies pensantes hoy por hoy están desapareciendo.

    + Vote Up! Vote Down! -
  2. 1 María Elena Torres

    Aunque la señora Correa pretenda siempre ser de oposición, con este artículo sí que manifiesta toda la simpatía solapada que siente por el gobierno del presidentillo de turno. Llamar a Colombia "el eterno mal vecino" es solo asumir los conceptos emitidos por el mandatario y hacerlos propios. Colombia fue mal vecino para conveniencia de campaña chavista que desarrolló correa para engañar a los incautos que lo apoyan. Y más allá, ese apelativo se le dio al vecino porque la ineficiencia de las leyes y la justicia de nuestro país permitieron que Ecuador conocido por su corrupción sea refugio autorizado de matones, guerrilleros y asesinos, mas no porque el pueblo colombiano en pleno fuera de esa manera. Es decir, si tuvieramos autoridades incorruptibles jamás se hubiese convertido el Ecuador en cueva de rateros y guerrilleros. Pero como para el régimen del tirano autoritario y corrupto de turno, ser amigo de las farc no es delito... entonces de qué hablamos.

    Por otro lado, la región sentirá frescura y las fichas cambiarán no cuando Mockus y sus exentricidades suban al poder, sino cuando desaparezca chávez y sus acólitos rojos, los que además de hacer gala de ignorancia y de extender la dictadura castrista y castrante se permiten determinar sobre el futuro de cualquier democracia.

    Por otro lado, "hablemos de lo que es ser mal vecino". Los malos vecinos no venden electricidad en tiempo de necesidades, no prestan los oleoductos para seguir transportando el denso y pesado crudo de nuestro país. Los malos vecinos, señora, inciden en decisiones sin respetar la autonomía y la libre determinación de cada uno, ya sea como persona y más como país. ¿Deduce usted el tipo de vecindario en el que nos hemos convertido?

    Dejemos de ser tan incidiosos y chovinistas que eso nos aisla y nos iguala a las mentes autoritarias y tiranas que manejan la opinión en la actualidad tanto interna como de la región en pleno. No es chávez el que determina el futuro de la región es la democracia en sí. Pero en lo personal ojalá gane Santos para que detenga la marea roja con la que muchas especies pensantes hoy por hoy están desapareciendo.

    + Vote Up! Vote Down! -
  3. 1 María Elena Torres

    Aunque la señora Correa pretenda siempre ser de oposición, con este artículo sí que manifiesta toda la simpatía solapada que siente por el gobierno del presidentillo de turno. Llamar a Colombia "el eterno mal vecino" es solo asumir los conceptos emitidos por el mandatario y hacerlos propios. Colombia fue mal vecino para conveniencia de campaña chavista que desarrolló correa para engañar a los incautos que lo apoyan. Y más allá, ese apelativo se le dio al vecino porque la ineficiencia de las leyes y la justicia de nuestro país permitieron que Ecuador conocido por su corrupción sea refugio autorizado de matones, guerrilleros y asesinos, mas no porque el pueblo colombiano en pleno fuera de esa manera. Es decir, si tuvieramos autoridades incorruptibles jamás se hubiese convertido el Ecuador en cueva de rateros y guerrilleros. Pero como para el régimen del tirano autoritario y corrupto de turno, ser amigo de las farc no es delito... entonces de qué hablamos.

    Por otro lado, la región sentirá frescura y las fichas cambiarán no cuando Mockus y sus exentricidades suban al poder, sino cuando desaparezca chávez y sus acólitos rojos, los que además de hacer gala de ignorancia y de extender la dictadura castrista y castrante se permiten determinar sobre el futuro de cualquier democracia.

    Por otro lado, "hablemos de lo que es ser mal vecino". Los malos vecinos no venden electricidad en tiempo de necesidades, no prestan los oleoductos para seguir transportando el denso y pesado crudo de nuestro país. Los malos vecinos, señora, inciden en decisiones sin respetar la autonomía y la libre determinación de cada uno, ya sea como persona y más como país. ¿Deduce usted el tipo de vecindario en el que nos hemos convertido?

    Dejemos de ser tan incidiosos y chovinistas que eso nos aisla y nos iguala a las mentes autoritarias y tiranas que manejan la opinión en la actualidad tanto interna como de la región en pleno. No es chávez el que determina el futuro de la región es la democracia en sí. Pero en lo personal ojalá gane Santos para que detenga la marea roja con la que muchas especies pensantes hoy por hoy están desapareciendo.

    + Vote Up! Vote Down! -
  4. 1 María Elena Torres

    Aunque la señora Correa pretenda siempre ser de oposición, con este artículo sí que manifiesta toda la simpatía solapada que siente por el gobierno del presidentillo de turno. Llamar a Colombia "el eterno mal vecino" es solo asumir los conceptos emitidos por el mandatario y hacerlos propios. Colombia fue mal vecino para conveniencia de campaña chavista que desarrolló correa para engañar a los incautos que lo apoyan. Y más allá, ese apelativo se le dio al vecino porque la ineficiencia de las leyes y la justicia de nuestro país permitieron que Ecuador conocido por su corrupción sea refugio autorizado de matones, guerrilleros y asesinos, mas no porque el pueblo colombiano en pleno fuera de esa manera. Es decir, si tuvieramos autoridades incorruptibles jamás se hubiese convertido el Ecuador en cueva de rateros y guerrilleros. Pero como para el régimen del tirano autoritario y corrupto de turno, ser amigo de las farc no es delito... entonces de qué hablamos.

    Por otro lado, la región sentirá frescura y las fichas cambiarán no cuando Mockus y sus exentricidades suban al poder, sino cuando desaparezca chávez y sus acólitos rojos, los que además de hacer gala de ignorancia y de extender la dictadura castrista y castrante se permiten determinar sobre el futuro de cualquier democracia.

    Por otro lado, "hablemos de lo que es ser mal vecino". Los malos vecinos no venden electricidad en tiempo de necesidades, no prestan los oleoductos para seguir transportando el denso y pesado crudo de nuestro país. Los malos vecinos, señora, inciden en decisiones sin respetar la autonomía y la libre determinación de cada uno, ya sea como persona y más como país. ¿Deduce usted el tipo de vecindario en el que nos hemos convertido?

    Dejemos de ser tan incidiosos y chovinistas que eso nos aisla y nos iguala a las mentes autoritarias y tiranas que manejan la opinión en la actualidad tanto interna como de la región en pleno. No es chávez el que determina el futuro de la región es la democracia en sí. Pero en lo personal ojalá gane Santos para que detenga la marea roja con la que muchas especies pensantes hoy por hoy están desapareciendo.

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad