La Alta Comisaría de Derechos Humanos de las Naciones Unidas anunció que varios países todavía mantienen leyes que discriminan a las mujeres.

El estudio presentado en Ginebra hace pocos días fue realizado por Fareda Banda, miembro de la Escuela de Estudios Africanos y Orientales de la Universidad de Londres.

En su investigación señaló que 53 Estados no prohíben la violación dentro del matrimonio, mientras que la sucesión y privilegios en la entrega de una herencia favorecerán siempre al hijo varón.

Por otro lado, en el documento se reveló que muchos estados tienen leyes que estipulan que las mujeres pueden casarse entre los 14 y 16 años, mientras que los varones lo pueden hacer desde los 18 a 21 años.

“Esa ley se basa en una relación desproporcionada, e incrementa la desigualdad entre hombres y mujeres. Si las jóvenes se casan más temprano que los varones, eso afecta directamente a su derecho a la educación” , insistió Banda. Además, el matrimonio a los 14 años incide de forma perjudicial sobre su ciclo reproductivo, cuántos hijos procreará y qué consecuencias tendrá en su salud”, añadió.

El estudio concluyó que el Consejo de Derechos Humanos debería nombrar a un representante especial sobre leyes discriminatorias contra la mujer. (CCN)