Quito. 29.01.92. ¿Cuentos quieres, niña bella? Tengo mucho que contar: de una sirena del mar, de un ruiseñor y una estrella, de una cándida doncella que robó un encantador, de un gallardo trovador y de una odalisca mora, con sus perlas de Bossora y sus chales de Lahor. Cuentos dulces, cuentos bravos de damas y caballeros, de cantores y guerreros de señores y de esclavos; de bosques escandinavos y alcázares de cristal; cuentos de dicha inmortal, divinos cuentos de amores que reviste de colores la fantasía oriental. Y como éste de la lojana Zoila Esperanza Palacio (1912), son muchos los cuentos y poemas infantiles que nos trae la nueva antología de literatura infantil realizada por Teresa Crespo de Salvador. Coplas populares y poemas y cuentos infantiles de autores ecuatorianos que desde siglos pasados han dedicado su creatividad para brindar momentos de distracción y reflexión a aquellos espíritus capaces de sorprenderse, de volar a sus anchas o de emocionarse ante un texto sugestivo o una idea tierna, es lo que ofrece este "Baúl de tesoros", el cuarto volumen de la Biblioteca Ecuatoriana de la Familia, dirigida al núcleo familiar y con precios accesibles. Anteriormente, este fondo editorial ha entregado "Vamos a cantar", "Así en la tierra como en los sueños" y "Saber alimentarse". Este cuarto título es parte de los 20 proyectados dentro del ambicioso plan de promoción de lectura con temas de interés general, en el que participan el programa "El Ecuador Estudia" del Ministerio de Educación, la Casa de la Cultura Ecuatoriana y las editoriales Corporación Editora Nacional y El Conejo. Ahora es Teresa Crespo Toral de Salvador -una de las más importantes autoras y estudiosas de literatura infantil en el Ecuador- quien entrega un minucioso trabajo de recopilación y selección -no en la amplitud que ella hubiera querido.