|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 22/Febrero/2009 | 00:12

La red Ostaiza trabajaba con los carteles de Cali (Colombia) y Sinaloa (México). Lea cómo ha cambiado el tráfico de estupefacientes, con el liderazgo de los mexicanos.

Red Ostaiza negocia con resquicios de cartel de Cali


Narcotráfico internacional


La organización delictiva colombiana fue tomada por los mandos medios y se la dividieron

Dos operativos de la Policía Nacional dieron con la presunción de que la droga que supuestamente exportaba la red Ostaiza a México provenía de Colombia.

En junio de 2008, durante las acciones de inteligencia previas a los operativos "Huracanes", se registraron varios encuentros entre Jefferson Ostaiza, líder de la red ecuatoriana, y el colombiano Roosevelt Borda Linares, alias "El Paisa", a quien se vincula con el cartel de Cali.

En la actualidad, el cartel de Cali está desarticulado, según las autoridades de Colombia. El 9 de junio del año 1995, lograron capturar al cabecilla de la organización, Gilberto Rodríguez Orejuela, y el 6 de agosto de 1995, al segundo al mando, Miguel Rodríguez Orejuela. Nueve años después, en diciembre de 2004, fueron extraditados a los EEUU.

Sin embargo, el negocio ilícito continuó, pero en otras manos, en pequeños resquicios de lo que fue alguna vez el cartel de Cali que, según datos de la Agencia Antidroga de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), llevaba el 80% de la droga que se comercializaba en esa nación en la década de 1990.

Orlando Henao Montoya e Iván Urdinola fueron los primeros en liderar el negocio del antiguo cartel de los Rodríguez Orejuela. Sin embargo, fueron capturados y murieron en prisión.

Así, el imperio de este negocio ilícito fue heredado, a inicio de la presente década, por Wílber Varela, alias "Jabón", y Diego Montoya, alias "Don Diego", quienes finalmente lo dividieron en varios frentes.

Juan Carlos Ramírez, alias "Chupeta", se cambió al cartel del Norte del Valle y, luego, terminó huyendo hacia el cono sur del continente.

Las sospechas de los organismos colombianos era que Wílliam Rodríguez, hijo de Miguel Rodríguez Orejuela, logró recuperar parte del imperio, fueron certeras. En 2006, el nuevo "príncipe" de la droga, fue capturado, y terminó declarando en contra de su padre y su tío.

Ahora, las cosas han cambiado. El liderazgo en el negocio es de los carteles de Sinaloa y de El Golf, dueños de las rutas a los EEUU. (JRI)

"Chupeta" fue el último de los pupilos del cartel en caer


Inspiró al personaje del cartel de los sapos

Todos Los hombres fuertes del cartel de Cali terminaron en la cárcel o muertos. Solo uno pudo alargar su historia delictiva más allá de lo imaginable, Juan Carlos Ramírez Abadía, alias "Chupeta".

Ramírez era un joven de clase media. Estudiaba economía, pero desde 1984 se dedicó a crear empresas para apantallar negocios ilícitos. Así, poco a poco, fue adentrándose en la organización de los hermanos Rodríguez Orejuela.

Cuando el cartel de Cali perdió importancia por la caída de sus capos, Chupeta terminó ocupando las más altas jerarquías.

En marzo de 1996, se entregó a la Justicia colombiana, junto con Juan Carlos Ortiz Escobar, alias "Cuchilla". Los dos fueron condenados a 23 años de prisión, pero se beneficiaron de reducción de penas. En 2002 dejó la cárcel.

Cambió de apariencia varias veces y continuó manejando el cartel del Norte del Valle, moviéndose eventualmente entre el Ecuador, la Argentina, el Brasil y el Uruguay. Optaba por cambiar su rostro: es irreconocible al comparar las fotos de la década de 1980 con las actulaes.

Fue detenido a finales de 2007 en São Paulo, y extraditado a los EEUU. En la teleserie colombiana El cartel de los sapos, inspira al personaje de "Pirulito".

Cartel se afianza con la muerte de Escobar


Creación de los pepes
Durante el apogeo del grupo delictivo asentado en Cali llegó a comerciar el 85% de la droga en EEUU

E l "Ajedrecista", Gilberto Rodríguez Orejuela, tuvo una larga carrera delictiva, que se inició a finales de la década de 1960. Pero solo con la muerte de Pablo Escobar Gaviria, el capo del cartel de Medellín, su negocio se perfeccionó y llegó a ser el mayor proveedor de droga en los EEUU. En 1995, ese país calculaba que él proveía el 85% de la droga.

El cartel de Cali fue uno de los promotores de la creación del grupo armado denominado Los Pepes (PPP, Perseguidos por Pablo Escobar), que trató de desintegrar todo el aparato de terror que tenía montado Escobar en contra de sus enemigos, es decir, las autoridades y el resto de contrabandistas de droga en toda Colombia.

El comando armado estaba liderado por los hermanos Fidel y Carlos Castaño Gil, a quienes se les unió Diego Fernando Murillo, alias "Don Berna". Este grupo estaba financiado por los cabecillas del Cartel de Cali

Pablo Escobar murió el 2 de diciembre de 1993, en Medellín, a manos de la Policía, luego de haberse fugado de la cárcel y de estar 17 meses prófugo. A pesar de que Los Pepes no lograron poner fin a su vida, la muerte de Pablo Escobar hizo que a la postre el cartel de Cali se tomara liderazgo en el tráfico de drogas.

Gilberto Rodríguez Orejuela tenía antecedentes como sicario y traficante desde 1972, Se inició en la banda de Los Chemas, temida por su agresividad. Solo dos décadas después fue atrapado. (JRI)

Los capos

Gilberto Rodríguez Orejuela. Su alias es "El Ajedrecista", gracias a la maestría con la que manejó el cartel de Cali. En 2004, fue extraditado a los Estados Unidos.

Miguel Rodríguez Orejuela. Hermano del Gilberto. Según reportes de las autoridades colombianas, su hijo William Rodríguez heredó su parcela de poder

José Santacruz Londoño. Hombre de choque, uno de los más violentos. Se entregó a la Justicia, pero luego se fugó. Murió en 1996 a manos de la Policía.

Elmer "Pacho" Herrera. Era considerado el gerente del cartel de Cali. En 1996, se entregó, pero fue asesinado en la cárcel. Controlaba también a los sicarios de la organización.

Víctor Patiño Fomeque, "El Químico". Principal transportista de droga. Luego se pasó al del Norte del Valle. Se entregó en 1995. Fue extraditado a los Estados Unidos.

Phanor Arizabaleta. Se entregó en 1995 y fue condenado a 28 años de cárcel. En 2004, se le suspendió la condena por una enfermedad cardíaca que padecía.

Los ejes del negocio cambiaron de polo


México toma la posta

Los carteles de México y de Colombia han mantenido acuerdos por porcentaje de cada embarque que llega a los EEUU, acuerdos que, con el tiempo, cambiaron en sus términos.

Antes de la desaparición de los grandes carteles colombianos (Medellín y Cali) por la caída de sus capos, los que cobraban el menor porcentaje eran los mexicanos, que tenían las rutas para pasar la droga. Los colombianos se retenían la mayor cantidad por producirla.

Ahora, el negocio cambió. Los mexicanos controlan más las rutas y son los que mantienen la opción de cobrar más por cada paso exitoso de la mercancía ilegal.

La mayoría de los narcotraficantes mexicanos ha tomado los modelos exitosos de los antiguos capos colombianos, como la de hacer de holdings de cada rama del negocio (transporte, sicariato, extorsión, etc.), al estilo de los hermanos Rodríguez Orejuela.

De la misma forma, tratan de no caer en la tentación de meterse en política, como hizo en su tiempo Pablo Escobar, y más bien tratan de pasar desapercibidos.

Los vínculos de los carteles mexicanos y colombianos en el negocio del tráfico ilícito de drogas se mantienen muy fuertes. En diciembre pasado, en la ciudad de México, en un allanamiento realizado por la Policía de ese país a una casa en el sector conocido como Desierto de los Leones, se detuvo a seis colombianos que, según las investigaciones, resultaron tener conexiones con el cartel de Cali. La mansión de la capital mexicana en la que fueron aprendidos tenía un zoológico privado.

La Procuraduría General de la República de México (PGR) informó a los medios locales que también se los procesará por operaciones con recursos de procedencia ilícita, y a uno de los seis además por posesión de animales exóticos.

Las autoridades identifican a los colombianos detenidos como colaboradores del cartel de Sinaloa, uno de los más poderosos de México, liderado por Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera. (JRI)

Cartel de Sinaloa manda en México


Tiene el control en la costa Pacífico


Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", se ha convertido en el rey del narcotráfico que controla los envíos de estupefacientes a los Estados Unidos

Hasta el 22 de enero pasado, las cosas iban de manera regular en el cartel de Sinaloa, que en realidad es una federación de carteles, que se agrupan para controlar el tráfico de estupefacientes en la costa del Pacífco de México y la frontera de Sonora con los EEUU.

En esa fecha, Alfredo Beltrán Leyva, capo de las rutas de la droga en el desierto sonorense, fue capturado en la ciudad de Culiacán con 900 mil dólares en su poder. Así que corrió el rumor de que el principal del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, lo delató para quedarse con el control absoluto de la organización.

La ola de violencia no se ha hecho esperar. Beltrán Leyva era quien tenía el control de los grupos armados más fuertes del cartel de Sinaloa, los grupos de sicarios conocidos como Los Pelones (con base en el estado de en Guerrero, al sur oeste del país), y Los Güeros, (con presencia en el estado de Sonora).

Los últimos datos de la prensa mexicana apuntan a que tanto los Güeros como Los pelones estarían ya al mando de " El Chapo" Guzmán.

El nuevo líder: "El Chapo". Joaquín Guzmán Loera es el nuevo líder del cartel de Sinaloa, por lo que es el nuevo barón de la droga en México. Guzmán Loera nació el 4 de abril de 1957, en La Tuna Badiraguato, Sinaloa.

Su actividad criminal viene desde 1980 y se consolidó como un líder delictivo zonal antes de entrar al narcotráfico. Su primera detención se produjo el 9 de junio de 1993 fue en Guatemala, y luego fue extraditado al penal La Palma, ubicado en Almoloya de Juárez, estado de México.

El 22 de noviembre de 1995 lo enviaron al Centro Federal de Rehabilitación Social, también conocido como el Penal de Puente Grande, Jalisco. De allí se fugó el 19 de enero de 2001, mientras cumplía una pena de siete años de prisión por asociación delictuosa, cohecho y delitos contra la salud. De esa época datan las únicas fotografías que se tiene de él.

La idea de hacer una federación de carteles no fue suya, sino de Amado Carrillo Fuentes, quien murió mientras trataba de hacerse un cambio de rostro, el 4 de julio de 1997. Carrillo Fuentes era el hombre fuerte del cartel de Juárez. tenía una flota de 12 Boeing 727 en los que transportaba la droga hacia los EEUU. De ahí le dieron el sobre nombre del "El Señor de los Cielos".

Cuando carrillo Fuentes hizo la federación, tuvo entre sus pupilos al Chapo Guzmán, quien fue su gran discípulo. Era tan meticuloso que nunca se dejó fotografiar. La Policía mexicana apenas tenía una foto de su juventud. De ahí "El Chapo" tomó la costumbre de rechazar las fotografías.

A semejanza de Carrillo, "El Chapo" ha logrado hacerse una historia alrededor de su propia imagen. A pesar de ser implacable con sus enemigos, trata de no perjudicar a civiles en sus operaciones. Por ejemplo, según datos del diario Perfil de Argentina, si llega a un restaurante, hace que sus guardaespaldas tomen el lugar, quiten los teléfonos a los comensales, y luego termina pagando la cuenta de todos.

Además, llega al punto de utilizar dobles y de cambiar de celular cada vez que termina de hacer una llamada, para no ser atrapado.

La guerra entre carteles

La gran disputa por territorio, rutas de transporte, y el abastecimiento de la droga en México está entre el cartel del Golfo y el cartel de Sinaloa (la Federación).

Para esto, los dos bandos formaron verdaderas escuadras de mercenarios. En un principio, los de Sinaloa tuvieron la ventaja al haber conseguido que trabajara para ellos uno de los delincuentes más despiadados, Edgar Valdez Villareal, alias "La Barbie" (llamado así porque tiene piel blanca y ojos de color como las muñecas de los Estados Unidos).

"La Barbie" llegó a comandar los sicarios más sanguinario de México, Los Texas. Este era el escuadrón de élite creado en época del "Señor de los Cielos". Ellos, unidos a los Los Pelones y Los Güeros, implantaron el terror.

Sin embargo, el cartel del Golfo hizo una jugada más radical, para combatir a esos escuadrones decidió contratar a los antiguos militares y policías entrenados en su tiempo en la Escuela de las Américas para combatir la contrainsurgencia y narcotráfico, a inicios de la década de 1990.

Los resultados son los que ven a diario en los despachos de noticias mexicanos: muertos y ajusticiados en las calles de México, sin explicación, sin una razón aparente. (JRI)

Tres carteles se disputan la droga colombiana

Según el diario El Universal, de México, los narcotraficantes de ese país, que tienen las rutas y el poder de mover la droga a Estados Unidos, están en una disputa constante para conseguir la droga colombiana.

Esa lucha, según el rotativo mexicano, "atiza el fogón de la violencia en México y obliga a probar todas las formas de trasiego posibles, documenta el diario". Se añade que México se ha convertido en "la despensa de la droga colombiana la bodega de almacenamiento y distribución de la droga de América del Sur", y el negocio representa por lo menos 10 mil millones de dólares anuales.

Un informe de Naciones Unidas explica que los carteles colombianos de Cali y del Norte del Valle solían llevar sus cargamentos de droga hasta Florida, EEUU, a través de las aguas del mar Caribe, pero las intercepciones mar adentro les obligaron a abrir nuevas rutas, que incluyeron vuelos comerciales.

Finalmente, se abrieron estrategias más arriesgadas e "innovadoras", como las de los submarinos, que parten de los puertos costaneros del Pacífico de Colombia y Ecuador, que por su poca velocidad y reducido tamaño no son detectados por los radares.

Así, el cartel de Sinaloa se constituye en el mayor cuerpo delictivo de México, y entra en disputa con el cartel del Golfo, asentado en Tamaulipas, en la costa caribeña de México.

El cartel de Tijuana, por su parte tiene su propio espacio, ya que tiene frontera con los Estados Unidos (con California) y controla el estado mexicano de Baja California.

Las mayores disputas se concentran al interior del país, con el corredor central, por donde circula la droga, vía terrestre, ahora con mayores seguridades por parte de las autoridades. hasta hace poco.

La forma más común de traficar los estupefacientes por carretera era consignar viajes desde los EEUU hasta Costa Rica, por ejemplo, u otro país de Centroamérica. Luego, se acondicionaba el camión con doble fondo, se escondía la mercancía ilegal, y en cada puesto de control policial se mostraban los papeles de que el camión venía cargado, y así se evadían los controles con mucha facilidad hasta legar a los Estados Unidos. (JRI)

Carteles demuestran su poderío a punta de bala


La violencia se extiende en méxico

Pese a los esfuerzos del Gobierno mexicano por erradicar el narcotráfico, la lucha frontal continúa. Tan sólo esta semana se han registrado 15 muertes perpetradas por organizaciones criminales relacionadas con el expendio de droga.

Las 10 primeras ocurrieron el pasado martes en Tamaulipas, tras un enfrentamiento de los delincuentes con las fuerzas armadas.

Horas después, en la misma entidad hubo una ejecución. Los otros asesinatos ocurrieron el pasado jueves en Durango, cuando cuatro personas fueron baleadas.

Además, en un afán por desacreditar los esfuerzos gubernamentales, simultáneamente en cuatro estados de la nación azteca, diversos grupos de hombres, mujeres y niños bloquearon puentes fronterizos, casetas de peaje, carreteras y calles para exigir el paro de acciones orquestadas contra la lucha antinarco por parte del Ejército y las fuerzas federales.

Con relación a estos hechos, gobernadores, congresistas y medios de comunicación mexicanos han coincidido en afirmar que las manifestaciones fueron organizadas y financiadas por narcotraficantes. Incluso, el gobernador de Nuevo Léon, Natividad González Parás, señaló al cartel del Golfo y a su brazo armado como responsables.

"Yo no creo que los narcos tengan base social, pero sí tienen posibilidades económicas y, desde luego, controlan a muchísima gente. Se ha dicho que 10% o 15% de los policías los apoyan. Entonces, es muchísima la gente que pueden movilizar en un momento dado", declaró al respecto el legislador Roberto Badillo Martínez.

Por su parte, el presidente mexicano, Felipe Calderón, calificó de "bajas" las acciones de estas organizaciones criminales. "Fieles a su condición de cobardes, utilizan a mujeres y niños para sus mezquinos propósitos y actúan a traición", afirmó el mandatario mexicano.

También pidió a las Fuerzas Armadas "cerrar filas" en la lucha contra la delincuencia y demandó no equivocarse porque "los enemigos de México son los que atentan contra las instituciones, asedian a la sociedad, extorsionan y envenenan a nuestros hijos".

"Que quede claro, ahí donde prevalezca la extorsión generalizada y la intimidación del crimen organizado sobre una sociedad indefensa, ahí estará el Ejército Mexicano", agregó el mandatario.

Los diputados y senadores han otorgado su apoyo al jefe del Ejecutivo. Sin embargo, lo exhortaron a efectuar un "esfuerzo adicional" en el combate a la delincuencia organizada para frenar la ola de violencia en el país y evitar el aumento de adictos en la nación.

Sobre todo luego de un informe emitido el pasado 17 de febrero por la Cámara de Diputados, en el que se reveló que, en un período de seis años, México ha sufrido un incremento de 3,5 millones a 4,5 millones de personas en el consumo experimental de drogas, siendo niños y jóvenes los más expuestos.

Esas estadísticas muestran a la marihuana como el narcótico de mayor uso entre la población, al pasar de 3,8% en 2002 a 4,4% en 2008. El segundo lugar lo ocupa la cocaína, cuyo consumo en el mismo período se ha incrementado de 1,3% a 2,5%.

Según expertos, en lo que va de 2009, la violencia en este país también se ha disparado con respecto al mismo período del año pasado, debido a la proliferación de ejecuciones y matanzas ocasionadas por grupos relacionados con la droga.

En 2008, en México murieron 5 600 personas en homicidios vinculados al crimen organizado.

Continuar >>>

[18581]

Archivado en | Actualidad  |

Tags :



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

 

  1. 1 Pepe Ramirez Gavilanes desde - Guayaquil

    Lo que han hecho de MEXICO los NARCOS lo estan preparando al ECUADOR como un Mexico chiquito. Es cuestion de analisis y se debe extterminar todo contacto, de lo contrario,se implantara en el PARAISO de la PAZ. La NARCOPOLITICA que sera el escudo de la NARCO GUERRILLA y los CARTELES mexicanos los grandes auspiciantes.Salvemos al Ecuador de esta BARBARIE que esta tocando sus puertas.Los derechos humanos han sido manoseados,para complacer a los NARCOTERRORISTAS cuya tactica la DEA ha logrado descubrir,por lo que hay que aplaudir su enorme gestion.No se olviden que el Presidente OBAMA dijo en su campana presidencial, no auspiciare a ningun pais donde exista indicios de NARCOGUERRILLAS y peor si existe un TERRORISTA. El AFRO Estadunidense esta aplicando su plan,para bien de la humanidad por lo que hay que aplaudirlo y no criticarlo.

    + Vote Up! Vote Down! -

Publicidad