El turismo, sector que ha mantenido vivo al ferrocarril, será privilegiado con su recuperación y optimización.



Mediante Acuerdo Ministerial Nº. 029, del 1.º de abril de 2008, la red ferroviaria del Ecuador fue declarada como "Patrimonio Cultural del Estado" para devolver a los ecuatorianos el ferrocarril para su uso, disfrute y aprovechamiento.

Esto ha permitido articular acciones encaminadas a su rehabilitación, proyecto que beneficiará a más de seis millones de habitantes de 15 provincias y 39 municipios del país.

La Empresa de Ferrocarriles del Ecuador será la encargada de cumplir este objetivo mediante las siguientes líneas de acción:

1.- Recuperar y poner en valor la red ferroviaria ecuatoriana, como monumento civil y patrimonio histórico que contribuya al turismo, al desarrollo económico local y al fortalecimiento de la unidad e identidad nacional.

2.- La recuperación emergente de tramos como: Quito-Latacunga; Tambo-Coyoctor; Riobamba-Sibambe; Ibarra-Primer Paso.

3.- La rehabilitación de todo el sistema ferroviario mediante las siguientes líneas de intervención: El primer tramo Durán-Yaguachi se rehabilitará hasta diciembre de 2009. Coordinación interministerial, donde se socializó monitoreó y supervisó el avance del proceso de rehabilitación del ferrocarril. Definición de una hoja de ruta que permita evidenciar el avance y el trabajo articulado.

4.- Reingeniería y rearquitectura de la Empresa de Ferrocarriles Ecuatorianos (EFE), en la que se está definiendo una estructura técnica y legal para crear la empresa del siglo XXI en coordinación con el Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural, Ministerio de Turismo y Senplades.

5.- Fomentar el turismo y el desarrollo local, donde el ferrocarril sea un dinamizador de economías locales ejecutando diferentes estrategias, "Socio patrimonio", a través de la activación y reactivación de microempresas, donde las estaciones de tren se convertirán en espacios vivos de desarrollo cultural e integral. Estas estrategias fortalecerán la identidad de los ecuatorianos y ecuatorianas a través de vivir el patrimonio.

La empresa privada, específicamente Metropolitan Touring y Kleintours, han aportado al desarrollo comunitario relacionado con la red ferroviaria. En mayo de 1981, Metropolitan Touring y Eduardo Proaño revitalizaron un paralizado ferrocarril invirtiendo en la remodelación de un vagón de tren y poniendo a funcionar la ruta Riobamba-Nariz del Diablo. Todos los que hacemos turismo en nuestro país vamos a extrañar a Eduardo Proaño, su visión, dedicación, profesionalismo y su liderazgo de más de 56 años. Su memoria y ejemplo servirán para que las nuevas generaciones hagan del turismo una fuente de importantes ingresos para el país y sus habitantes.