Informe anual de la ONU

El informe sobre el Índice de Desarrollo Humano reveló que el único país del continente que mantiene un índice bajo es Haití, mientras que la Argentina y el Perú están en los primeros puestos

NUEVA YORK. El Ecuador cayó dos lugares en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de este año respecto a 2005, según el informe anual, difundido ayer en la ONU.

El documento revela algunos progresos y enormes desigualdades dentro y entre países, así como profundas disparidades entre mujeres y hombres en una amplia gama de indicadores de desarrollo.

Con el nombre de La verdadera riqueza de las Naciones Unidas: caminos hacia el desarrollo humano, distribuido en 10 lenguas, el informe introduce este año tres nuevos índices para medir además la desigualdad, la equidad de género y la pobreza.

Chile y la Argentina se mantienen como los países latinoamericanos con el IDH más alto, en los puestos 45 y 46, respectivamente, seguidos por el Uruguay (52), Panamá (54), México (56), Costa Rica (62), el Perú (63), el Brasil (73), Venezuela (75), el Ecuador (77) y Colombia (79).

Con desarrollo humano medio, están República Dominicana (88) y los centroamericanos El Salvador (90), Honduras (106), Nicaragua (115) y Guatemala (116), además de Bolivia (95) y el Paraguay (96).

Ningún país latinoamericano fue evaluado con desarrollo humano bajo, en el que sí está Haití, la nación más pobre de América, en el lugar 145 de un total de 169.

El informe recoge también los efectos de la crisis financiera de 2008, a la que califica como la peor de varias décadas, por haber destruido 34 millones de puestos de trabajo y haber hecho que otros 64 millones de personas vivan por debajo de la línea de pobreza, con $1,25 diarios.

Para elaborar este índice, los expertos de la ONU utilizaron nuevas metodologías y más datos, como sustituir el de Producto Interior Bruto (PIB) per cápita por el Ingreso Nacional Bruto per cápita, que incluye los ingresos por remesas y la asistencia internacional para el desarrollo.

Así, 20 años después de la elaboración del primer IDH, sigue siendo válida su afirmación de que la verdadera riqueza de una nación está en su gente y que, aunque el mundo es hoy un lugar mucho mejor que en 1990 o en 1970, la brecha en desarrollo humano sigue siendo enorme.

El documento agrega que los países que han logrado ser ricos son los que invirtieron enormes recursos en salud y educación y señala progresos en esperanza de vida, escolarización, alfabetización e ingresos.

De los países analizados desde hace 40 años, solo la República Democrática del Congo, Zambia y Zimbabue tienen menor desarrollo humano ahora que en 1970.

Los que avanzan menos son los afectados por la epidemia de sida en el África subsahariana y los de la ex Unión Soviética, en donde la mortalidad de adultos va en aumento.

Los que más avanzan en IDH son los conocidos por la naturaleza milagrosa de su crecimiento económico: la China, Indonesia y Corea del Sur.

Los países con mayor desarrollo humano se corresponden con las economías más ricas, con Noruega a la cabeza, seguida por Australia, Nueva Zelanda, los EEUU, Irlanda, Liechtenstein y Holanda. (AFP)