|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 02/Febrero/2007 | 00:00

En Salinas de Guaranda la desocupación es asunto del pasado. Con el fortalecimiento económico y la diversificación productiva de ésta empresa que se inició hace 35 años, la comunidad incursiona en microempresas familiares que reciben capacitación y créditos
para la inversión.

Bajo el lema : "Salir de la pobreza con solidaridad" Antonio Polo es uno de los principales gestores de la idea que nació del sacerdote salesiano Cándido Rada y del voluntario suizo José Duvach en 1971 . La producción de quesos de alta calidad fue el principal mérito por el cual, esta parroquia de 490 km2 , en otrora pobre, aislada y marginada , salió del anonimato
nacional.

Al decir del padre Antonio Polo y de los mismos salineros, cuando llegó a Salinas hace 35 años de su natal Venecia, las necesidades de la gente eran diversas y extremas: "recuerdo un camino lodoso, chocitas, familias de agricultores e indígenas que vivían de los escasos recursos que les quedaban de la venta de leche, maíz, y de sus servicios como cargadores y empleados en otras ciudades, los niños no iban a la escuela."

Polo tiene 67 años y la mitad de su vida la ha entregado a su "Lindo Ecuador" como él y sus paisanos voluntarios que prestan su contingente a varias provincias del país lo dicen.

Y es que ahora, Salinas tiene otra faz, el camino de 20km que conduce a esta parroquia desde el desvío llamado "Cuatro Esquinas" a 10km de Guaranda, está siendo asfaltado.

En el centro parroquial hay una iglesia, una plaza, casas de cemento, de uno y dos pisos, cuentan con un centro de información y guías turísticos que hablan dos idiomas, un hotel con capacidad para 40 personas, una unidad de policía comunitaria, una casa de salud, escuelas, colegios, luz, agua clorada, y un teléfono por cada organización productiva.


Sin embargo, las vías de comunicación entre las 30 comunidades que pertenecen a Salinas, todavía ocasionan pérdida de tiempo sobre todo en época de lluvias cuando el frío de 4200m de altitud golpea. Pero Antonio Polo se moviliza a diario a varias comunidades para dar seguimiento y asesoría a las organizaciones productivas. Estas son microempresas que
tienen varios ejes de trabajo. Hay grupos de vecinos o familias que se dedican a la recolección de hongos, plantas medicinales y aromáticas, de frutas de temporada como el mortiño, la mora, miel de abeja, de lana de oveja y llamas, y otros entregan la leche para la producción de los tradicionales lácteos salineros.

Pero el parte del éxito del funcionamiento de las microempresas es precisamente la capacitación, el seguimiento, la motivación y la ayuda que reciben los salineros por parte del Grupo que prefieren no llamarse "empresa". Pues, EL Salinerito tiene varias secciones de gestión: Fundación Salesiana, Organizaciones campesinas, grupo juvenil, Asociación de
desarrollo artesanal, cooperativa de ahorro y crédito, cooperativa de producción agropecuaria, un jardín de infantes, una escuela y un colegio técnico agropecuario.

Explicar qué hace cada una sería muy extenso. En todas estas secciones trabajan gente de Salinas y Guaranda.

Además hay una particularidad, quienes gerencian o dirigen las áreas de producción y
administrativas tienen en promedio una edad entre 20 y 40 años.

Como es el caso del gerente del departamento de Exportación y Ventas. Luis González tiene 39 años y mientras concreta una venta de chocolates a Italia por teléfono nos cuenta que en el 2005 el grupo Salinerito cerró sus ventas con $3 millones. Y que los principales destinos de la producción salinera son Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, y en el 2006 Japón fue un nuevo cliente.

Los productos que mayor aceptación tienen en el mercado son la línea alimenticia: pasta de cacao, mermeladas, hongos secos y en polvo, jugo de mortiño, plantas deshidratadas, turrones, chocolates. Los textiles marca Salinerito tienen buena aceptación en Europa: Suéteres, bufandas, chalecos, gorras, guantes, poncho de lana ovejuna y tejida por manos también salineras son el segundo grupo de mayor exportación. La artesanía de tagua,
sombreros y canastos de paja es el tercer factor exportable. Para el 2007 la proyección de nuevos exportables son los aceites esenciales, ungüentos, pomadas y jarabes naturales.. Para ello ya se instaló una planta para la extracción de aceite de eucalipto, pino, manzanilla.

En la cadena productiva intervienen directamente los salineros. Todos tienen algo por vender al Grupo Salinerito. Los pequeños productores pueden vender desde un litro de leche o un canasto de mortiño. Ellos reciben el pago en efectivo y al momento.

La capacitación no solo va dirigida con temas de producción sino también con el cultivo y reforestación de especies propias de la zona y conservación de pastizales.

El tema del ahorro es importante, las comunidades guardan sus utilidades que son mas adelante con ayuda de los créditos invertidos en mejorar o dotar del instrumental e implementos necesarios para la producción o recolección, como es el caso de los hongos, que son deshidratados en los hornos que tienen en sus casas lo campesinos de las comunidades.

El transporte desde y hacia los puntos de recolección lo hacen en camionetas de los vecinos salineros. Además hay salineros que se encargan de recolectar lana y plantas de otras provincias. Recolectores de Tungurahua, Chimborazo e Imbabura aportan también para El Salinerito.

En este panorama, el tema de la migración es nulo. Rosa Chamorro de 45 años es quien se encarga de la venta de los aceites esenciales y ungüentos naturales, para ella la vida en Salinas es generosa y ofrece paz: Cuando yo era pequeña no había trabajo, mis padres eran muy pobres, la alimentación fue mala, y ahora tengo osteoporosis. Pero ahora es diferente.

Hay jardín, escuela, colegio y los jóvenes ya van a la universidad de Bolívar, de Ambato y algunos a la central de Quito. Gracias al padre Antoñito como le decimos, Hemos salido adelante, tenemos trabajo, no hay necesidad de salir ni siquiera a otra ciudad peor a otro país, aquí tenemos todo en medio de la tranquilidad de mi pueblito" dice la señora.

Con el voluntariado de Italia Polo coordina varias actividades. Una de ellas es el trabajo de jóvenes italianos en el área de educación, planificación y derechos de niños , jóvenes y de la familia. Con el Fodi (Fondo de Desarrollo Infantil) se aplican varios talleres para mejorar las relaciones familiares de los salineros.

Lorenza Liberatore es una italiana de 27 años, con un diplomado en relaciones exteriores a su haber, es una de las voluntarias que coordina con Antonio Polo un censo poblacional en Salinas y están en los trámites para conseguir una frecuencia radial. Con ello esperan tener su radio FM y así mantener una comunicación educativa e interactiva con las comunidades de Salinas. El plan se hará efectivo en este año. Mientras tanto, Salinas continúa en su labor. (VCH)

EN FOTOS:



ROSA CHAMORRO EN PLENA VENTA DE TEJIDOS Y UNGUENTOS Y ACEITES ESENCIALES A UN TURISTA



LOS CHOCOLATES Y TODOS LOS PRDOUCTOS SE PROCESAN Y MANEJAN CON ALTOS CONTROLES DE CALIDAD E HIGIENE



EL CHOCOLATE SALINERO EN TODAS SUS VARIEDADES SON APETECIDOS EN EL MERCADO EUROPEO

[7312]

Ciudad Quito

Archivado en | Quito  |

Tags :



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad