La noticia sobre el divorcio de María Teresa Guerrero, la "Flaca", mimada por sus admiradores, fue, ayer, la comidilla del día.

De los espacios de farándula de la radio y la TV, la noticia pasó a la calle, al Twitter y al Facebook. Hacia el medio día, no pocos se referían a la presentadora del programa "Contacto" de Ecuavisa y al difícil momento por el que atraviesa.

Al medio día, a la cuenta Twitter de María Teresa llegaban decenas de mensajes de apoyo y cariño, a los que ella respondía, sin aludir directamente al tema del divorcio, y solamente señalando que "no queremos lastimarnos", a la vez que agradecía por las muestras de cariño.

¿Qué pasó entre la "Flaca" y Jeff? Del tema, María Teresa ni ha dicho nada en concreto y sus amigos guardan prudente silencio.

En los espacios de farándula, cada uno especulaba sobre los razones que habrían llevado a la separación de esta paraje "cinematográfica", considerada "la pareja perfecta" de la farándula nacional. Las versiones son diversas: Unos dicen que ella quiso que Jeff se convirtiera a otra religión; otros que ya se habían cansado el uno del otro, en fin.

En los últimos tiempos, María Teresa y Jeff Karram, un canadiense, a quien la "Flaca" conoció haciendo surff en Montañita, estaban en todo: Asomaban en comerciales de TV, modelaban y hacían deportes; estaban siempre juntos, por lo que todo parecía ir súper bien.

En una larga entrevista, pocos meses atrás, ella confesó que con Jeff querían comprarse una casa y ser muy pronto padres. Pero algo sucedió.

Los seguidores de modelo y presentadora se dieron modos para expresarle su apoyo. En Facebook, alguien escribió: "Quiero decirle que le apoyo en todo, que me cae bien". Otro escribió: "Mi Flaca bella, estoy contigo. Ya pasará el mal rato. Te deseo paz en la Navidad".