Comandante dedicado al narcotráfico

El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, dijo ayer que el Ejército de ese país mató a Édgar Tovar, comandante del Frente 48 de las FARC, ex jefe de seguridad del abatido número dos 'Raúl Reyes'.

"En un operativo conjunto entre la Policía y la Fuerza Aérea fue dado de baja en el departamento de Putumayo Gentil Gómez alias 'Édgar Tovar', hoy comandante del Frente 48 de las FARC y quien actuó como jefe de seguridad de 'Raúl Reyes'", dijo el ministro, según reseñó la agencia de noticias AFP.

El rebelde "era hoy en día el más grande narcotraficante en las FARC", agregó. "Era quien movía el narcotráfico en la frontera con Ecuador", precisó.

El rebelde murió el 20 de enero en un selvático paraje de Putumayo y tres días después se encontró su cuerpo. Pero recién ahora "se logró la identificación del cadáver, tras la práctica de pruebas forenses", concluyó.

Según la inteligencia colombiana, Tobar habría quedado mal herido tras el cruce de fuego y habría sido abandonado en medio de la selva, a su suerte, por orden de alias Joaquín Gómez (Milton de Jesús Troncel), jefe del Bloque Sur de esa guerrilla.

La decisión se habría producido por la defensa de Tobar a su jefe financiero Olidem Solarte.

Gómez, de acuerdo con las versiones, estaba molesto con Solarte por "las diferentes caídas de cargamentos de droga, por haber sido evidenciado en sus contactos con Jefferson Osatiza y quedar al descubierto como el eje de las negociaciones de droga para las FARC".

Ostaiza es acusado en Ecuador de liderar una banda de tráfico de drogas de las FARC y de lavado de dinero. Sus hermanos Édison y Miguel Ostaiza están detenidos y fueron arrestados tras los operativos antidrogas Huracán de la Frontera. Este estableció también supuestas relaciones de funcionarios del Gobierno del presidente Correa, caso Chauvin con los Ostaiza y las FARC, con la guerrilla.

Otra acusación en contra de Tobar es que habría mantenido relaciones sentimentales con varias guerrilleras, parejas de comandantes del Frente 48, "lo que provocó un debilitamiento en el mando central".

Una última razón es la poca seguridad implementada por Tovar en los campamentos, luego de los ataques de las fuerzas colombianas a fines de enero, con "decenas de bajas".

El reemplazo de Tobar sería alias Hernán Benítez y las FARC tratarían de minimizar el hecho para evitar deserciones y desmotivación en sus filas, ya que el Frente 48 es considerado como el más rentable por el tráfico de drogas y por su capacidad de conseguir logística (armas, uniformes, etc). Tobar es mencionado en el computador de Raúl Reyes como hombre clave en el manejo de los negocios de narcotráfico de ese grupo.