La emisión de cheques sin fondos dejó de ser tipificada como un delito luego de las últimas reformas al Código Penal impulsadas por la Comisión Legilativa.

A partir de este cambio en el Código de Procedimiento Penal, emitir un cheque sin tener fondos no será considerado más como un delito de tipo penal, en el cual se establecía de 3 meses a 2 años de prisión en contra del emisor del cheque, además de una multa de $8 a $77.

Ahora, este tipo de delitos no tendrían sanción alguna, siempre y cuando la cantidad no supere el equivalente a tres salarios mínimos vitales y, el cheque quedaría como un documento válido para el cobro de la deuda. El giro de una cheque sin fondos con un valor que superar el equivalente a tres salarios mínimos sería considerado delito de estafa.

La Comisión legislativa procedió con el trámite de aproximadamente 130 reformas al Código de Procedimiento Penal. Entre estas, se establece como delitos menores, el robo de bienes por un valor menor al equivalente a tres salarios mínimos ($654). (LGP)