Una explosión registrada en la madrugada de este sábado en la principal refinería de Venezuela dejó 26 muertos, 17 de ellos militares, en la peor tragedia ocurrida en instalaciones de la estatal PDVSA, por la que el presidente Hugo Chávez decretó tres días de duelo nacional.