Los presidentes de la Fenocin y la Confederación de Trabajadores del Ecuador declararon ayer su respaldo a la explotación del Parque Nacional Yasuní.

En una rueda de prensa, Santos Villamar, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), condenó la falta de conciencia de las naciones al no apoyar la iniciativa Yasuní. "Por eso -dijo- apoyamos la decisión del Gobierno".

Según Villamar, la Fenocin solicitará al presidente Rafael Correa la conformación de una veeduría ciudadana para que no se agreda más del uno por mil del Yasuní. La veeduría estaría integrada por el Gobierno y las organizaciones ciudadanas.

Además, dijo que espera que el dinero que resulte de la explotación se destine a la creación de un cerco social para la preservación del Yasuní y otras reservas, el desarrollo de los pueblos que viven en la región y la implementación de una verdadera economía popular y solidaria.

Asimismo, Edgar Sarango, presidente de la Confederación de Trabajadores, informó su apoyo a la extracción. "Se va a ejecutar con el uso de tecnología de punta -dijo- así que va a ser ecológicamente sustentable".

Sin embargo, recomendó que el Gobierno tome en cuenta el pedido ciudadano para una consulta popular. Según Sarango, el pueblo debería tomar la decisión ya que su utilización va a estar encaminada a recursos sociales. "Además -dijo-, este proceso reafirmaría la decisión del Presidente". Los dos dirigentes dijeron que, por el momento, no organizarán movilizaciones. (CG)