La Unidad Educativa guayasense conjuga al deporte con el estudio



Doscientos cuarenta niños que poseen talentos específicos para el deporte se entrenan como atletas de élite por las mañanas en las instalaciones de Federación Provincial de Guayas, mientras que las tardes las invierten en estudiar. Todos están englobados en un sueño en común: llegar a ser un deportista de alto rendimiento.

La Unidad Educativa Fedeguayas nació como un proyecto, para transformar a la provincia en el semillero de 11 disciplinas (ajedrez, atletismo, natación, patinaje de carrera, ciclismo, judo, gimnasia artística, rítmica, tiro con arco, karate y tenis de mesa).

El programa fue ideado en 2007 y desarrollado por José Luis Contreras, presidente de Fedeguayas, tras los resultados logrados por su provincia en los Juegos Nacionales de Menores realizados en Macas de 2009. El año pasado se inscribieron 700 niños y niñas, entre 7 años y 14 años. Después de rendir las pruebas físico-técnicas y académicas, solo 160 fueron beneficiados. Este año se incrementó el número a 240.

"Ellos han tenido que adaptarse al proyecto y no ha sido fácil. Algunos padres que no querían que sus hijos hagan deporte todos los días se retiraron", aseguró Roberto Rojas, director general de esta entidad educativa deportiva.

Después de sus entrenamientos, los estudiantes se reúnen en un local ubicado detrás del estadio Alberto Spencer, donde estudian y realizan sus tareas pendientes bajo la supervisión de tutores. Luego, los deportistas son trasladados a la Unidad Educativa Canadiense, ubicada en la ciudadela Quisquis, para su preparación académica. Esta entidad y Fedeguayas acordaron por tres años la educación de los niños y aspiran construir un edificio propio para 2011.

"Este es el lugar en donde hallamos una oportunidad", resaltó Ítalo Erazo, de 12 años, quien no dudó en tomar esta oportunidad para perfeccionar sus dotes en natación.

Para el microtenista Erick Guayamabe, de 9 años, 2009 fue un año de cambios. "Acá me mandan muchos deberes. Pero estoy contento porque he aprendido mucho y he mejorado en el tenis de mesa", recalcó.

Erick cursa el cuarto año de básica y asiste todos los días a clases desde su hogar, ubicado en el sector de Mapasingue. Su madre, Magaly Torres, lo acompaña siempre al coliseo de tenis de mesa de la Asociación de Guayas.

Guayamabe fue parte de la exhaustiva selección que realizaron directivos del plantel, a inicios de 2009.

Para registrarse en el instituto, los jóvenes tuvieron que aprobar varias pruebas físicas y académicas, allí técnicos y profesores los evaluaron para decidir su idoneidad en el programa.

Erazo y Guayamabe calificaron y llevan ya un año con ese ritmo de vida.

Este procedimiento se utiliza en todas las disciplinas, aunque existen algunos niños que se inscriben para un deporte y culminan en otro, como es el caso de Linda Orellana, de 7 años. Ella apuntó a la natación, pero las pruebas demostraron que tenía capacidad para el ajedrez, su capacidad de estrategia fue más poderosa que sus brazos. Linda dijo sentirse "contenta de practicar ese deporte".

El entrenador de natación Julio López consideró que el proyecto "es importante porque a más de aplicar para ser deportista, se estudia y se supera", dijo.

El directorio de Fedeguayas aprobó un presupuesto de $120 mil anuales, para cubrir gastos administrativos de entrenadores, monitores, coordinadores, un psicólogo deportivo, un médico y un nutricionista.

Este proyecto evidenciará los primeros resultados luego de cuatro años en Juegos Nacionales. (DKO)

En breve


Actualmente, los chicos reciben clases desde cuarto hasta décimo año de básica.

Si los chicos bajan su rendimiento académico o deportivo durante el año lectivo, serán expulsados del proyecto.

En 2011 y 2012 se tiene previsto iniciar con el primer año de bachillerato.

16 docentes están a cargo del proyecto.