Guardias de seguridad percibirán ingresos de la empresa que genere mayores ganacias

Atres días para que venza el plazo para liquidar las utilidades a los trabajadores del sector privado, los empresarios tienen todavía grandes incógnitas respecto al monto de las mismas.

Las dudas se refieren especialmente al pago a los trabajadores de las compañías que brindan servicios complementarios como seguridad y vigilancia, alimentación, mensajería y limpieza. Esto es una consecuencia del cambio de las condiciones laborales por la aplicación del Mandato 8, aprobado por la Constituyente en mayo de 2008.

Los empresarios tienen hasta el 31 de marzo para determinar el valor del pago y, hasta mediados de abril, para cancelar esta obligación. Sin embargo, Margoth Chiriboga, abogada de la firma Lexvalor, indicó que "hace falta claridad en la norma jurídica", para establecer los montos.

Los empleadores deberán cancelar esta obligación tomando en cuenta la fecha de vigencia del Mandato, es decir el 1.° de mayo de 2008, según informó el viceministro de Trabajo, Tito Palma.

El reglamento del Mandato establece que "los trabajadores de empresas contratistas de actividades complementarias, de acuerdo con su tiempo anual de servicios, participarán proporcionalmente del porcentaje legal de las utilidades líquidas de las empresas contratantes... Si las utilidades de la empresa que realiza las actividades complementarias fueren superiores a las de la usuaria, el trabajador solo percibirá estas".

Según establece la norma, para verificar las ganancias percibidas por cada empresa, tanto las contratantes como las contratistas deberán presentar, en el Ministerio, la declaración de utilidades, así como una copia de las declaraciones del Impuesto a la Renta (IR).

Una de las inquietudes tiene que ver con el pago de utilidades en el caso de los guardias de seguridad, que rotan por un máximo de tres empresas durante el año. La pregunta que se hacen los empleadores es ¿qué empresa deberá asumir el pago?

Antonio Gagliardo, ministro de Trabajo, aclaró que -en este tipo de casos- el trabajador recibirá las utilidades de forma proporcional al tiempo trabajado. El pago lo hará la empresa que registre mayor utilidad. Dijo que, de acuerdo a la experiencia, se constata que las compañías de servicios complementarios perciben un porcentaje menor de utilidades que aquellas que contratan el servicio. Así, el beneficio es mayor para los trabajadores.

Héctor Santacruz, presidente de la Cámara de la Seguridad Privada del Ecuador (Casepec), explicó que, en el sector de seguridad, existen problemas al momento de calcular el monto a pagar. Esto, porque hay casos de ciertos profesionales como supervisores o agentes de reacción que apenas acuden pocas horas a la empresa contratante. Por ello, es partidario de eximir del pago de utilidades a las empresas que contratan el servicio, ya que considera que esa es una obligación de las compañías de seguridad. "De esa manera, se libera al cliente", dijo.

Pese a todas estas imprecisiones de la Ley, el viceministro enfatizó en que la norma en torno al Mandato es clara. Invitó a los empleadores a presentar sus dudas ante los directores regionales del trabajo para resolver las inquietudes. (DB)