Perjudicados en vigilia

En vigilia permanente en los bajos de la vivienda del gerente de la inmobiliaria Bella María, Alfredo Mancheno Mancheno, permanecen en Guayaquil un grupo de perjudicados por este ciudadano que está acusado de una masiva estafa en el caso Valle Alto. Fue declarado prófugo de la justicia.

Esto, luego de que el viernes anterior la Policía efectuara el allanamiento de su vivienda y la de su padre, ambas ubicadas en la ciudadela Ceibos Norte, en Guayaquil.

Previamente, un grupo de perjudicados trataron de ingresar junto con la Policía pero no se lo permitieron.

Las órdenes de allanamiento y prisión preventiva fueron emitidas por el juez Décimo de lo Penal del Guayas, Édgar Salazar, quien consideró que existen los elementos suficientes para ello.

Una vez que los gendarmes ingresaron a la vivienda de la familia Mancheno, procedieron a registrar todo el lugar en busca de pruebas.

Tanto el padre como el sobrino de Mancheno señalaron desconocer el paradero del imputado.

Los miembros de la Policía se llevaron la computadora personal de Mancheno para realizar investigaciones. La española Mirian Almeida, que es propietaria de una de las viviendas, pide la intervención de las autoridades. El grupo presentó una nueva demanda en donde piden máximas sanciones. (AM)

Más reclamos


Nostros tenemos la certeza de que Mancheno se encuentra en su vivienda, dijo Pablo Iñíguez, uno de los 230 perjudicados. "Él me adeuda $32 mil".

No nos vamos a mover de este lugar hasta conocer el paradero de Alfredo Mancheno, dijo otra de las perjudicadas.

El está escondido en uno de los cuatro pisos que tiene el edificio. La Policía debe buscarlo y detenerlo, exclamó otra.

Nosotros no confiamos en la justicia. Por eso hacemos vigilia para detenerlo personalmente, exclamaron. (AM)