Por amenazas de Rafael Correa

Las advertencias del presidente de la República sobre la aseguración a las trabajadoras del hogar, provocó que no se contrate a empleadas domésticas por tiempo definido

Las estadísticas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) establecen que hasta este año están afiliadas en unas 27 mil empleadas domésticas, lo que sería apenas un 20,4% del total de este sector. Así, más de los tres cuartos de las trabajadoras del hogar no acceden a los beneficios de Ley.

Olga Méndez, presidenta de la Asociación de las Empleadas Domésticas Aurora de la Libertad (Acedal) afirmó que en el país hay aproximadamente 136 mil trabajadoras del hogar, las cuales según la dirigente podrían sufrir despidos, puesto que se sancionarán a los empleadores que no afilien a sus trabajadores al IESS. Aun así, Méndez está de acuerdo con la eliminación del trabajo "puertas adentro".

"Los empleadores están acostumbrados a sacarse una niña del campo y pagarle $90, sometiéndole a una condición de explotación", señaló la mujer.

Según Álvaro Jijón, oficial técnico de la Bolsa de Empleo Metropolitana (Conquito), actualmente en las agencias de empleo no se están solicitando empleadas domésticas para trabajar con contrato o "puertas adentro", e indicó que ha cambiado la dinámica, puesto que ahora se piden más empleadas domésticas por horas.

"Son cosas que no están bien pero que se están haciendo", manifestó el funcionario de Conquito.

Aunque la contratación por horas es ilegal en el país, algunas agencias de empleo contratan a empleadas domésticas para trabajar por horas o solo por algunos días de la semana, violentando así el Mandato 08 y el Código de Trabajo.

Asimismo, Jijón manifestó que dentro del Código de Trabajo están estipulados los derechos de aseguramiento universal, así como de vacaciones y el pago de décimos y que es la obligación del Ministerio de Trabajo controlar que el empleador cumpla con todos estos requisitos.

Méndez afirmó que "no ha sido prioridad de los empleadores la aseguración, además que hay una cultura de las empleadas, quienes no se aseguran porque piensan que les quitan el bono de desarrollo humano o que se les descuenta del sueldo", afirmó la dirigente.

Mientras tanto, funcionarios del Ministerio de Trabajo, informaron que se está diseñando una propuesta acorde con las necesidades actuales, con el fin de que entre en vigencia este año.

Es así que Rafael Correa en la cadena radial del 25 de julio exigió a las personas que tienen empleadas domésticas, cumplan con la Ley. (VYJ)

"En algunas casas pagan más por el trabajo doméstico"

Con la aseguración universal, una trabajadora del servicio doméstico que gane dentro del contrato $200, concluye el mes con un salario de $176, puesto que se le realiza el descuento del IESS. Álvaro Jijón de la Bolsa de Empleo Metropolitana (Conquito), mencionó que "esto no se trata de un descuento, es en realidad un beneficio. El empleado puede acceder a servicios que realmente le convienen".

Olga Méndez, dirigente de las trabajadoras del hogar, afirmó que en algunas casas, las familias pagan más por el servicio doméstico. "En algunas casas si valoran nuestro trabajo, a la final somos también parte del desarrollo del país", aseguró Méndez.

Aunque Jijón recalcó que el trabajo doméstico es una actividad sin fines de lucro, insistió que se debe respetar el salario básico unificado, además de la aseguración con los 15 días de vacaciones y el pago por los décimos (estudios y navidad). También que el contrato se debe en este caso renovar cada año. (VYJ)