|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 13/Agosto/2010 | 00:10

Un sismo de una magnitud de 7.2 sacudió la mañana de ayer Ecuador. No se registraron daños materiales importantes ni víctimas



Un sismo de magnitud similar al que asoló Haití, en enero pasado, sacudió fuertemente al Ecuador la mañana de ayer (06:54). Pero mientras en el país caribeño el movimiento telúrico, que alcanzó los 7.3 grados, causó grandes destrozos y miles de víctimas mortales, en el Ecuador, afortunadamente, el simo de 7.2 grados no produjo grandes destrozos.

La diferencia radicó en la profundidad a la que se produjo el fenómeno telúrico. En Haití, a escasos 10 kilómetros y en el Ecuador, a 238 kilómetros, en la provincia de Pastaza (cerca del límite con Napo), a unos 70 kilómetros de su capital, Puyo.

El sismo duró 40 segundos y se sintió en casi todo el país y el norte de Perú. Fue mayormente percibido en Puyo, Macas, Ambato, Quito, Cuenca, Loja, Zaruma, Machala, Esmeraldas, Guayaquil y Manta.

En Guayaquil, habitantes de asentamientos informales localizados a las orillas del estero salado, como la cooperativa Esmeraldas Libre, pasaron momentos de angustia. Es el caso de Yaneth Moncayo, de 34 años. Ella se disponía a alistar a su hija Melissa para mandarla a la escuela, cuando la tierra empezó a temblar. "Se me viraban los palos y yo gritaba", contó, a la vez que mostraba las bases torcidas que sostienen su humilde vivienda de caña apostada sobre el estero. Agregó que no solo la asustó el crujir de los palos, sino el aguaje que había a esas horas. "Algunos pedazos de zinc (que forman una de las paredes de su vivienda) se me fueron para el agua, y yo que me voy a lanzar, si no sé nadar ni mi marido tampoco", dijo.

En el sector se formó una grieta poco profunda, que los habitantes de la zona atribuyen a la sacudida. "Todo el mundo gritaba", recordó Silvia Flores.

No hubo ottros incidentes en el Pueto Principal, aparte del reporte de una torre de electricidad que se viró a la altura de la Penitenciaría del Litoral (vía Daule) y algunas fisuras en el Hotel Doral, ubicado en el centro de la ciudad, informó Yuri de Janón, coordinador provincial de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos. Lo que sí hubo fueron falsas alarmas, como la de la caída del puente de Balzar. "Hemos llamado a nuestras unidades, hemos pedido que monitoreen, y en este momento podemos confirmar que no hay ningún puente caído", señaló Janón.

El evento sacó a la luz las ciertas debilidades existentes en materia de prevención de desastres. Se pudo constatar, por ejemplo, que la unidad coordinadora de la Secretaría de Gestión de Riesgos en Guayaquil no cuenta con personal de rescate de planta, aunque sí tiene un equipo técnico de seis personas y posee la capacidad de movilizar a otras instituciones como las Fuerzas Armadas. (DAD)

Sacudón siembra miedo en la capital


'Me desperté del susto', afirmó Sonia V. (de 30 años), moradora de la urbanización Jardines de Amagasí, ubicada en la zona norte de Quito y en donde se sintió con fuerza el sismo de ayer.

La mujer contó que su cama temblaba y la lámpara del techo de su habitación se movía. Algunos vecinos salieron de sus casas para ponerse a buen recaudo. Luego, alguno sugirió llamar a los bomberos, pero nadie se atrevió a regresar.

Alrededor de 15 moradores del sector permanecieron en la zona del parque de la urbanización, algunos de ellos incluso vistiendo pijama; otros en cambio, se preparaban para iniciar su día de labores.

Sonia aseguró que vive sola y reside en un tercer piso; transcurridas las horas, dijo no preocuparse por el asunto "por ser la primera vez" que vive un hecho de esta índole.

En tanto, moradores del barrio La Inmaculada, sector suroriental de la capital, contaron su despertar abrupto "de un sacudón". Allí también procuraron salir a la calle, produciéndose una reunión espontánea de vecinos. Uno de ellos, César Gordillo (de 52 años), apeló a su fe en Dios, mientras ingresaba de nuevo a su hogar, con el fin de prepararse para salir al centro educativo en el cual labora. (JMR)

Efectos del sismo en otras provincias del país

Ambato se lleva un susto, a siete días del sismo de 1949

A siete días del aniversario del terremoto de Ambato de 1949, los habitantes enfrentaron un momento de temor y algo de mareo.

La duración del sismo fue la mayor preocupación, según los testimonios: "Parecía un temblor más de los que siempre se viven en Ambato, pero pasaron los segundos y los muebles seguían moviéndose. Me dio mucho miedo, nunca había presenciado un sismo tan largo, luego me sentí mareado, mis hijos y esposa estaban igual", dijo Fernando Gómez (de 46 años), comerciante ambateño.

No se reportaron daños materiales. No obstante, se registró un deslizamiento de tierra que, según la Policía de Tránsito y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, no afectó mayormente, y no hubo inconvenientes a lo largo de las panamericanas norte y sur, al igual que en la vía Ambato-Guaranda. Las actividades productivas se desarrollaron con normalidad. (VCH)

Caída de objetos en cantones de la provincia de Cotopaxi

En Latacunga, el movimiento telúrico se sintió con baja intensidad, aunque prolongado; mientras que en cantones como Pujilí y Sigchos, la población reportó la caída de objetos.

A Nelly Luna, habitante del cantón Pangua, no le pasó el susto hasta ayer al mediodía. Pocos minutos antes de las 07:00 estaba en la cocina cuando todo empezó a moverse y se cayeron las cosas. Nelly apagó las hornillas para evitar algún accidente doméstico.

Ella, su esposo y demás gente del barrio salieron a la calle durante veinticinco minutos y contó que sintió dos temblores.

Su preocupación es porque Pangua tiene varias casas y la vía principal cuarteadas, a consecuencia de las fuertes lluvias. "Seguramente eso se afectó más y el Gobierno no nos ayuda. Las casas y un bus se movían y parecía que se iban al piso. De pronto es el aviso de algo, nuestro destino depende de Dios", concluyó. (PC)

Las clases se suspenden en Manabí

Mucho susto, dos casas con daños en su estructura y las clases en escuelas suspendidas, fue el resultado que el sismo de ayer dejó en la provincia de Manabí.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo informó que debido al sismo, la casa de la familia Farfán-Nieto en el barrio Cuatro de Noviembre de Manta perdió parte de su pared, que fue a parar al techo de una vivienda vecina donde estaba Rosa Laina, quien fue trasladada hasta el hospital Rodríguez Zambrano en una ambulancia.

María Elena Nieto, una de las vecinas, señaló que antes de las 07:00 todo empezó a moverse y escucharon el estruendo de la pared que caía sobre el techo de la casa afectada.

Carlos Lara, padre de familia, pidió a las autoridades de la escuela Rafael María Mendoza, suspender las clases, pues "los niños no pueden estar en ese ambiente", sostuvo. (LFV)

Susto y alarma en los edificios más altos de Riobamba

El sismo se sintió en los edificios más altos de Riobamba. Ariel Graziani, director técnico del Centro Deportivo Olmedo, quien se hospeda en un hotel céntrico, pasó más de un susto.

"No supe qué hacer, tenía la intención de salir corriendo. Ventajosamente el temblor pasó, aunque sí escuche que en los corredores hubo gente que corría", manifestó.

En el sector de San Rafael 2, al sur de la ciudad, la alarma fue intensa. Inés Heredia salió en precipitada carrera a un lugar seguro. "La casita en la que habito es una construcción antigua y se presta para que pueda ocurrir lo peor, pero dando gracias a Dios todo está bien", aseguró. Rita Reyes, moradora del sector de la Plaza Dávalos, comentó que no sintió nada. "En esta temporada vacacional uno puede dormir un poquito más y la verdad es que a eso de las 07:00 no he sentido nada", dijo. (HC)

La Amazonía revive momentos del terremoto de 1983

Momentos llenos de miedo y temor vivieron los 200 habitantes de Santa Cecilia de Villano, provincia de Pastaza, comunidad habitada por indígenas kichwas, debido al sismo que tuvo como epicentro un lugar próximo. Deysi Manya, moradora de la zona, comentó que el hecho le generó pánico. "Estaba en la cocina cuando comenzó a temblar todo, me dio mucho miedo por lo que también salí de la casa y parecía que se iba a caer. En el patio pedí protección a Dios con mis hijos", dijo. Para Dalmacio Molina (morador), este sismo le recordó al terremoto que vivió en 1983, "pero ese fue peor, porque los temblores duraron un mes. Ahora la tierra se movía durísimo", relató.

Quienes viven en esa comunidad selvática afirmaron que la fragilidad del suelo ayudó a que las construcciones puedan moverse de un lado a otro sin sufrir daños. La mayoría de casas del lugar es de madera. (EF)

Datos del instituto geofísico

El sismo de 7.2 de magnitud se produjo a las 06:54.

El epicentro fue en la provincia de Pastaza, a 70 km al noreste de su capital, Puyo, y a la misma distancia al sureste de Tena (Napo).

Los daños reportados fueron leves porque el sismo se situó a 238 kilómetros de profundidad.

En haití, el sismo de 7.3 de magnitud causó grandes destrozos, porque se produjo a 10 kilómetros de profundidad.

El sismo duró cerca de 40 segundos y se sintió en varias ciudades del país como: Santo Domingo, Puyo, Macas, Ambato, Quito, Latacunga, Cuenca, Loja, Zaruma, Machala, Esmeraldas, Guayaquil, Manta y Puerto López. También en algunas poblaciones del norte de Perú como Piura, Tarapoto, Iquitos y Moyobamba.

Está descartada la posibilidad de que se presente un tsunami en costas ecuatorianas, pues cuando los sismos se pruducen dentro del continente, no tiene capacidad de originar ese tipo de fenómenos.

Video

-Video: Periodistas sienten sismo transmitiendo en vivo
[9713]

Archivado en | Quito  |

Tags :



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad