|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 18/Octubre/1999 | 00:00

Quito. 18 oct 99. La intención del Fondo Latinoamericano de
Reservas (Flar) no es solo conceder al Ecuador una línea de
crédito especial por cien millones de dólares para enfrentar el
cierre de operaciones de comercio exterior, sino, además,
convertirse en el Fondo Monetario Latinoamericano, un ente
paralelo o sustituto del Fondo Monetario Internacional.

El objetivo de este organismo alternativo es, según el
representante del Flar, Roberto Guarnieri, "impulsar la unidad
monetaria, paso clave para consolidar la integración de América
Latina".

El experto venezolano admite que, en ese intento, la capacidad
financiera del organismo, que tiene un capital de mil millones
de dólares, podría ser superada por las crecientes necesidades
de liquidez en la región. "Nos estamos preparando para atender
esas demandas y mantener, al mismo tiempo, la estabilidad
regional. Es necesario reducir la dependencia de las
tradicionales fuentes de liquidez internacional".

Esta política es la que precisamente marca, según Guarnieri, la
diferencia entre la estabilidad y el caos.

La actuación del Flar ha sido definida en función de la
integración y sus requerimientos más allá de las interferencias
externas. Como prueba de ello resalta el crédito de 411 millones
de dólares, otorgado al Ecuador, en octubre pasado, para
enfrentar problemas de balanza de pagos."La relevancia que tiene
esta función monetaria supranacional es tal que nos hemos
propuesto convertir al Flar en el Fondo Monetario
Latinoamericano", agrega.
El establecimiento de una unión monetaria y un banco central
común son requisitos básicos para lograr ese objetivo, pues
asegura que la moneda representa la unidad política, la soberanía
y la afirmación nacional. ¿Cómo lograrlo? La primera acción es
la estabilización de las monedas nacionales. "Los países
latinoamericanos, unos más que otros, atraviesan una severa
crisis de inestabilidad monetaria".

Pero el presidente del Flar cita un hecho: "en nuestras naciones
se arraiga el convencimiento de que la estabilidad monetaria es
clave dentro de la política económica global".

Agrega que tal criterio parte de los bancos centrales y debe
extenderse a los sectores públicos y privados e incluso al
político, pese a que este último se inclina más al cortoplacismo.

La independencia del Banco Central debe complementarse con un
sistema bancario interno eficiente y con una reserva
internacional suficiente.
Es entonces cuando, según Guarnieri, debe actuar, con autoridad
y fuerza, el sistema supranacional. Por ello, resalta la
importancia crucial de contar con un organismo monetario propio
de la región, que respalde, oportunamente, a los bancos
centrales.

INFLACION

Una moneda sana, sin devaluaciones, un proceso de crecimiento
sostenido de la economía, la canalización del ahorro a la
inversión productiva y la eficiente asignación de recursos están
atadas al control de la inflación.

Para controlar el comportamiento de los precios es básico, de
acuerdo con el criterio del Flar, el respaldo de instituciones
creadas para atenuar los efectos de crisis externas, las
principales causantes del desequilibrio de la moneda.

Desde agosto del año pasado, el sucre se ha depreciado frente
al dólar en alrededor de un 200%. Este desequilibrio es, según
Guarnieri, lo que vuelve inviable el establecimiento de un
mercado común en la región, previsto para el año 2005, "meta
fijada por los mandatarios andinos". (DIARIO HOY) (P. 6-A)
[3523]

Ciudad Quito

Archivado en | Actualidad  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad