|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 09/Agosto/1999 | 00:00

Quito. 9 ago 99. El feriado bancario fue, a criterio del diputado nacional León Roldós Aguilera, una medida "de cuarto de hora" orientada a "apagar los incendios" de ciertos bancos con problemas de iliquidez. Así, agrega, la falta de credibilidad en la banca no era un conflicto "globalizado" sino que afectaba a un cierto grupo de instituciones financieras bien determinadas, es decir, "una crisis sistemática". Desde esa perspectiva, "¡no valieron la pena el feriado bancario ni la consecuente reprogramación de depósitos porque deterioraron aún más la imagen del sistema financiero nacional!". De hecho, explica el analista, si el Gobierno no hubiese decretado el congelamiento de fondos -"que realmente es una confiscación temporal del dinero de la gente"- luego del feriado bancario, el sistema financiero habría registrado una corrida inmanejable de depósitos. "Y el Gobierno puede enfrentar el retiro de capitales en sucres pero no en dólares: esos recursos se perdieron. Así lo demostró el descongelamiento parcial del 10% del dinero". Sin embargo, anota un punto favorable a la medida: detuvo la escalada de la cotización del dólar, "debido a la falta de liquidez en el mercado". Roldós opina que mucho más perjudicial para el país fue el congelamiento de fondos: "la economía decrecerá, durante este año, un 8%... el sector productivo colapsará... no habrá inversiones de ningún tipo... es una trágica injusticia que el Gobierno entregue a los bancos 25 veces más de lo que otorga a la producción por concepto de créditos". Según Roldós, las autoridades económicas comenzaron a gestar la idea del feriado bancario desde octubre y noviembre del año anterior, luego de la liquidación del Banco de Préstamos, "con el antecedente de las economías de Brasil y Argentina". El resultado fue la creación de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD). Luego, relata León Roldós, la Fundación Mediterránea visitó Quito y Guayaquil para asesorar al Ejecutivo en el tema. No obstante, continúa, "la Fundación proponía adoptar, a más del feriado bancario y el congelamiento de depósitos, la convertibilidad; pero a Mahuad le faltó audacia en ese cuarto de hora". La decisión provocó, de acuerdo con el rector de la Universidad de Guayaquil, el rompimiento con la centroderecha, representada por el Partido Social Cristiano, "que pretendía adoptar la dolarización, como variante de la convertibilidad". Además, el feriado bancario y la posterior reprogramación de depósitos tuvoieron un impacto social negativo, "cuya planilla política no quiso pagar el socialcristianismo". En términos de gobernabilidad, el feriado bancario aceleró el enfrentamiento entre Gobierno y PSC. Jurídicamente, asegura Roldós, después del levantamiento del estado de emergencia nacional, dejó sin efecto el congelamiento de fondos, "pero, ahora, el problema es que el sistema financiero no tiene dinero suficiente... esa es la realidad", asegura el único diputado Socialista del Congreso, quien, reitera que, definitivamente, "no valió la pena el feriado bancario decretado por el Gobierno del presidente Jamil Mahuad". León Roldós Guayaquileño, de 57 años, abogado, egresado de la Universidad de Guayaquil. Rector de la Universidad de Guayaquil. Diputado Nacional por el Partido Socialista. Ex vicepresidente de la República. (DIARIO HOY) (P. 3-A)

[3351]

Ciudad Quito

Archivado en | Actualidad  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

dmunoz - en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad