|    Pico y placa Quito:      |  

Publicado el 09/Febrero/2012 | 00:32

Por: Juan Jacobo Velasco
velascoj@hoy.com.ec

V debe confesar que no es muy bueno con las citas de grandes pensadores o personajes. Le pasa como con el nombre de las personas: no consigue retenerlos bien. Pero hay gente que tiene en su cabeza y en su apunte de notas una enciclopedia de citas y referencias. Eso lo redescubre gracias al libro autobiográfico de Christopher Hitchens (CH), famoso ensayista inglés que falleciera de cáncer a fines de 2011. El sabroso Hitch-22 es una revisión reflexiva sobre su vida y la gente que conociera gracias a su doble condición de poderoso intelectual y periodista de renombre. Polemista descarnado, de una prosa rica, irónica y mordaz, very English, CH no dejó títere con cabeza en sus obras -comenzando por Dios y la religión- y notas periodísticas para medios de renombre como New Statesman y The Nation, a ambos lados del Atlántico.

Lo que le llamó la atención a V, aparte del nutrido bagaje de referencias a la élite política y cultural de los últimos 40 años, fue el matiz sobrio de citas que reafirmaban el zeitgeist o espíritu de época en el que vivía CH. Y de cómo su visión de la historia y la política fue transmutando desde el radicalismo de su condición de internacional socialista inglés que había estudiado en el Balliol College de Oxford, al escéptico intelectual que aborda el sentido de la historia desde la miasma de las contradicciones. El resultado fue un sinuoso camino entre el deseo de cambiar al mundo y la (dis)funcionalidad de ese mundo en la práctica, así como el sentido de unos valores esenciales.

Un principio que resalta CH es la libertad, sobre todo en prensa. Hay dos citas reveladoras. Una, en que Rosa Luxemburg le dice a Lenin que el derecho de la libertad de expresión no tenía sentido si no era el derecho de "la persona que piensa de otra manera". Y la otra, en que el intelectual de izquierda Conor Cruise reflexiona: "Al margen de lo que argumentase, estaba más profundamente unido a conceptos liberales de la libertad -libertad de expresión y libertad de prensa, libertad de cátedra, opiniones y juicios independientes- que a la idea de un partido disciplinado que movilizara todas las fuerzas de la sociedad para la creación de un orden social que garantizase una libertad más real para todos en vez de para solo unos pocos. Esa idea revolucionaria me parecía más inmediatamente relevante para la mayor parte de la humanidad que las ideas liberales. Pero eran lo conceptos liberales y su importancia a largo plazo -aunque no el nombre de liberal- los que inspiraban mi lealtad".

En los casos en que le tocó reportar sobre regímenes autoritarios de todos los colores, sabores y continentes durante las últimas cuatro décadas, la nota distintiva tenía que ver con la denuncia de violaciones a los DDHH y a la libre prensa. CH apunta a la defensa de estos principios a la hora de generar avances en las sociedades. V coincide en ese blanco. Y en el encanto y el valor de las citas de CH.
[2980]

Archivado en | Opinión  | Perspectivas HOY impreso 

Tags : Juan Jacobo Velasco 



Actualizado por

1

cmero - en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad