El crédito 5-5-5 del banco de fomento aún "no es de todos"

La propuesta es atender a 1 millón de beneficiarios. en 2007 se otorgaron 28 569 préstamos; en lo que va de 2008, 13 257

Microempresarios aún no ven el crédito para los emprendedores

El proyecto fue impulsado por la Cámara de este sector productivo y el convenio se firmó en las postrimerías del Gobierno de Palacio





Los sujetos de crédito son las personas relacionadas con la producción. En la foto, una panadería artesanal de Quito

El crédito 5-5-5 ($5 000, al 5% de interés pagaderos en un plazo de cinco años) es un proyecto impulsado por la Cámara de Microempresarios que se concretó en un convenio firmado el 4 de diciembre de 2006, en la postrimería del Gobierno de Alfredo Palacio.

Lo indicado consta en un documento suscrito por el gerente general del Banco Nacional de Fomento (BNF) de la época, Augusto Bueno, y el presidente de la Cámara Nacional de Microempresas, Wilfrido Ruiz. El crédito 5-5-5 es una línea específica, pues el convenio contempla otros préstamos de hasta $20 mil, con plazos de uno a cuatro años sin período de gracia.

Sobre el plan 5-5-5, en el convenio de 2006 se establece que el aporte del BNF es de hasta el 90% y el aporte del cliente es del 10%. Asimismo, define como sujeto de crédito a las personas naturales o jurídicas privadas, legalmente constituidas, relacionadas con la producción, comercio y servicio de bienes. Lo mismo consta en un tríptico del BNF de esta administración.

Los préstamos que otorgaba el BNF a este sector productivo se suspendieron en el Gobierno de Lucio Gutiérrez (enero de 2003-abril de 2005) cuenta el presidente de la Cámara, al señalar que en 2001 esa organización logró que las autoridades económicas asignaran $7 millones al fondo de crédito de la microempresa. “A veces nos daban los préstamos y otras no... ahora ya no nos dan”, manifestó el dirigente.

Además, sostiene que al inicio del actual Gobierno, el presidente Rafael Correa retomó la propuesta del crédito 5-5-5, por tratarse de un mecanismo que impulsa el desarrollo del aparato productivo, “pero desde la Cámara no hemos usado ese servicio, no hemos sido beneficiados”, aseguró Ruiz, al señalar que su gremio agrupa a 194 cámaras cantonales y 103 mil afiliados a escala nacional.

Según el dirigente, esto obedece a que el plan 5-5-5 empieza con la entrega de $500 a tres meses de plazo, luego son $1 000 a un año y posteriormente,
$3 000 a tres años; solo después de ese proceso se puede alcanzar el crédito denominado 5-5-5.

Ruiz añadió que el BNF no distingue entre un microcrédito y un crédito para la microempresa, de ahí que actualmente “este microcrédito (5-5-5) es para cualquier cosa, cuando debería orientarse a los sectores de alimentos, confecciones, calzado, metalmecánica...” (SR/AA)

"El plan está en ejecución desde hace 15 meses"

El presidente lo anunció en abril de 2007, en mayo se hizo el lanzamiento y se lo aplica desde junio de ese año

El 2 de abril de 2007, el presidente Rafael Correa presentó el plan económico del Gobierno en un hotel de Guayaquil.

Allí se refirió al incremento del bono de desarrollo humano de $15 a $30 mensuales y anunció la concesión de los créditos 5-5-5 para emprendimientos productivos.

Según se dijo por esos días, el objetivo del plan 5-5-5 es apoyar las economías populares, tales como los microempresarios, comerciantes informales, agricultores y artesanos.

Para mayo del año anterior se hizo el lanzamiento oficial del programa. El ex presidente del BNF, Galo Naula, confirmó que el plan se desarrolla desde hace 15 meses. El gerente del banco era el actual ministro de Agricultura, Walter Poveda.

Naula estuvo en el cargo hasta junio de este año, cuando fue reemplazado por Otto Suárez. Antes de su salida, el presidente lo criticó por la falta de agilidad en la entrega de los créditos. El actual gerente general del BNF es Edgardo Mármol. (SR/AA)

Gerente dice que hay plata para atender la demanda

Desde el inicio del programa, el Banco Nacional de Fomento ha atendido 41 826 operaciones de crédito





Estadísticas del BNF señalan que hasta el 13 de julio de este año se han registrado 41 826 operaciones de crédito, correspondientes al plan 5-5-5.
Desde el inicio del programa hasta diciembre de 2007, el BNF otorgó 28 569 préstamos, con un monto de $104 580 345.

En el cuadro constan las operaciones y el total desembolsado desde cuando el Gobierno actual dio vía libre al plan hasta el 13 de julio del presente año.

El gerente del BNF, Edgardo Mármol, aseguró que el Gobierno ha asignado los fondos suficientes para que la institución pueda otorgar este tipo de créditos, pero evitó dar cifras.

En cuanto a los plazos del programa, dijo que no hay una fecha límite y que se mantendrá vigente mientras haya la decisión política del presidente Rafael Correa “de atender a las clases más necesitadas con créditos de bajo costo”. (SR/AA)

Los funcionarios prefieren hablar de "microfinanzas"

El actual gerente de la institución, Edgardo Mármol, dice que el 5-5-5 es un crédito "prácticamente subsidiado"

El actual gerente del BNF, Edgardo Mármol, y el ex presidente de la institución, Galo Naula, manifiestan que el plan 5-5-5 incluye los créditos que van de $2 001 a $5 000.

Ambos señalan que este tipo de préstamos y otros, cuyos montos van de $100 a $2 000, entran en la categoría denominada “microcrédito”.

El gerente del banco, Edgardo Mármol, quien se halla en el cargo desde el pasado 14 de julio, no se refiere específicamente a la línea de crédito 5-5-5. El funcionario prefiere hablar de rubros de inversión: cultivos agrícolas, ganadería, maquinaria agrícola, pequeña industria artesanal, actividad comercial y servicios, y consumo.

Sobre el plan 5-5-5, menciona que se trata de préstamos “prácticamente subsidiados” que persiguen motivar a la gente para que produzca. Por eso, Mármol tiene fe en otro tipo de crédito, con tasas de interés del 10% al 12%, enfocado a una producción de mayor escala; “ese es el que va a levantar la economía del país”, enfatiza.

Así las cosas, el gerente presenta cifras generales sobre los créditos otorgados durante el actual Gobierno. Dice que se ha desembolsado $460 millones, de los cuales alrededor de $200 millones corresponden al microcrédito. Agrega que se han beneficiado 180 mil clientes de todos los sectores.

Asímismo, señala que el banco firmó un convenio con la Federación de Taxistas (como parte del plan 5-5-5), para otorgarles préstamos de $700 a $1 000, para el cambio de la matriz energética de gasolina a gas. “Este es un crédito directo del BNF”, indica. En cambio, para la renovación del parque automotor de ese sector del transporte, la institución solo se ocupa de la calificación de los préstamos, que luego de ese proceso son concedidos por la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Mármol añade que en los últimos meses de este año se espera colocar $500 millones en todas las líneas de crédito.

Por ello, puntualiza que le espera un árduo trabajo, ya que en los primeros meses de 2008 no fue posible hacerlo por el problema de las inundaciones.

Por su parte, el ex presidente del BNF, Galo Naula, dice que la programación del microcrédito (préstamos 5-5-5 y los que van de $100 a $2 000) se hizo con un estudio sobre los potenciales beneficiarios, que eran alrededor de 3 millones de personas. De allí se realizó una proyección hasta definir que en el período de Gobierno del presidente Rafael Correa se atendería a 1 millón de personas.

De ese total, el Banco ha otorgado microcréditos solo al 15% de potenciales beneficiarios. Naula atribuye el bajo porcentaje de operaciones al hecho de que la institución tenía una plataforma informática obsoleta. Sin embargo, “actualmente el banco cuenta con un software de mayor capacidad, lo que permitirá atender a muchas más personas”, anota.

Este año, el BNF tiene varias fuentes para financiar los microcréditos: $235 millones de los fondos Cereps, $40 millones del SOTE (Sistema de Oleoducto Transecuatoriano) y una inyección de $100 millones del Ministerio de Economía, sostiene el ex presidente.

Para finalizar, Naula asegura que durante su gestión (hasta junio de este año) se realizaron 280 mil operaciones de microcrédito; el ex funcionario no hace una separación de cifras sobre el plan 5-5-5. (SR/AA)

Gerente ofrece mejorar los servicios

El gerente indica que el banco todavía no está preparado para atender la demanda de clientes que desearía el presidente Rafael Correa. En esta época el BNF se halla en una etapa de preparación para poder entregar los préstamos al mayor número de personas posible. Esto, porque la institución tenía una estructura antigua "muy venida a menos", según Mármol.

Naula: "Es inevitable desvío del crédito"

El ex presidente del BNF, Galo Naula, sostiene que es inevitable el desvío de algunos créditos. Esto, porque algunos beneficiarios podrían haberlos utilizado en cancelar deudas, adquirir vehículos o en cualquier otra actividad distinta al ámbito productivo.

"BNF aún no da créditos a los taxistas"

El presidente de la Federación Nacional de Taxistas (Fedetaxis), Jorge Calderón, asegura que el BNF aún no ha entregado créditos para la conversión del sistema de gasolina a gas licuado de petróleo (GLP), en los vehículos de sus agremiados.

Esto, porque recién se hallan en la fase de cumplimiento de los requisitos que exige la institución para entregar préstamos de hasta $1 000. Estos créditos forman parte del plan 5-5-5 del Banco de Fomento.

Mediante un oficio del pasado 26 de marzo, el vicepresidente de Petrocomercial, Fabián Rueda, explicó que los afiliados a Fedetaxis que adquieran los cilindros estacionarios de GLP de 20 kilogramos, equipados con sus respectivos sistemas de conversión, deben depositar, antes de la entrega, de contado y en efectivo, el valor total del equipo en la cuenta bancaria de esa filial de Petroecuador.

Según Calderón, el costo de los equipos supera los $660 y su instalación tiene un costo de $160 a $200.

El dirigente añade que el plan piloto está listo para ser implementado en la provincia del Guayas, en los próximos meses se lo desarrollará en Manabí, luego será en Pichincha y, poco a poco se extenderá a todo el país.

Sobre los créditos para la renovación del parque automotor, de cuenta de la CFN, dice que se han otorgado alrededor de 600 a escala nacional. (SR/AA)

Cifras del BNF en lo que va del Gobierno del presidente Rafael Correa





El gráfico contiene las cifras sobre las operaciones y el monto de la totalidad de créditos otorgados por el BNF entre 2007 y junio de 2008. Esto incluye los microcréditos, los préstamos de producción y los de desarrollo humano, según las estadísticas del BNF. (SR/AA)

"El gobierno miente a los microempresarios"

Con una tasa del 32% el Banco Central limitó la capacidad de asistencia técnica privada





El ex gerente del Banco Solidario, Santiago Rivadeneira, sostiene que el plan 5-5-5 es una medida de corte populista, porque no hay asistencia técnica

El ex gerente del Banco Solidario, Santiago Rivadeneira, sostiene que no es verdad que el plan 5-5-5 ayude a convertirse a los beneficiarios en entes productivos, porque este tipo de crédito es otorgado a los beneficiarios del bono de desarrollo humano, sin ninguna asistencia técnica.

En efecto, en abril de 2007, durante la presentación del Plan Económico del Gobierno, el presidente Rafael Correa dijo que esta línea de crédito está dirigida a los beneficiarios del bono, que subió de $15 a $30.

“En cambio, al resto, a los microempresarios les mintieron y no les dieron el crédito”, manifiesta el entrevistado.

Según Rivadeneira, el Gobierno estableció el programa con el argumento de que la tasa de los microcréditos, fijada en 32%, no es aceptable para los microempresarios. También eliminó las comisiones por la asistencia que se da al cliente para que obtenga el crédito sin necesidad de que acuda al banco y por la asesoría permanente en sus lugares de trabajo.

La diferencia está en que el BNF no otorga ningún tipo de asistencia en la entrega del 5-5-5 ni enseña al cliente a manejar financieramente su negocio, por tanto, no es de extrañar que a la postre no pueda pagar el crédito, anota Rivadeneira.

El ex banquero explica que un operador de microfinanzas construye historia con el beneficiario del microcrédito; luego de que el préstamo es pagado, vienen nuevos microcréditos por montos mayores “y así se construye un proceso de largo plazo en que se forma al microempresario”.

Para Rivadeneira, la medida fue de corte “populista” porque los microempresarios destruyeron la relación que mantenían con los operadores de microfinanzas privados y se fueron al BNF tentados por la tasa del 5% de interés y el plazo de cinco años. Pero como allí no hubo los créditos porque estaban destinados a los beneficiarios del bono de desarrollo humano, perdieron por partida doble.

Ahora el problema es que la tasa del 32% para el microcrédito fijada por el Banco Central (según el entrevistado “lo hace a dedo, no técnicamente”), limita la capacidad de asistencia técnica de los operadores de microfinanzas a los más pobres, porque en esas condiciones es difícil financiar un crédito. Por tanto, sin el BNF y sin operador no les quedaría más que recurrir a la usura.

Rivadeneira añade que el Premio Nóbel de la Paz 2006, Muhammad Yunus, reconocido por entregar microcréditos a los pobres, cuando visitó el país el año pasado dijo que a los pobres no hay que darles subsidios sino asistirlos con operadores privados para que aprendan a producir. “Acá hicieron exactamente lo contrario”, dice. (VG/AA)

EL BNF "se da el lujo" de tener una mora del 15%





Los índices serían consecuencia de no tener asegurado un mecanismo de cobro de los microcréditos

Los índices de morosidad del BNF en la cartera de microempresa se ubicaron en el 15,99% al 31 de mayo y en el 14,86% al 30 de junio de este año, según datos de la Superintendencia de Bancos (ver cuadro con los porcentajes desde junio de 2007).

En la misma rama, la banca privada tiene índices del 2%, según Rivadeneira. (VG/AA)

PUNTO DE VISTA

¿Otra oferta populista?

Como lo recuerda Santiago Rivadeneira, en su visita al Ecuador, el Premio Nobel de la Paz 2006, Mohamed Yunus, -denominado como el "banquero de los pobres" por su emprendimiento en los microcréditos en varias partes del mundo- le pidió al presidente Correa que el Estado, es decir el BNF o CFN, no se meta a hacer microcrédito y peor aún a fijar las tasas.

Pero el Gobierno ha ido en la dirección contraria. Los denominados créditos 5-5-5, iniciados sin éxito en el Gobierno de Alfredo Palacio, parecen tener más relación con ofertas populistas que con apoyar efectivamente a las economías populares, tales como los microempresarios, comerciantes informales, agricultores...

Solo las cifras de entrega de créditos dan cuenta del fracaso hasta el momento del proyecto: la propuesta es atender a 1 millón de beneficiarios, pero en 2007 se otorgaron 28 569 préstamos, y en lo que va de 2008, 13 257, es decir menos de 42 mil créditos, ni el 5% de lo proyectado.

Quedan más dudas cuando el gerente del BNF, Edgardo Mármol, no habla de montos, pero dice que se han asignado "los fondos suficientes" para la entrega de créditos; tampoco se establecen plazos. Además, llama también la atención sobre el horizonte que tiene el Gobierno respecto al tema, que el ex presidente del BNF, Galo Naula, no se refiere específicamente a la línea de crédito 5-5-5. El ex funcionario prefiere hablar de rubros de inversión: cultivos agrícolas, ganadería, maquinaria agrícola, pequeña industria artesanal, actividad comercial y servicios; y consumo.

Finalmente, el plan 5-5-5 no parece estar dirigido a convertir a los beneficiarios en entes productivos, pues -también lo recuerda Rivadeneria- este tipo de crédito es otorgado a los beneficiarios del bono de desarrollo humano, "sin ningún tipo de asistencia al cliente para manejar financieramente su negocio; por tanto no es de extrañar que a la postre no pueda pagar el crédito”". (PBM)