Una de las medidas que adoptará el Gobierno ecuatoriano ante la crisis económica de Estados Unidos es el fortalecimiento de la supervisión de las entidades financieras, según la superintendente de Bancos y Seguros de Ecuador, Gloria Sabando.

"Aunque este problema no nos afecta de forma inmediata hay que tomar medidas para evitar futuras crisis. Por eso, la Superintendencia de Bancos fortalece la supervisión de las entidades financieras", precisó Sabando.

Dentro de ese fortalecimiento, la Superintendencia revisó el 90% de los activos de riesgo de las instituciones crediticias del país y señaló que el sistema financiero estaba en el "limite de lo que la ley determina".

Sabando informó de que esa revisión permitió determinar "falencias en la administración" de la cooperativa Mutualista Benalcázar, lo que ocasionó el cierre de esa institución en mayo pasado y posteriormente el traspaso de las cuentas a otra entidad financiera.

Insistió en que "hay una constante supervisión del manejo de la liquidez de los bancos" en la que se encontraron "excesos de fondos depositados en el exterior por las instituciones financieras nacionales".

De todos modos, precisó que "hay dinero suficiente para que las instituciones locales operen sin problemas".

La semana pasada, Patricio Peña, presidente de la Federación Iberoamericana de Bolsas, aseguró que la crisis de Estados Unidos afectará a los países de la región, incluido Ecuador, pero no la desestabilizará. (EFE)