|    Pico y placa Quito:  5-6    |  

Publicado el 29/Mayo/1998 | 00:00

Guayaquil. 29 may 98. Un día como hoy, en 1936, el encargado
del Mando Supremo de la República, Federico Páez, estableció
la celebración del Día de la Ciencia en recordación de la
llegada de la Misión Geodésica Francesa a la Real Audiencia de
Quito en 1736.

Si bien es cierto que en el país el día clásico de la ciencia
pasa inadvertido incluso para las personas dedicadas a esta
tarea, actualmente son muchos los esfuerzos que se hacen para
desarrollarla.

El incipiente desarrollo científico del Ecuador tuvo un
impulso significativo en 1996 con la entrega de un crédito de
US$ 30 millones -unos 156 mil millones de sucres al tipo de
cambio actual- a la Fundación para la Ciencia y la Tecnología
(Fundacyt), otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo
(BID) con una contraparte nacional de 4 millones de dólares.

El Director Técnico y Científico de Fundacyt, Dr. Fernando
Ortiz, explicó que el crédito, cuya totalidad será entregada
en partes hasta 1999, está siendo invertido en programas de
diversas áreas.

Según detalló se está invirtiendo en: 50 proyectos de
investigación y desarrollo de servicios de ciencia y
tecnología (US$ 8,7 millones), 7 programas de infraestructura
(US$ 3,5 millones), 30 proyectos en el sector privado (US$ 1,6
millones), capacitación de 125 personas en el exterior (US$
4,9 millones), fortalecimiento institucional (US$ 2,6
millones) y costos administrativos (US$ 6,5 millones).

Fundacyt es el órgano privado ejecutor de la política
científica y tecnológica a nivel nacional y su directiva la
integran delegados de la Academia Nacional de Ciencias,
universidades, sector privado y estatal, y está adscrita al
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de la
Vicepresidencia de la República.

Becas en el exterior

Ortiz destacó que uno de los proyectos que está comenzando a
dar resultados es el de la capacitación, que consiste en becas
para el exterior que se otorgan a los estudiantes
universitarios más brillantes del país, para que puedan hacer
posgrados o masterados.

Dijo que al momento han regresado de hacer sus posgrados 18
estudiantes, quienes están poniendo al servicio de la sociedad
todo lo aprendido en los empleos conseguidos por sus propias
universidades.

La posibilidad de viajar les proporciona a los universitarios
ecuatorianos la oportunidad de ponerse al día en lo que a
ciencia y tecnología se refiere e importar estos
conocimientos.

"Es por eso que los convenios contemplan una cláusula que les
impide a los estudiantes quedarse trabajando fuera del país,
porque justamente queremos que se evite lo que siempre ha
ocurrido, que los mejores cerebros se van a producir en países
donde se reconoce su trabajo", añadió.

Indicó que los interesados en acceder a las becas deben ser
excelentes alumnos y estar auspiciados por sus universidades,
instituciones que adquieren el compromiso de proporcionarles
un trabajo a su regreso.

Los becarios son seleccionados de manera muy rigurosa, la
compañía norteamericana Laspau, de la Universidad de Harvard,
se encarga de tomarle las pruebas y enviar los resultados por
Internet.

Aseguró que la Escuela Superior Politécnica del Litoral
(Espol) es la que más gente ha enviado a capacitarse
científica y técnicamente en el exterior mediante este
sistema.

Ortiz refirió que el apoyo que se recibe desde 1996 es
importante pero que se necesitan recursos permanentes para que
la ciencia y la tecnología se desarrollen a la par con el
resto del mundo, "pues pese a los esfuerzos estamos a la cola
en relación con países latinoamericanos como Colombia, Perú e
incluso Bolivia, que han logrado buenos niveles gracias al
apoyo estatal".

Subrayó que se está gestionando una segunda línea de crédito
porque la existente solo abastecerá hasta 1999.

Además dijo que es pertinente que el Gobierno rescate la
opinión de los científicos en las decisiones trascendentales
del país, porque con sus conocimientos actuales de ciencia y
tecnología, ellos serían los más indicados para orientar el
camino a seguir en busca del desarrollo.

Buscan mayor apoyo

Aparte de la Fundacyt existe también la Comunidad Científica
Ecuatoriana-Academia Nacional de Ciencias (1985), que es un
órgano académico de alto nivel integrado por 150 científicos
de todo el país, que lograron ingresar a la entidad después de
presentar un trabajo de investigación inédito en la temática
de su especialidad.

Esta entidad tiene tres áreas científicas determinadas:
Biológicas Naturales y de la Salud, Humanas y Sociales, y
Exactas e Ingeniería.

El Dr. Claudio Cañizárez, Presidente de la Comunidad
Científica Ecuatoriana, señaló que uno de sus principales
objetivos es lograr que el Estado reconozca con la
denominación de científicos a quienes por años se han dedicado
a esta actividad y han aportado sus conocimientos, los que
muchas veces gozan del respeto y la aceptación de comunidades
científicas internacionales pero no han tenido la misma suerte
en su país de origen.

Asimismo consideró que el Estado debe destinar partidas al
desarrollo de la investigación científica y tecnológica de la
que puedan hacer uso los científicos reconocidos y las
universidades que tendrían que ser las instituciones
encargadas de estimular los proyectos investigativos en la
juventud.

Esta entidad acaba de propiciar la estructuración del
Instituto de Academias del Ecuador, que asocia los entes
nacionales de la Lengua, de Historia, de Educación y de
Medicina, para lograr mayor representación científica, según
explicó Cañizárez.

La Comunidad publica cada dos años su revista Acta científica
ecuatoriana, en la que se presentan trabajos originales de
miembros nuevos y antiguos.

Actividades a realizarse

El Director Técnico y Científico de Fundacyt, Dr. Fernando
Ortiz, anotó que los científicos no celebran el Día de la
Ciencia, sin embargo el año pasado Fundacyt tuvo la iniciativa
de realizar la I Feria Juvenil de Ciencia y Tecnología en
Pichincha, que resultó bastante exitosa.

De entre los expositores se premió un proyecto de los
estudiantes del colegio universitario Manuel María Sánchez,
que consistió en un original aparato proyector de láminas
opacas que actualmente se está patentando.

Este año se efectuará en octubre o noviembre la segunda feria
de este tipo en Guayas, que está siendo organizada por las
universidades de Guayaquil y de Especialidades Espíritu Santo,
"esta es una buena oportunidad para que los colegiales
presenten sus proyectos e iniciativas".

Por su parte, la Comunidad Científica Ecuatoriana-Academia
Nacional de Ciencias tiene programado realizar su V Congreso
Nacional de Ciencias, encuentro que se cumple bianualmente.

La sede de este evento también será Guayaquil, la organización
estará a cargo del Vicepresidente de la entidad, Ing.
Gaudencio Zurita, y se desarrollará en el campus politécnico
de La Prosperina.

Proyectos investigativos

Por medio de la Fundacyt se están desarrollando proyectos
investigativos tales como: monitoreo de fauna en el Oriente
para el cultivo del árbol chuncho, que es muy útil para la
construcción de viviendas y embarcaciones; ingeniería
estructural con énfasis en vivienda antisísmica de interés
social; ingenierías y procesos industriales; medio ambiente y
recursos naturales; ciencia y tecnología de los alimentos;
materias primas y minerales.

El Dr. Fernando Ortiz, Director Técnico y Científico de
Fundacyt, dijo que el beneficio de hacer ciencia en el país es
que se evita que "nos vendan chatarras, podemos ser capaces de
tomar decisiones inteligentes que le convengan al país y que
nos permitan competir en el mercado global".

Además se está construyendo y equipando un Centro de
Biomedicina en la Universidad Central de Quito, y se acaba de
firmar un convenio para investigaciones en biotecnología y
biología molecular con la Universidad Católica de Santiago de
Guayaquil.

Se estudian también nuevas formas de sembrar chochos,
mejoramiento del ganado caprino, evaluación de impacto en la
salud de los que trabajan con plomo; e intentan crear una
tecnología para volver al parto vertical, incluso se están
haciendo los muebles apropiados para esto, puesto que lo
consideran que es menos peligroso para la madre y el niño que
un parto horizontal.

Se investiga asimismo cómo utilizar aisladores de porcelana
con materia prima nacional, cómo disminuir las pérdidas en las
cosechas de frutas y hortalizas, y la calidad de agua en la
cuenca del río Taura, entre otros. (Texto tomado de El
Universo)
[8654]

Ciudad Guayaquil

Archivado en | Actualidad  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad