El Ejército tendrá, hasta la próxima semana, una nueva estructura de mando cuando terminen los procesos de calificación de generales de brigada y de coroneles.
Hasta ayer, con el ascenso a generales de Brigada de cuatro coroneles, el Ejército tenía 17 oficiales con el rango de general: tres de División y 14 de Brigada.
Un consejo supremo de generales calificó ayer por la tarde a dos generales de Brigada que subieron al penúltimo peldaño del Ejército: general de División. Los nuevos generales son: Néstor Vega, de 51 años, y Nelson Enríquez, de 56 años.
En tanto, el jueves próximo termina el plazo para que presenten sus impugnaciones los coroneles de la promoción de 1972 que no ascendieron, a partir de lo cual el Consejo de Generales decidirá.
La Ley de Personal de las FFAA prevé un plazo de cinco días hábiles para apelar. En el caso de la calificación de los cinco generales, ese plazo vencería el lunes próximo.
El Consejo Supremo de Generales que evaluó a los cinco generales estuvo integrado por el jefe del Comando Conjunto, vicealmirante Manuel Zapater, el comandante de la Marina, vicealmirante Héctor Holguín, y el comandante del Ejército, Jorge Zurita. No lo integró el ministro de Defensa. (LB)