Las esposas de Gilmar Gutiérrez, Ximena Elizabeth Núñez, y de Fausto Cobo, Emperatriz Augusta Delgado, presentaron una denuncia contra el presidente Alfredo Palacio.

Al mediodía de ayer, acudieron a la Fiscalía General para acusar al jefe de Estado de atentar contra las libertades constitucionales, abuso y malversación.

Esos delitos se habrían cometido durante el último traslado de cárcel del ex diputado de Sociedad Patriótica y del ex secretario de la Administración Pública, el 20 de enero último.

Ese día, entre las 20:00 y las 21:00, Gutiérrez y Cobo fueron llevados del Centro de Rehabilitación Social No 4 a la cárcel de Santo Domingo de los Colorados.

Dieciséis días antes, en cambio, ambos ex colaboradores del régimen ‘gutierrista’ y Lucio Gutiérrez fueron trasladados a la Cárcel 4 luego de cumplir casi tres meses de prisión preventiva en el ex penal García Moreno.

Según las denunciantes, el cambio de prisiones se ejecutó sin exhibición de una orden de traslado por escrito.
Además, en Santo Domingo de los Colorados, se impidió toda comunicación entre los detenidos y sus abogados.

De allí que manifestaron que esas irregularidades fueron cometidas, también, por el ministro de Gobierno, Alfredo Castillo; el comandante de la Policía, José Vinueza; el director nacional de Rehabilitación Social, Marco González; la directora de la Cárcel 4, Mónica Almeida, y el subsecretario de Gobierno, Felipe Vega.

A decir de Núñez y Delgado, Vega habría impuesto la propuesta de traslado de Gilmar y Cobo durante el Consejo Nacional de Rehabilitación Social del viernes último.

De su parte, la Fiscalía hizo el reconocimiento sin juramento de las firmas y rúbricas de la denuncia de las esposas de los ex funcionarios de Gutiérrez, quienes están imputados por atentar contra la seguridad interna del Estado.

En las próximas horas está previsto que la misma denuncia se oficialice ante la Defensoría del Pueblo.

Alfonso Ortiz Cobo, del Comité Ecuatoriano de Derechos Humanos, debe dar su testimonio sobre los supuestos excesos del traslado de Lucio Gutiérrez, el 4 de enero último.