Crimen

Familiares y amigos de María Fernanda Fernández, joven asesinada a golpes de martillo, se concentraron desde las 07:30 de ayer en los exteriores de la Corte de Justicia de Guayaquil para vigilar la audiencia de formulación de cargos contra Roberto Campos Crespo, exnovio de Fernández y principal sospechoso del crimen.

La joven, de 21 años, fue encontrada muerta en el interior del departamento de su expareja de 39 años, ubicada en la ciudadela Urdesa, la noche del 4 de octubre anterior. Ambos mantuvieron una relación sentimental de cuatro meses que terminó en abril. Según la denuncia de María Flores, madre de la joven, Campos Crespo la buscaba y celaba pese a que ya había terminado su relación.

El caso cayó en manos del fiscal Enry Bazurto, quien inició la instrucción fiscal la mañana de ayer contra el procesado. En audiencia con el titular del Juzgado Primero de lo Penal de Guayas, Ángel Rubio Game, Bazurto pidió que se dicte prisión preventiva. Antes, pesaba contra Campos una orden de detención para investigaciones.

"Consideramos que es el primer paso para la obtención de justicia total", comentó Cristian Flores, tío de la víctima.

"Esta orden de prisión preventiva ya nos permite tener contacto con Interpol en el caso de que el individuo quiera salir del país o ya se encuentre afuera", agregó Flores.

Roberto Campos Crespo fue incluído en la lista de los delincuentes "más buscados" del Guayas. (DAD)