Por trámites burocráticos, 366 vehículos permanecen desde hace tres años a la interperie. Ya fueron dados de baja

Desde hace tres años en un terreno de 120 m 2 de la Policía de Tránsito de Quitumbe, en el sur de Quito, permanecen 106 motos y 260 vehículos (entre camionetas, blazers, buses y 4x4). Estos pertenecen a la Dirección Nacional de Tránsito (DNT) y han sido dados de baja.

En la primera fila se divisan cuatro vehículos uno a lado de otro. El césped crecido rodea a gran parte de ellos, incluso se incrusta por su interior y entre los asientos.

La mayoría están enumerados y en el parabrisas con pintura blanca se resaltan los valores que van de $200 a $3000. Las puertas están selladas con cinta de embalaje para evitar su uso.

En la parte posterior del terreno se encuentran filas de motos deterioradas, algunas de sus partes lucen oxidadas, los asientos y manubrios tienen tierra y arbustos.

Jimmy Calero, jefe de Tránsito de Quitumbe, indicó que parte de los vehículos serán sometidos a remate en un mes, después de cumplir siete años de vida útil, cuando lo normal son cinco.

Sin embargo, en la DNT señalaron que las motos y los vehículos son de 2004 y 2005. Los buses son de 1992.

Los que presentan un estado deplorable se harán chatarra. Agregó que los vehículos son dados de baja cuando el gasto de reparación del automotor es mayor a su precio, debido al mal estado en el que se encuentra.

El proceso del remate será a martillo, es decir los interesados en adquirir un vehículo usado podrán proponer un valor, en relación al precio base establecido.

"Tres años tomó el proceso administrativo para dar de baja a los vehículos. Ahora solo falta la aprobación de las improntas para realizar el remate, que será certificado por un fiscalizador y un juez", añadió.

Ello evitará problemas a los nuevos propietarios al momento de matricular los vehículos, en el caso de que los reparen.

Fabián Colla, suboficial de Tránsito, manifestó que tanto los autos como las motos con algunos arreglos podrían servir para quien los necesite a diario, pero no para el servicio de patrullaje que está activo las 24 horas. Otros los adquieren para utilizar o comercializar sus piezas.

Al momento, tres oficiales realizan turnos de ocho horas cada uno para vigilar los vehículos y evitar pérdidas de llantas, repuestos, neumáticos y partes de los automotores.

Juan Zapata, vocero de la DNT, señaló que lo que se espera recaudar en el remate serán alrededor de $330 mil. Podrá participar cualquier ciudadano, excepto quienes pertenezcan a la DNT.

Hace dos semanas la DNT ya realizó un primer remate de vehículos usados. (MDA)